Browsing articles in "Ortomolecular"
Nov 20, 2018

Reparar la mucosa gástrica y vencer al Helicobacter Pylori sin antibióticos

mucosa gastrica, estómago

La acidez del estómago es beneficiosa al actuar como una defensa primaria contra las infecciones y como ayuda en las primeras fases de la digestión. El cuerpo protege sus propios tejidos delicados del ácido del estómago con sistemas que requieren un equilibrio preciso.

El mecanismo de defensa más importante lo forman las células parietales. Estas células tapizan el revestimiento del estómago, segregando una capa gruesa de mucosidad protectora. Sin embargo, si las defensas naturales del cuerpo contra los ácidos estomacales se rompen, puede provocar trastornos estomacales como la gastritis y la úlcera péptica.

La gastritis es la inflamación de las paredes que forman el revestimiento del estómago. No siempre produce síntomas, pero cuando surgen, pueden incluir dolor abdominal, náuseas, vómitos e indigestión. Si bien este proceso puede desencadenarse por una gran cantidad de factores, una de las causas más comunes es la infección con la bacteria H. pylori.

 Helicobacter Pylori es una causa importante de trastornos estomacales e intestinales, tales como úlceras estomacales y duodenales (el comienzo del intestino delgado), gastritis y cáncer de estómago.

Con el tiempo, H. pylori erosiona la barrera esencial de la mucosa, dejando el tejido del estómago y del intestino delgado debilitado y expuesto a los fuertes ácidos que se producen al comer y digerir. Una vez incrustada en el revestimiento mucoso, esta bacteria provoca  una afluencia de células inflamatorias del sistema inmune al secretar poderosos «factores de virulencia» (moléculas producidas por los patógenos).

Estas proteínas bacterianas bloquean la función normal de ciertas células inmunitarias, al tiempo que aumentan la producción de radicales libres,  y estimulan a otro grupo de las células inmunes para producir citoquinas inflamatorias (mensajeras encargadas de transmitir la señal a nuevas células inflamatorias para que acudan a esa zona. H. pylori puede tratarse eficazmente con antibióticos. Sin embargo, existe evidencia convincente de que la combinación única del mineral zinccon el péptido carnosina derivado de aminoácidos, proporciona acciones efectivas contra H. pylori y restaura de forma segura la salud del estómago.

La suplementación con zinc ha demostrado durante mucho tiempo que proporciona efectos gastroprotectores y el nutriente carnosina puede aumentar aún más estos efectos. Un suplemento de Zinc-carnosina  nos permite un enfoque integral para abordar problemas estomacales como la gastritis y las úlceras pépticas.

Para empezar, elimina la fuente del problema al acelerar la erradicación de H. pylori. También se ha demostrado que neutraliza los radicales libres y reduce la inflamación. Además de aumentar la producción de un factor de crecimiento, importante para la reparación de la herida gástrica, la unión de zinc-carnosina también repara el revestimiento mucoso dañado al estimular la secreción de nueva mucosa gástrica.

Gastritis

Los estudios en humanos han podido demostrar dicha efectividad al comprobar cómo se logran reducir los síntomas asociados con las úlceras, al tiempo que se produce la mejora o curación del área dañada. Para la realización del estudio, los científicos administraron 150 mg de zinc-carnosina por día a 25 pacientes con diagnóstico de úlceras gástricas.

Después de ocho semanas, los resultados reportaron un;

  • 6% de reducción en la acidez estomacal,
  • 80% de reducción en eructos,
  • 7% de reducción en náuseas,
  • 9% de reducción en distensión abdominal, y
  • Reducción del 71% en la sensibilidad del estómago.

Los investigadores también pudieron confirmar:

  • La desaparición completa del dolor nocturno en el 91%de los participantes, y
  • La curación en el 65% de los sujetos durante la evaluación endoscópica.

Pero esta no es toda la evidencia científica que nos puede ayudar en el tratamiento contra el H. Pylori.  Los científicos llevaron a cabo otra investigación de alrededor 700 cepas de especies de Lactobacillus, durante la cual,  identificaron una cepa con la capacidad de unirse a los organismos de H. pylori y sacarlos inofensivamente del tracto gastrointestinal; Lactobacillus Reuteri.

Con la ayuda de esta cepa, se consigue reducir sustancialmente el número de bacterias H. pylori que residen en el estómago, sin necesidad de abordar un tratamiento con antibióticos.

Si quieres ayudarte de la kinesiología para diagnosticar una infección por H. Pylori puedes utilizar el kit de testaje de bacterias,  y para valorar el estado de nuestro sistema digestivo, incluyendo, mucosas, estómago, duodeno, intestino delgado e grueso, puedes ayudarte del kit de testaje de órganos.

 

Oct 27, 2017

5 Alternativas a los medicamentos tradicionales para aliviar el dolor de artritis

artritis, articulación

Para aliviar el dolor y aumentar la movilidad en los casos de artritis, la medicina  natural contempla, entre otros, los siguientes nutrientes:

Cúrcuma / Curcumina
La cúrcuma (Curcuma longa) es una especia característica de la cocina india, y la curcumina es el ingrediente activo responsable del aroma de la cúrcuma y del color naranja amarillento. Sin embargo, la curcumina es más que un simple pigmento. También es un remedio medicinal potente. La cúrcuma es un fuerte antioxidante y eliminador de radicales libres, pero sus propiedades antiinflamatorias lo hacen particularmente efectivo para aliviar el dolor de la artritis. Tomado por vía oral, la cúrcuma puede detener el dolor de la artritis en todo el cuerpo. Aplicado tópicamente, se puede usar para tratar articulaciones específicas.

Capsaicina
La capsaicina, componente que aporta el picante a los ¨pimientos picantes¨. Aplicar capsaicina de forma tópica es una terapia clínicamente probada y segura para aliviar el dolor de la artritis. La capsaicina se une a los receptores nerviosos e inicialmente causa una sensación de hormigueo ardiente, que es seguida por un efecto analgésico o bloqueo del dolor. Puedes hacer la crema de capsaicina tu mismo. Simplemente mezcla una parte de polvo de cayena por cinco partes de vaselina calentada y aplique el ungüento a sus articulaciones doloridas.

Bromelina
Enzima extraída de la planta de la piña, la bromelina ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la inflamación. De hecho, el uso de 250 mg de bromelina dos veces al día entre comidas incluso ha sido efectivo en el tratamiento de la artritis reumatoide. En un estudio, más del 70% de los pacientes que tomaron bromelina experimentaron menos inflamación y dolor en las articulaciones y más movilidad. Cuando se usa como ayuda digestiva, se debe tomar después de las comidas, pero cuando se usa para la inflamación y el dolor, es mejor tomarlo entre las comidas.

Niacinamida
A lo largo de la década de 1930, el Dr. William Kaufman documentó cientos de casos de pacientes severamente inmovilizados con artritis que se volvieron móviles y autosuficientes después de la terapia a largo plazo con niacinamida. Aunque la niacinamida (una forma de vitamina B3) no se considera un compuesto antiinflamatorio o analgésico, aparentemente su capacidad para desencadenar la reparación de las superficies de las articulaciones reduce drásticamente el dolor y la inflamación.

Glucosamina condroitina
El sulfato de glucosamina funciona al construir las proteínas que componen el cartílago sano. La rigidez y el dolor en las articulaciones son signos de que estas proteínas esenciales se están descomponiendo y, en consecuencia, el cartílago se está erosionando. Para ayudar a prevenir esta erosión, el sulfato de condroitina proporciona un suministro constante de los nutrientes necesarios para reparar las proteínas dañadas y crear nuevas.

 

 

Oct 14, 2017

4 beneficios del Ubiquinol ¨CoQ10¨ que revelan su importancia

Ubiquinol, CoQ10

El Ubiquinol, más conocido como CoQ10, ya está presente en cada una de nuestras células. Es una enzima natural que desempeña un papel importante en una serie de funciones corporales. A pesar de que nuestro cuerpo lo sintetiza de forma natural, es posible que necesitemos algún tipo de suplemento dependiendo de nuestra edad o estado de salud.

Cuando somos jóvenes, nuestros cuerpos sintetizan niveles suficientes de ubiquinona en ubiquinol para hacer frente a los radicales libres y crear suficiente energía. Pero, a medida que envejecemos nuestro cuerpo ya no puede producir suficiente ubiquinol y los radicales libres tienen más cancha para causar daño a nuestras células.

Tener niveles bajos de ubiquinol puede conducir a una pérdida de energía y a acelerar los signos de envejecimiento.

¿Qué puede hacer el Ubiquinol por tí?

Si disponemos de niveles óptimos de ubiquinol, nuestro cuerpo estará mejor equipado para llevar a cabo ciertos procesos orgánicos importantes para nuestra salud.

La Salud cardiovascular: estudios realizados demuestran que una presencia saludable de ubiquinol está vinculado a un corazón sano. El suplemento de ubiquinol ayudó a los pacientes con insuficiencia cardíaca a bombear sangre mucho más eficazmente, e incluso más eficientemente que cuando se les administró ubiquinona – la forma no sintetizada de ubiquinol, entre otros efectos beneficiosos.

Niveles de azúcar en sangre: también se ha podido demostrar en recientes investigaciones, que las personas con diabetes tienen aproximadamente un 75% menos de ubiquinol en sus cuerpos comparado con el grupo de control no diabético, debido a los efectos del estrés oxidativo. Por lo que, complementar estas carencias puede contribuir a la mejora de la salud de la persona diabética.

Producción de energía: el ubiquinol trabaja sintetizando energía mitocondrial y produciendo ATP (adenosina trifosfato). Esta es la principal energía intermedia en los organismos vivos, por lo que el ubiquinol puede aumentar de forma determinante los niveles de energía. Lo recomendaríamos para los atletas de resistencia y cualquier persona que sufra de fatiga, cansancio y letargo.

Ubiquinol, CoQ10, energía

Anti-Envejecimiento: Luchar contra los efectos del envejecimiento es básicamente, luchar contra los radicales libres.

Los radicales libres, son los átomos que han perdido un electrón y se vuelven inestables. Por tal de recuperar el electrón que les falta, roban electrones de otros átomos. El ubiquinol –CoQ10 es rico en electrones y ayuda proporcionando a los radicales libres, electrones de repuesto. Esto evita que se produzca una reacción en cadena donde los átomos quedan atrapados en un ciclo de pérdida y robo de electrones.

Por tanto, aumentar nuestros niveles de ubiquinol, está ayudando a reducir los signos de envejecimiento. Además,  ayuda a romper la estructura de los radicales libres, con ello,  los neutraliza y evita cualquier daño adicional.

Jul 21, 2017

Tratamiento natural de las cataratas sin cirugía

cataratas, vista

Aunque la cirugía es la forma más habitual de tratamiento para la eliminación de cataratas, algunas investigaciones llevadas a cabo en Rusia podrían reemplazar la necesidad de procedimientos invasivos.

El Dr. Mark Babizhayev y sus colaboradores del Helmholtz Eye Institute de Moscú han estado realizando estudios sobre los efectos del compuesto natural N-acetilcarnosina (N-AC no debe confundirse con N-acetilcisteína) desde aproximadamente 1991.

El Dr. Babizhayev ha logrado demostrar que aplicando una solución líquida al 1%  de N-acetilcarnosina directamente en el ojo se puede prevenir la formación de cataratas. También, ha conseguido excelentes resultados en la reducción y eliminación de  las cataratas relacionadas con la edad. Estos resultados se han logrado sin cirugía ni fármacos.

A medida que las células del ojo envejecen se someten a la oxidación y a un proceso llamado glicación, en el que los azúcares se combinan con las proteínas. Se ha demostrado que mediante unas gotas oculares de N-acetilcarnosina se logra prevenir y revertir la reticulación de las proteínas de la lente que conduce a la opacificación y altera la visión.

Se han observado efectos mensurables utilizando las gotas después de sólo un mes de tratamiento, y no ha habido efectos secundarios.
Algunos pacientes ocasionalmente notan una «borrosidad» temporal en su visión durante una hora o dos después del uso. Pero, este efecto parece darse por el proceso de desintegración de la catarata. La investigación sugiere que la inversión de la catarata comienza en la periferia y va reduciéndose hacia adentro.

cataratas, N-acetilcarnosina
Durante el proceso, que parece tomar alrededor de seis meses, la visión se vuelve más clara paulatinamente.
A lo largo de este período de seis meses de tratamiento, más del 41%  de los ojos tratados con las gotas de N-acetilcarnosina mostraron mejoría en la transmisión de luz a través de la lente, el 88,9% mostró una mejoría significativa en la sensibilidad al deslumbramiento y el 90%  mejoró significativamente su agudeza visual.
En ningún caso se dio un empeoramiento del estado. Los ensayos se han extendido por periodos de hasta dos años, en los que, únicamente,  se han observado efectos positivos.
Según los resultados de la investigación, se recomendaría  la aplicación de una a dos gotas de N-AC en cada ojo, dos veces al día.
El efecto máximo sobre la agudeza visual se suele dar entre los tres y cinco meses de tratamiento.
La eficacia del tratamiento dependerá del tiempo que se hayan mantenido las cataratas. Aquellos que tuvieron cataratas durante menos de 7 años experimentaron resultados más rápidos y mejores.
Las personas que mantuvieron las cataratas durante un periodo de 7 a 15 años obtuvieron buenos resultados. Mientras que aquellos  que mantuvieron las cataratas durante más de 15 años mostraron mejoría, aunque en menor grado que los dos grupos anteriores.

 

Analía Iglesias

analia@sibuscas.com

Test kinesiológico de falta de minerales y oligoelementos

Normalmente cuando se emplea la kinesiología holística, dentro del campo químico, el método más sencillo para testar la falta de minerales y oligoelementos suele ser la de utilizar una ampolla conjunta. Esta está compuesta de cuprum metalicum a las 200 DH y de cobaltum en metlicum a la 200 DH. Normalmente debemos poner este filtro en el ombligo del paciente, dentro de un aro negro o bien en el resonador de frecuencias, si cambia el AR indica que hay una falta de minerales o de oligoelementos.

Lo lógico partir de este momento es buscar que mineral u oligoelemento necesita nuestro paciente. Esto lo podemos ir haciendo poco a poco con un kit de minerales o de oligoelementos hasta que veamos cuál es el prioritario.

Otra forma de hacer la prueba en la falta de minerales es tocar el punto 4TR, Esto será bilateralmente, si vemos un cambio en la información esto indica que hay falta de minerales. Luego el terapeuta puede hacer TL (Terapia de Localización o tocar ligeramente un punto) en los puntos reflejos de los minerales o utilizar las ampollas de los distintos minerales, para determinar los necesarios.

También para la falta de oligoelementos hay un punto que nos indica esta carencia, es el punto medio del músculo esternocleidomastoideo izquierdo, si se produce AR indica que hay falta de oligoelementos, y al igual que con los minerales fijamos la información y usamos las ampollas de oligoelementos o bien el terapeuta hace TL en los puntos reflejos correspondientes.

Pero una cosa debe quedar clara para testar la falta o el exceso tanto de minerales como de oligoelementos podemos usar simplemente la TL sobre los puntos reflejos. Cuando  el terapeuta sea quien toque (TL), si hay AR indicará que hay una carencia  de mineral o del oligoelemento. En caso de que quien toque sea el paciente y haya AR indicará que hay un exceso, no hay que olvidar que la falta de estos minerales y oligoelementos suele estar relacionada con desequilibrios de la válvula ileocecal y/o de la flora intestinal por ello muchas veces deberemos tratar esto, antes incluso de dar el producto, porque si no nunca llegarían a resolverse estas carencias en el paciente.

Angel Salazar Magaña

Kinepharma

Sep 30, 2016

¿Cuentas con los niveles adecuados de calcio?

alimentos con calcio

La mayoría de nosotros asociamos el calcio con huesos fuertes. Sin embargo, hay muchos otros aspectos que desconocemos sobre los efectos del calcio en nuestro organismo y sobre aquellos otros minerales necesarios para la adecuada absorción del mismo. Por ejemplo, el magnesio es imprescindible para tener huesos fuertes y sanos ya que sin este el calcio no podría ser metabolizado.

Aproximadamente el 95% del calcio que ingerimos está destinado a la mineralización de los huesos y dientes. El 1% restante se invierte en otras funciones, como por ejemplo; coagular la sangre o regular las contracciones y relajaciones del corazón así como de los demás músculos del cuerpo. También sirve para liberar la energía de los alimentos que ingerimos y ayuda al cuerpo a utilizar el hierro disponible.

Los huesos a pesar de ser una estructura sólida, no permanece inalterable y estática sino que la estructura del hueso  va cambiando y remodelándose constantemente con el tiempo.

Todo el calcio que  absorbe nuestro cuerpo, ya sea a través de la dieta o de suplementos alimenticios, se almacena o deposita en el hueso, de tal manera que se va formando hueso nuevo y el hueso antiguo es reabsorbido y excretado. Cada vez que nuestro organismo necesite normalizar su cantidad de calcio, será extraído del hueso.

Tal como la mayoría de nosotros sabemos, nuestro cuerpo alcanza su madurez esquelética a los 30 años aproximadamente. Llegados a este punto, la cantidad de calcio que se deposita en los huesos es igual a la cantidad que reabsorbemos.

Por tanto, a partir de los 30 conviene proveerse del calcio necesario para que cuando nuestro organismo  reabsorber el mineral  del hueso, este no se debilite y pierda más densidad de la debida.

Si desde nuestra infancia proveemos a nuestros huesos de calcio y otros nutrientes relevantes para el sistema esquelético como lo son, la vitamina D, la vitamina K o el Magnesio, estamos estimulando la formación de hueso nuevo que nos protegerá de la osteoporosis al llegar a cierta edad.

La osteoporosis provoca  que los huesos se vuelvan porosos, haciendo la estructura ósea mucho más frágil y sensible a fracturas.

osteoporosis, calcio

En el caso de las mujeres,  durante la menopausia y postmenopausia, debido a la disminución  de estrógenos se acelera la pérdida de masa ósea. La ingestión de alimentos o  suplementos nutricionales que contengan calcio y Vitamina D, nos ayudará a prevenir estos efectos.

Así pues, si nos preocupamos, mientras aún estamos a tiempo, de estar bien nutridos y de hacer ejercicio regular, podremos cumplir años sin notar tanto los efectos de la edad.

A parte de su vinculación con la salud ósea, el calcio también ayuda a disminuir el síndrome premenstrual. Se ha podido comprobar en diversas investigaciones los beneficios de este mineral en el alivio de sus síntomas (dolores, cólicos, estado de ánimo).

Esto se debe a que las hormonas ováricas afectan al metabolismo del calcio y los estrógenos afectan  a su absorción intestinal, pudiendo darse una “hipocalcemia”. Esta deficiencia de calcio puede ser revertida tomando suplementos.

Solemos asociar el calcio con los productos lácteos, sin embargo, también lo podemos encontrar en las almendras, las semillas de sésamo, las semillas de mostaza, el marisco, las habas, las tortas de maíz, los orejones, las algas marinas y muchos otros alimentos.

Abr 21, 2016

Porqué necesitamos cromo para regular el azúcar y para adelgazar

cromo, oligomineral

El cromo es bien conocido por su importante función en el metabolismo de los azúcares y las grasas.

Este oligomineral mejora la eficiencia de la insulina, hormona que dirige el traslado de los azucares y las grasas hacia el interior de las células de nuestro cuerpo para que puedan ser utilizados  o almacenados como energía.

Si nuestros niveles de cromo son bajos la insulina no puede actuar correctamente, pudiendo dar lugar a las condiciones idóneas para la aparición de la diabetes mellitus, la obesidad y las enfermedades cardiacas.

Incorporar cromo a nuestra dieta para ayudar a controlar la diabetes, puede hacernos también bajar de peso y reducir los niveles de colesterol. El cromo parece preservar o incrementar la masa corporal no grasa y, a su vez, ayuda a perder grasas.
Algunas investigaciones sostienen que el consumo de cromo podría ayudar al aumento de la musculatura o bien mantenerla a la vez que pierdes grasas. Teniendo en cuenta el papel del cromo en el metabolismo de los azucares y las grasas, esta teoría parece posible.

Seguir una dieta sana y hacer ejercicio es crucial en cualquier plan de pérdida de peso y grasas, aún así, los estudios revelan que el cromo desempeña un potencial papel en la disminución de la proporción de la grasa respecto al músculo.

Pero sin duda el cromo es realmente conocido por su capacidad para mejorar la eficiencia de la insulina.

La insulina es la hormona de nuestro cuerpo que ayuda a trasladar los azucares y las grasas hasta nuestras células. Posteriormente, las células  utilizarán o consumirán estos azucares y grasas para funcionar y realizar sus tareas orgánicas o bien, las almacenarán en forma de energía.

Digamos que la insulina es la llave que abre la puerta de la célula para que entre la glucosa que está en el exterior (en el torrente sanguíneo). Por tanto, cuando no se produce suficiente insulina (diabetes tipo 1) o cuando la célula no reconoce a la insulina (diabetes tipo 2), la glucosa (azucares y grasas) no puede ser introducida en las células, provocando que lo niveles de glucosa en sangre sean muy altos y además que la célula no tenga su alimento o combustible para funcionar.

cromo, frutos secos

Numerosos estudios clínicos han demostrado que los suplementos de cromo mejoran la actividad de la insulina en las personas con diabetes. Esto es muy positivo, ya que la baja producción de insulina y la falta de sensibilidad a la insulina son problemas serios en este trastorno tan habitual en la actualidad.

El cromo es necesario, por tanto, para la metabolización de la glucosa. Este se encuentra en alimentos, tales como ciruelas, frutos secos, espárragos, carnes orgánicas, hongos y granos enteros.  Sin embargo, la ingesta diaria necesaria no suele alcanzarse.

Además, si consumimos gran cantidad de alimentos azucarados y carbohidratos refinados, como dulces, pastas o pan blanco, la insulina pierde efectividad.

En definitiva, La ausencia de cromo en nuestro organismo parece aumentar el riesgo de resistencia a la insulina, conllevando a largo plazo el desarrollo de una diabetes, enfermedades coronarias, así como tendencia a la obesidad abdominal.

Por tanto, ya sea para optimizar tu dieta o bien como complemento en el trastorno de la diabetes, es importante revisar nuestros niveles de cromo, así como realizar un test completo del sistema endocrino para detectar las posibles deficiencias a nivel de glándulas suprarrenales y páncreas.

 Analía Iglesias (analia@sibuscas.com)

Kinepharma

Mar 17, 2016

Numerosas investigaciones demuestran la importancia de la vitamina C

importancia de la vitamina C

Las vitaminas antioxidantes, concretamente la Vitamina C y la E, han sido objeto de exhaustivas investigaciones en los últimos años.

El aporte de altas dosis suplementarias de dichas vitaminas es  un método efectivo y seguro para reducir el impacto del envejecimiento en el cuerpo.

Desde 1951, se han publicado alrededor de 10.000 estudios sobre la vitamina C, en los cuales se ha podido evidenciar científicamente el uso de esta vitamina para lograr una vida más larga y para prevenir y sanar enfermedades como el Alzheimer, el cáncer o patologías cardiovasculares.

En 1960, Linus Pauling, dos veces laureado premio Nobel, empezó a recomendar el uso de altas dosis de vitamina C o ácido ascórbico, para reducir los síntomas del resfriado y la gripe.

Algunos años después, Pauling, realizó un estudio sobre pacientes con cáncer en estado terminal, comprobando que al suministrar diariamente a dichos pacientes 10 gramos de vitamina C por vía intravenosa, se lograba prolongar el periodo de supervivencia de meses a años. También observó que tales dosis ayudaban a reducir el severo dolor que experimentaban los pacientes. Posteriormente se han seguido realizando investigaciones, obteniendo resultados favorables al respecto.

El ser humano, no puede fabricar la vitamina C por sí mismo, del conjunto de todos los mamíferos que caminan, nadan o vuelan, nosotros pertenecemos al pequeño grupo que no sintetiza vitamina C a partir de la glucosa en el hígado. Por eso, es tan importante ingerirla de manera regular.

Partiendo de que los animales que producen vitamina C lo hacen en proporción al peso de sus cuerpos, la equivalencia en humanos según estos  datos, sería entre 10 y 12 gramos de vitamina C al día, mientras que la dosis mínima recomendada diariamente para un adulto es de 60 a 100 miligramos.

Como vemos, la dosis recomendada de vitamina C, está muy por debajo de lo que el resto de seres vivos sintetizan por sí mismos.

vitamina C

A parte de la conocida acción antioxidante de la vitamina C, existen muchas reacciones bioquímicas que requieren de su participación, por ejemplo:

-Para sintetizar el colágeno; el tejido del que están hechos nuestros huesos, la piel, los vasos sanguíneos y hasta los músculos.

-Para absorber bien el hierro y sobretodo es importante para que podamos metabolizar el calcio.

-Se ha demostrado su eficacia combatiendo las infecciones víricas y bacterianas.

Y, además, de acuerdo a estudios recientes, se ha podido demostrar que:

– Una dosis de 500miligramos/ día puede reducir la Presión arterial un 10%.

– Suplementos de 1000 miligramos diarios, pueden ayudar a revertir el daño en los vasos sanguíneos debido al colesterol. Es decir, mejora la elasticidad de los mismos.

-Numerosos estudios han demostrado que también protege contra el derrame cerebral y de los daños que pueda causar el mismo.

-Dosis alta de entre 1000 a 10.000 miligramos al día, ayudan al organismo a resistir la gripe.

-Las cremas ricas en vitamina C, reducen las arrugas finas y la aspereza típica de la piel envejecida, mejora la tonicidad y la complexión de la tez.

-Ayudan a prevenir la osteoporosis (según los datos de un estudio realizado a mujeres  de mediana edad y ancianas, que gracias a la toma de suplementos tenían una densidad ósea mucho mayor que la resta).

Para ver con más detalle la necesidad de antioxidantes en nuestro organismo, entre ellos la vitamina C,  podemos realizar un test  kinesiológico utilizando la ampolla de radicales libres del kit para Test básico ampliado. Las ampollas de SOD y GPSx de un test de sistema endocrino, así como, las ampollas de vitaminas y minerales.

 

¿Por qué son tan importantes los antioxidantes?

A medida que pasa el tiempo y cumplimos años, la síntesis de las enzimas Super-oxido-dismutasa (SOD) o la Glutatión-peroxidasa (GSPx), de gran actividad antioxidante, va decreciendo, a la vez que aumenta nuestra intoxicación celular; de ahí la importancia de los antioxidantes para combatir los radicales libres.

Ya vimos en nuestro artículo “Los mecanismos de desintoxicación del organismo” que en la fase de activación se oxidan los tóxicos gracias a una serie de enzimas llamadas citocromos P450. Los productos resultantes de este metabolismo son inestables y si no son metabolizados con rapidez dan lugar a radicales libres, produciendo lo que se conoce como estrés oxidativo que da lugar a innumerables problemas de salud.

El daño que los radicales libres producen en los tejidos, depende del balance entre las especies reactivas del oxígeno (entre ellas los radicales libres) y las defensas antioxidantes de que dispone todo organismo humano.

Estas defensas del sistema antioxidante operan contra  la acción dañina de los radicales libres. Lo importante para la salud de las personas es el balance oxidativo; es decir, que radicales libres y antioxidantes se equilibren de tal modo que el daño se minimice.

Desequilibrio oxidativo

Ahora bien, se puede perder el equilibrio entre radicales libres y antioxidantes cuando hay situaciones de estrés, mala nutrición, enfermedad, o como por desgracia ocurre en nuestros días por el exceso de adición a productos tóxicos como el tabaco, el alcohol o el café y es entonces cuando aparece el estrés oxidativo: ha habido pues una disminución de los sistemas defensivos del organismo y un aumento en la velocidad  de  generación  de  especies  reactivas  del oxígeno.

El sistema defensivo vemos que está muy relacionado con la oxidación que acompaña al proceso de envejecimiento. Si no tuviéramos un complejo sistema inmunológico sucumbiríamos frente a la ingente cantidad de elementos y factores externos e internos que nos atacan cada día.

Cuando nos preguntamos por qué el hierro se oxida cuando se expone a los elementos atmosféricos o una manzana se vuelve marrón al cortarla, nos estamos cuestionando sobre los efectos destructivos y dañinos de los oxidantes (radicales libres) que encontramos habitualmente en el medio ambiente. La oxidación causa lesiones similares en las células de nuestro organismo.

Principales antioxidantes

Cuando    nosotros    respiramos,    hacemos    la    digestión, practicamos ejercicio o simplemente dormimos, nuestro cuerpo produce agentes potencialmente perjudiciales denominados radicales libres. Las reacciones en  cadena de los radicales libres se producen cada día innumerables veces, empeorando esta situación otros agentes como el estrés o la contaminación ambiental. Pero la naturaleza nos ofrece medios para protegernos de estos agentes que se conocen como antioxidantes y que actúan contra los radicales libres. Entre los antioxidantes  más importantes se incluyen:

  • Los carotenoides como el beta caroteno.
  • La vitamina C.
  • La vitamina E.
  • La NAC (N-acetii-L-cisteina).
  • El glutatión.
  • La L-cisteina.
  • Selenio y Zinc componentes de de las enzimas Super-oxido-dismutasa (SOD) y de la Glutatión-peroxidasa (GSPx) respectivamente son importantísimos en la detoxificación celular y en la reducción de los radicales libres.
  • Componente que se encuentran en  plantas como el ginkgo biloba, el mirtilo, el vino tinto(piel de uva) y el té verde.

Para ver con más detalle la necesidad de antioxidantes en el test kinesiológico, lo podremos hacer utilizando la ampolla de radicales libres en un test básico, así como las ampollas de SOD, GPSx de un test de sistema endocrino además de las ampollas de minerales y vitaminas.

Ángel Salazar Magaña (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma.

Suplementación con ácidos grasos esenciales (AGES)

También denominada vitamina F,  los AGES son aquellos ácidos grasos que el organismo no es capaz de sintetizar, por lo que la única manera de obtenerlos es a través de la dieta. Lo ideal es complementarlo con vitamina E, A, caroteno, vitaminas del complejo B, vitamina C y magnesio, de esta forma se metabolizarán adecuadamente.

Además forman parte estructural de todas las membranas celulares, confieren flexibilidad y fluidez y protegen frente a la entrada de agentes patógenos (virus, bacterias y alérgenos). Los AGES incrementan el metabolismo y la producción de energía. Contribuyen a disolver la grasa corporal, reduciendo los niveles de colesterol y de triglicéridos sanguíneos y distribuyen las vitaminas liposolubles a, B, e, y K a través del organismo, protegiendo a las neuronas y ayudando a mantener la temperatura del organismo. Además son importantes en la síntesis de las hormonas adrenales y sexuales.

Según Ann Louis Gittleman (Super Nutrition for Women) hay 45 nutrientes esenciales para el correcto mantenimiento del estado de salud del organismo. Estos nutrientes incluyen 20 minerales, 15 vitaminas, 8 minoácidos y 2 ácidos grasos esenciales.

Son el ácido graso omega-3 (ácido alfa linolénico), que puede transformarse en ácido eicosapentanoico (EPA) y en ácido docosahexaenoico (DHA), y el ácido graso omega-6 (ácido linoleico) que puede transformarse en ácido gamma linoleico (GLA). Estas dos series de ácidos grasos esenciales se encuentran de manera natural en los peces de agua frías (omega-3) y en las verduras, semillas y aceites vegetales no procesados (omega-6).

La deficiencia de ácidos grasos esenciales Omega-6 puede provocar alteraciones de personalidad y comportamiento, alteraciones biliares, inhibición de la cicatrización, alteraciones cardiovasculares, entre otras.

Mientras que las deficiencias en omega-3 pueden provocar alteración del crecimiento, retraso del aprendizaje, hormigueo en las extremidades, alteración de la coordinación motora y alteraciones visuales entre otras.

Es muy importante la ingesta de ácidos grasos esenciales con vitamina C y con vitamina E, ya que aumentan su eficacia, también es muy importante no consumir alimentos fritos ya que la alteración que se produce en los aceites al ser cocinados, debido a las altas temperaturas, además de provocar innumerables sustancias dañinas para el organismo, alteran el equilibrio de las grasas en el organismo.

El equilibrio entre los ácidos grasos omega-3 y omega-6 parece tener un papel importante en el desarrollo y crecimiento de algunas formas de cáncer, como el de mama, colon y próstata.

Pese a que aún se requieren más estudios para comprender el posible efecto de los ácidos grasos omega-3 en la prevención y el tratamiento del cáncer, los investigadores especulan que, en combinación con otros nutrientes (vitamina C, la vitamina E, el betacaroteno, la coenzima Q10), pueden ser especialmente valiosos en la prevención y el tratamiento del cáncer de mama.

Algunos estudios han probado que el consumo diario de ácidos grasos de cadena larga omega-3  tanto en su forma EPA como DHA, ralentiza o invierte el progreso del cáncer de colon.

Sabiendo esto veamos cuáles son las principales fuentes de ácidos grasos esenciales:

Para el omega 3: Tenemos las siguientes fuentes principales de obtención:

  • El aceite de salmón y pescado azul.
  • Lino y sus aceites (57 % de omega 3 y un 16 % de omega 6).
  • Semillas de Chia (58%-65%de omega 3).
  • Semillas de cáñamo (55%).

Para el omega 6: destacan:

  • El aceite de semillas de grosellero negro (44 %).
  • El aceite de Borraja, (entre un 56 y un 65 %), fundamentalmente acido alfa linoleico.
  • Aceite de prímula (40-55%).
  • Aceite de girasol (57%).

Testaje y terapia

El testaje se realiza con la ampolla de falta de ácidos grasos esenciales contenida en un testaje básico de kinesiología. El terapeuta suele obtener muy buenos resultados del uso de los AGES, como prevención y ayuda a la salud en general y en situaciones concretas de:

  • Alcoholismo
  • Cáncer de mama
  • Enfermedad cardiovascular
  • Protección del sistema inmunitario
  • Candidiasis
  • Síndrome Premestrual
  • Obesidad
  • Artritis reumatodies y en general todas las enfermedades de origen inflamatorio.
  • Enfermedades degenerativas crónicas.

Por tanto animaros a que uséis estos productos junto a vitamina E que aumenta su eficacia, porque en la mayoría de las ocasiones van a ir muy bien para vuestros pacientes, con la salvedad de aquellos que tengan problemas de coagulación en sangre  o hayan pasado por una operación quirurgica reciente.

Os recomendamos leer el artículo de Kinepharma de enero de 2013 “Ácidos grasos esenciales”.

Ángel Salazar Magaña (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma.

Páginas:12»
  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal