Browsing articles from "junio, 2016"
Jun 24, 2016

Porqué es importante la Coenzima Q10 si queremos envejecer mejor

 Coenzima Q10

Cuando nos referimos a los antioxidantes, a menudo los relacionamos con vitaminas y minerales que introducimos en nuestro organismo a través de la alimentación o bien, a través de suplementos. Sin embargo, nuestro organismo, también tiene la capacidad de fabricar sus propios antioxidantes. De esta forma, lucha contra los radicales libres que se generan como resultado de nuestras propias reacciones metabólicas. Un ejemplo de ello es la Coenzima Q10.

A medida que envejecemos nuestras células producen cada vez menos antioxidantes como la Coenzima Q10. Esta disminución parece contribuir al envejecimiento y a las enfermedades crónicas relacionadas directamente con la edad.

Detectar carencias en antioxidantes endógenos es importante para poder compensarlas con suplementos antes de que surjan problemas de salud.

Pues, se ha comprobado que el incremento de los niveles celulares de estos antioxidantes naturales, mediante suplementos alimenticios, puede ayudar a controlar o prevenir enfermedades o dolencias asociadas con la edad, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares o el alzhéimer.

Para hacernos una idea de cómo funcionan dentro de nuestro organismo los antioxidantes, como la coenzima Q10, debemos observar el metabolismo de nuestras células.

En el interior de cada una de nuestras células, residen las mitocondrias, diminutos “motores” que nunca dejan de trabajar para producir energía a partir de los carbohidratos y grasas que ingerimos a través de nuestra dieta. Este proceso, conocido como “metabolismo” es el que permite que se produzca la regeneración celular.

En el proceso de metabolismo se producen infinidad de reacciones químicas en las que siempre deben intervenir las enzimas, pues sin ellas el metabolismo dejaría de funcionar inmediatamente. La misma importancia tienen las Coenzimas, que trabajan conjuntamente con las enzimas para permitirles llevar a cabo sus funciones.

Gran parte de las vitaminas del grupo B, muchos minerales y ciertas sustancias llamadas quinonas (componentes biológicos de gran importancia) son coenzimas.

Una de estas quinonas es la ubiquinona que es el nombre científico con el que se le conoce a la Co Q10.

envejecer sano

Para hacernos una idea del volumen de Co Q10 existentes en las diferentes partes de nuestro organismo, partimos de la premisa de que cuanto más alta sea la necesidad de energía por parte de un órgano, más alta será la concentración de Co Q10.

Por esta razón, en las paredes del corazón, las concentraciones de Co Q10 son el doble que las de otros músculos de nuestro cuerpo. Lo mismo ocurre con el hígado y los riñones, ambos requieren de mayor energía y de más Co Q10  por su labor de neutralizar a las toxinas y deshacerse de ellas.

A los 20 años nuestro cuerpo produce toda la CoQ10 que necesita para mantener el metabolismo en pleno funcionamiento, sin embargo,  poco a poco, va disminuyendo,  hasta llegar casi al 65% menos a los 80 años de edad.

Por todo ello, las investigaciones han demostrado que las personas que padecen dolencias cardiacas o enfermedades relacionadas con el hígado o los riñones tienen bajos niveles de Co Q10.

Para que nuestro cuerpo elabore esta sustancia antioxidante, nuestras células necesitan disponer de vitaminas del complejo B, diferentes minerales y de vitamina C.

Si no ingerimos las cantidades adecuadas de estos nutrientes, corremos el riesgo de no disponer de los antioxidantes endógenos suficientes para envejecer sanos y sin dolencias típicas de la edad.

Para evitarlo, podemos ir realizando test preventivos de deficiencias: vitaminas, minerales y oligoelementos, enzimas y coenzimas…y, por supuesto, si se padece alguna dolencia cardiaca, hepática o renal conviene comprobar si existe alguna deficiencia en la producción de Co Q10.

Jun 17, 2016

Puntos reflejos neuro-linfáticos en Kinesiología

sistema linfático

Dentro del campo de la kinesiología aplicada, adquiere gran relevancia  el sistema linfático y los puntos reflejos neuro-linfáticos.

Como bien sabréis,  el sistema linfático forma parte del sistema circulatorio del cuerpo humano. Está formado por los vasos linfáticos, nodos y capilares  y su importante función reside en limpiar los tejidos de todos los tóxicos o residuos metabólicos que se van generando y acumulando.

El drenaje se produce por una acción de bombeo que  se mantiene en funcionamiento, principalmente, gracias a  la contracción de los vasos linfáticos, por el pulso arterial, por la actividad muscular y por la compresión del tejido cuando se ejerce presión desde el exterior del cuerpo.

A pesar de su acción permanente de bombeo, el sistema linfático funciona lentamente, ya que entre sus tareas de limpieza debe procesar y descomponer partículas como por ejemplo,  las proteínas,  que no pueden acceder al sistema sanguíneo por su tamaño o complejidad.

Por dicha función de drenaje y por la lentitud de sus procesos, si se encuentra con un exceso de toxicidad, el sistema linfático puede atascarse y provocar problemas en cualquier parte de nuestro organismo.

Es aquí donde entra en escena, la utilidad de los puntos reflejos neuro-linfáticos. Estos  son los conmutadores del sistema linfático, que pueden producir cambios en el flujo del sistema  a través de los nervios simpático y espinal.

No se encuentran en los vasos linfáticos, pues no actúan directamente sobre el flujo de la linfa (liquido circulante del sistema linfático), sino que,  al estimularlos, activan una red de impulsos nerviosos que logran desbloquear el sistema linfático en esa zona.

Al estimular los puntos reflejos neuro-linfáticos se logra disminuir o aumentar el flujo de la linfa y así reequilibrar  la capacidad de drenar los órganos o tejidos involucrados.

Mayormente, los encontramos, por la parte anterior del cuerpo,  a lo largo de los espacios intercostales hasta llegar al pubis y  por la parte posterior del cuerpo, a lo largo de la espina dorsal. Es el caso de NL de músculos como por ejemplo; el pectoral Mayor Clavicular, redondo mayor, dorsal ancho o subescapular, entre otros muchos.

Sin embargo, también podemos encontrar algunos localizados en piernas y brazos, como por ejemplo los NL de la zona anterior del músculo tensor de la fascia lata, que se encuentra en  el lateral externo de la pierna, desde la rodilla hasta la cadera.

Cuando realizamos el test de la rueda muscular y hemos localizado los músculos débiles que debemos tratar prioritariamente, la persona testada se debe tocar los NL de ese músculo. Seguidamente, nosotros preguntaremos al cuerpo si es necesario tratar los puntos reflejos NL. Si la respuesta es afirmativa, para tratar los puntos reflejos neuro- linfáticos debemos masajearlos suavemente, sin ejercer demasiada presión,  con las yemas de los dedos, rotando en dirección de las agujas del reloj.  Al realizar el tratamiento  estamos fortaleciendo el músculo y mejoramos el funcionamiento del órgano vinculado a este.

Jun 12, 2016

Recupera el chi o fuerza vital gracias al tercer chakra

El tercer chakra,  Manipura, se encuentra en la zona del plexo solar, a la altura de la boca del estomago.

El hígado, la vesícula biliar, el páncreas y el sistema digestivo están regidos por él.  También, se asocia con las glándulas suprarrenales y los riñones pero, sobre todo, nos protege de las energías negativas a nivel psíquico que suponen un riesgo para nosotros mismos.

Manipura actúa como sistema inmunitario psíquico y del conjunto de chakras, se cierra cuando detecta un peligro, elevando su temperatura y expandiendo su energía protectora hacia el segundo y cuarto chakra.

Un síntoma de que el tercer chakra se está cerrando es un dolor punzante en el estómago que no guarda relación con la sensación de hambre.

Hace de catalizador o traductor de la información energética entre chakras, es decir, siempre que Manipura esté funcionando correctamente tendrá la facultad de catalizar la información espiritual procedente de los chakras superiores y enviarla traducida hacia los 2 inferiores. De esta manera, la información espiritual o nuestra sabiduría intrínseca,  proveniente de los chakras superiores, es utilizada por los inferiores para actuar  conforme a lo que nos dicta nuestro corazón, existiendo un equilibrio entre lo que pensamos, decimos y hacemos.

También, de la misma forma, traduce y hace llegar la información corporal del primero y segundo chakra a los chakras superiores.

tercer chakra, energía vital, amarillo

Manipura, significa “gema brillante”, por considerarse el centro de donde emana la energía vital o lo que la medicina tradicional china conoce como el chi vital.

Su color es el amarillo, el color que simboliza lo mental, comprendiendo aspectos estrictamente mentales como la memoria, el pensamiento lógico y racional  o la acción  y aspectos más espirituales como la sabiduría y la intuición. También se le atribuye el color violeta, por su capacidad de transmutar pensamientos y formas de actuar permitiéndonos conectar con nuestro verdadero yo.

Está relacionado con el sentido de la vista, gobernada según la MDC por el hígado. La vista se entiende como la capacidad de observar,  el paso previo antes de tomar cualquier decisión en nuestra vida. Nos permite elegir y ver con claridad el camino correcto entre todos los demás. Nos ayuda a planificar nuestras vidas de la forma correcta, a establecer un objetivo vital y perseguirlo desde la sabiduría, teniendo en cuenta nuestras posibilidades y circunstancias.

Así pues, si el primer chakra, trabajaba todos aquellos aspectos vinculados a nuestra supervivencia más terrenal y el segundo chakra nos ayuda a distinguir entre placer y dolor y a asimilar nuestras experiencias vitales, el tercero nos permite desarrollarnos como seres individuales y nos libera.

Desde la voluntad individual elegimos, actuamos y nos hacemos responsables de quienes somos, de nuestras elecciones y acciones. Manipura, nos ayuda a ver con claridad hacia dónde dirigir esa voluntad.

Aquí es de donde surge nuestra fuerza interna, la perseverancia para seguir avanzando a pesar de las dificultades y de los obstáculos. Nos aporta la capacidad de transformarnos, de renacer de nuestras cenizas como el ave fénix.

También, está relacionado con la aceptación y el reconocimiento. Si el tercer chakra está equilibrado, sabemos gestionar las relaciones desde nuestro centro, no hay miedo al rechazo y a las críticas, somos capaces de crear nuestra propia identidad, sin necesidad de buscar el reconocimiento y la aceptación de nuestro entorno.

Como vemos, revisar en nuestro test kinesiológico el estado de este chakra es importante, sobre todo, si la   persona tiene dificultades para dirigir su vida, carece de fuerza vital o voluntad y  requiere aprender a tomar decisiones sin miedo,  desde su propia identidad o esencia.

 

Jun 2, 2016

En qué se diferencia la alergia de la intolerancia alimentaria

¿Sabes en qué se diferencia la intolerancia alimentaria de la alergia? Hoy os explicamos algunos detalles que seguramente os ayudarán a diferenciarlas un poco más.

Aunque en ambos casos, el cuerpo reacciona mal ante un alimento o sustancia, la forma de reaccionar y los sistemas del cuerpo involucrados son diferentes. Por tanto, si analizamos las reacciones del cuerpo tras ingerir un alimento o entrar en contacto con él, podremos determinar si estamos ante una alergia o ante una intolerancia alimentaria.

Detectar una alergia es relativamente fácil debido a la inmediatez de sus síntomas. La alergia es una reacción instantánea a un alimento concreto. El sistema inmunológico lo detecta como extraño y reacciona de la misma forma que si fuera una infección. Produce histamina y anticuerpos para atacar a las moléculas invasoras.

No es necesario ingerir gran cantidad de ese alimento para notar los efectos, sino que con una cantidad ínfima pueden desatarse los síntomas más indeseados. En alergias graves, incluso, el mero hecho de tocar la sustancia puede causar problemas.

En el caso de las Intolerancias Alimentarias, la reacción al alimento no está relacionada con el sistema inmunológico sino más bien se atribuyen a problemas en el aparato digestivo, por ejemplo una carencia de enzimas digestivas o un desequilibrio en la flora intestinal.

intolerancia a la lactosa

Los síntomas de la intolerancia alimentaria se muestran tras ingerir una cantidad normal de ese alimento y pueden tardar horas e incluso días en hacerse presentes. Este retraso sintomatológico, a menudo, nos despista y dificulta la tarea de relacionar nuestro malestar con la comida. Incluso,  sabiéndolo, tampoco resulta fácil descubrir el alimento concreto que nos causa la intolerancia.

Además, estos síntomas son muy variados y a veces dispersos, con lo cual muchas veces son atribuidos a otras causas. Algunos síntomas pueden ser; piel reseca, depresión, dolor de articulaciones, mente nublada, respiración jadeante, estreñimiento, diarrea, indigestión, erupciones cutáneas, depresión, etc.

Para saber si la causa de nuestros síntomas se debe a alguna intolerancia alimentaria podemos realizar un test de alimentos o bien testar directamente el alimento que creamos que nos está produciendo malestar.

En caso de que así sea, podemos revisar cómo está nuestro organismo de capacidad enzimática y cómo se encuentra nuestra flora intestinal.

Pero, sin lugar a dudas, lo primero que se debe hacer es retirar el alimento o alimentos que causan intolerancia.

Si es un caso de alergia, conviene comprobar el estado de nuestro sistema inmunitario; histamina, anticuerpos, etc., si no tenemos claro de dónde puede proceder nuestra alergia, podemos utilizar el kit de las principales alergias o realizar también el test de alimentos.

 

  • Español
  • Francés
  • Italiano