Browsing articles from "junio, 2020"

Test para detectar intoxicación por metales pesados

Es un problema cada día más común en la población, cada día se detectan más casos de intoxicación por metales pesados, sobre todo provocado por el uso de amalgamas de mercurio plata en los empastes, las vacunas que contienen como coadyuvante aluminio y mercurio para su conservación o por agua del grifo que en ocasiones está contaminada al transcurrir por tuberías muchas de ellas de plomo u otros metales.

Lo malo de esto es que no se puede detectar con un análisis de orina o de sangre, a menos que estuviesen estos compuestos en un estado transitorio. Los metales pesados sueles acumularse en la grasa o en los huesos dentro del cuerpo.

Los órganos más afectados por metales pesados son riñón, hígado, cerebro y en segundo orden de importancia huesos y tiroides.

Hay dos músculos para testar los metales pesados:

  • Pectoral mayor clavicular (el 99 % de las veces da positivo).
  • Psoas (el 100% de las veces da positivo)

Test con kinesiología holística

Hay que tirar de los brazos pero cruzándolos, si esto provoca un AR, significa que la persona tiene metales pesados. También podemos emplear el filtro de mercurio solubilis a la 12 DH. Debemos también comprobar que el AR es prioritario.

Una vez determinado que existe este problema y que por tanto hay una intoxicación, debemos determinar cuál es el metal en concreto que produce la misma.

Los metales más corrientes los cuales representan el 99 % del total de intoxicaciones por metales pesados son los siguientes: plomo, mercurio, aluminio, arsénico, cadmio, níquel, cobre. Todos ellos los podemos encontrar en un kit de metales pesados. Para testar estás toxicidades específicas de cada uno, se usa un filtro de estos metales a la disolución homeopática 12 DH.

Una vez que hemos averiguado cuál o cuáles de ellos causa la toxicidad, tenemos que averiguar qué órganos están afectados, también aquí en el 99 % de los casos se reducen a cinco órganos el riñón, el hígado, cerebro, hueso o tiroides.

Esto ya se haría con un nuevo test, que incluiría la grabación del AR de lo anterior y empezaríamos a probar con los filtros de estos órganos, en el momento que hubiera un cambio de información y fuera prioritario, tendríamos el órgano principal afectado.

No debemos dejar pasar este tipo de test ya que es fundamental para evitar todo tipo de enfermedades neurológicas así como candidiasis muy asociadas a la contaminación por metales pesados, siempre van de la mano ya que la intoxicación por metales pesados es un excelente terreno para la proliferación de cándidas y parásitos, enfermedades que pueden causar muchos desequilibrios a nivel corporal, como parkinson cáncer, Ela, alzheimer o desequilibrios endocrinos, las cuales pueden tener un origen en la combinación de ambas patologías.

El tratamiento vendrá determinado por la profundidad de la toxicidad y de la contaminación que tiene el paciente.

Como comentamos en el articulo identificación de metales pesados en el organismo del 31 de maro de 2015, en casos muy severos utilizaremos homeopatía como el EDTA (ácido etildiaminotetraacético) o el DMPS (dimercapto-propano sulfonato) o el DMSA (ácido dimercaptosuccinico), en casos menos graves o intermedios se utilizará oligoelementos como el selenio o el azufre y medicina ortomolecular como aminoácidos azufrados o compuestos como el MSM o el ajo, en casos de una contaminación menor utilizaremos ya plantas o algas como la clorella o el gengibre.

Los drenadores homeopáticos cómo el solidago, berberis, galium, toex y otros pueden ser fundamentales en las primeras etapas de detoxificación para limpiar hígado, riñón y cerebro.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal