Browsing articles in "Kinesiología"

La microinmunoterapia, la medicina del futuro

Un sistema inmune fortalecido es la clave para disfrutar de una vida saludable. Su función es la de mantenernos alejados de las enfermedades por medio de su lucha contra las bacterias, los virus, las células tumorales, etc. Por este motivo, los investigadores centran cada vez más sus estudios en los tratamientos orientados específicamente al apoyo del sistema inmunológico. Hoy vamos a hablar de microinmunoterapia. Una terapia inmunomoduladora que se utiliza para reajustar la respuesta inmunitaria.

Qué es la microinmunoterapia

La microinmunoterapia no es algo nuevo. De hecho, fue propuesta por el médico belga Maurice Jeaner hace ya 55 años. En la actualidad, ya se sabe que casi todas las enfermedades tienen una implicación directa o indirecta del sistema inmunológico. La microinmunoterapia es un tratamiento de inmunomodulación que usa los mismos mensajeros que el sistema inmune para transmitir información y regular la respuesta inmunitaria. O lo que es lo mismo. Su misión es establecer una correcta comunicación entre las células del sistema inmune para ayudarlas a recuperar su capacidad de combatir frente a agentes agresores o limitar su reacción cuando ésta es desproporcionada.

En definitiva, la microinmunoterapia usa sustancias inmunitarias en dosis bajas, con el objetivo de respetar el funcionamiento de la inmunidad natural de cada persona. De esta manera, se logra equilibrar un sistema inmune alterado de forma eficaz. ¿Cómo? favoreciendo la capacidad de autorregulación del sistema inmunológico.

Microinmunoterapia: diagnóstico y administración

La microinmunoterapia es compatible con otros tratamientos. El diagnóstico de un paciente se suele obtener a través de serologías y otras pruebas que nos muestran su personal inmunidad frente a los posibles patógenos. Del mismo modo, también se tienen en cuenta otros aspectos, tales como: la herencia genética, su estado emocional y nutricional, el entorno en el que vive, su estilo de vida, etc.

Hay que dejar claro que la microinmunoterapia no fuerza al sistema inmune. Lo que hace es brindarle la información que necesita para recuperar su equilibrio y, por lo tanto, promover la curación del paciente. Es decir, los medicamentos de microinmunoterapia están diseñados para comunicarse con el sistema inmune, imitando y reforzando sus procesos. La administración de los mismos se puede realizar mediante:

  1. Toma secuencial: siguiendo una secuencia lógica que respete el funcionamiento de la respuesta inmune. Por esta razón, la composición de cada cápsula es diferente, son de diferentes colores y van numeradas del 1 al 10, formando secuencias de 5 o de 10 cápsulas.
  2. Toma sublingual: las cápsulas de microinmunoterapia no se toman enteras por vía oral. Su contenido se deposita bajo la lengua para que los pequeños glóbulos que las conforman penetren rápidamente, transmitiendo así su información.

Beneficios de la acupuntura para el cáncer oral

El cáncer oral es una de las enfermedades que está aumentando entre la población masculina mayor de 40 años. Aunque también afecta a las mujeres, pero en un porcentaje menor. Esta patología incluye los cánceres de la boca, así como el cáncer de garganta. El tabaquismo, el consumo de bebidas alcohólicas o la infección con el virus del papiloma humano (VPH) son las principales causas del cáncer oral. No obstante, existen otros factores que favorecen la aparición de este tumor maligno.

Qué es el cáncer oral

El cáncer oral está incluído dentro de los cánceres orofaríngeos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia de este tipo de cáncer en España es de 15 casos por año en varones, y unos 4 casos al año en mujeres por cada 100.000 habitantes. El diagnóstico de un cáncer oral se basa en las siguientes evidencias:

  • Dificultad para hablar, masticar o tragar.
  • Aparición de llagas, irritaciones y/o bultos en la garganta, la boca o los labios.
  • Aparición de un parche rojo o blanco en la boca.
  • Hinchazón de la mandíbula.
  • Dolor de oído.
  • Adormecimiento de la boca o la lengua.
  • Pérdida de piezas dentales.

Tras la presencia de los primeros síntomas, la detección precoz del cáncer oral es fundamental para su tratamiento y curación. Uno de los especialistas que suele ser el primero en detectar este tumor es el dentista durante una exploración rutinaria.

Cómo puede ayudar la acupuntura contra el cáncer oral

Por lo general, el tratamiento para atajar el cáncer oral suele incluir la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Estas herramientas terapéuticas incluyen unos efectos secundarios que suelen causar desde sequedad en la boca, grietas o ulceraciones del tejido, dificultad para masticar y tragar, pérdida del sentido del gusto, necrosis óseas, trismos, caries dentales, hasta otra clase de lesiones muy molestas para los pacientes.

Los beneficios de la acupuntura han sido valorados por la UNESCO, en su reconocimiento a esta práctica como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Esta terapia natural, incluida dentro de la Medicina China, no solo es segura, sino que también aporta numerosas ventajas dentro del tratamiento contra el cáncer oral:

  1. Alivia los efectos secundarios de otros procesos médicos.
  2. Calma el dolor.
  3. Favorece la circulación sanguínea, así como la hidratación y lubricación de las mucosas.
  4. Ayuda a equilibrar el organismo, así como las funciones entre los distintos órganos.
  5. Permite reducir el estrés en el paciente. Por ejemplo, el hígado es el órgano encargado de mover la energía del cuerpo en todas direcciones. No obstante, la liberación de cortisol puede bloquear dicho movimiento.

En China, la acupuntura se combina con la fitoterapia en terapias oncológicas para crear un terreno en el que sea difícil que el cáncer oral prospere.

Plantas medicinales para la menopausia

La menopausia marca el final de la etapa reproductiva de la mujer. La disminución en los niveles de hormonas hace que los ovarios cesen de manera progresiva su actividad. Este cese gradual es el que desencadena la desaparición de la menstruación. La menopausia es un proceso lento que afecta de manera diferente a cada mujer. Sus síntomas más comunes son la sudoración, los sofocos, la sequedad vaginal y los cambios de humor. En este artículo, vamos a mostrarte el uso de determinadas plantas medicinales para combatir estos incómodos síntomas.

Qué es la menopausia y sus síntomas

La menopausia suele darse en mujeres entre los 44 y los 52 años. Pero, como decíamos anteriormente, no afecta por igual a todas ellas. Mientras a unas se les adelanta (menopausia prematura o precoz) a otras se les atrasa (menopausia tardía). En cualquier caso, en la fase previa a la menopausia ya se pueden experimentar algunos de sus síntomas:

  • Ciclos menstruales más cortos e irregulares.
  • Molestias durante las relaciones sexuales debido a la sequedad vaginal.
  • Ganancia de peso.
  • Incontinencia urinaria.
  • Sofocos.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Insomnio.
  • Depresión.

Cómo reducir los síntomas de la menopausia

Por lo general, el tratamiento médico que se recomienda en estos casos es una Terapia Hormonal de Reemplazo que conlleva sus propios efectos secundarios como, por ejemplo, el aumento del riesgo de padecer cáncer de mama, entre otros. Por suerte, la madre naturaleza nos brinda una gran variedad de plantas que pueden ayudarte a combatir los desagradables síntomas de la menopausia y sin efectos secundarios.

Sauzgatillo

Esta planta es una especie nativa del Mediterráneo que crece cerca de los ríos y que se utiliza también para el tratamiento de los síntomas premenstruales. Este es un remedio natural a largo plazo, especialmente indicado para reducir los síntomas de la menopausia, así como otros desequilibrios hormonales.

Cimicifuga

Esta planta, también conocida como “raíz de serpiente” es muy efectiva para calmar la ansiedad, la irritabilidad, los sofocos y el insomnio durante la menopausia.

Valeriana

Este es uno de los tranquilizantes naturales más populares en todo el mundo. Durante la menopausia, la valeriana te ayuda a dormir mejor, así como a combatir los estados de ansiedad.

Salvia

La salvia es una planta herbácea muy efectiva para reducir los sudores nocturnos y los sofocos.

No olvides que un estilo de vida saludable y activo favorece una menopausia mucho más llevadera. Incluye en tu dieta cereales integrales, alimentos fermentados, legumbres (garbanzos, lentejas, soja …), alimentos antioxidantes y semillas germinadas. Practica ejercicio al aire libre y da la bienvenida con salud a esta nueva etapa de tu vida.

¿Qué suplementos hay que tomar en la tercera edad?

Con el paso de los años nuestro cuerpo pierde la capacidad de generar vitaminas y minerales. Los suplementos en la tercera edad suponen un apoyo importante para la salud de nuestros mayores. Todas las etapas de la vida requieren de un cuidado específico. Sin embargo, cuando cumplimos años debemos complementar una dieta sana con algunos suplementos que nos permitan disfrutar de la vida con energía.

Carencias nutricionales en la tercera edad

Los mayores de 60 años conforman el grupo de personas que necesitan tomar determinados suplementos nutricionales. Un estudio realizado por el Instituto de la Alimentación de la Universidad de Navarra determinó que cerca del 30% de personas de la tercera edad presentan un estado de desnutrición o están en riesgo de sufrirlo. Esto de debe a diferentes causas:

  • Problemas al masticar y disfagia.
  • Dependencia para cocinar y hacer la compra.
  • Soledad y falta de apetito.
  • Tratamientos farmacológicos con efectos secundarios, tales como, la inapetencia.
  • Menos necesidades energéticas.

Suplementos nutricionales para personas mayores

Los especialistas en salud y nutrición recomiendan la toma de determinados suplementos alimenticios en personas de la tercera edad, con el fin de suplir sus deficiencias. Algunos de los más indicados para apoyar la salud de nuestros mayores son:

Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 actúan como antiinflamatorios y son necesarios también para el fortalecimiento de las neuronas. El Omega-3 es beneficioso para el funcionamiento del corazón, ya que ayuda a mantener una presión arterial normal, así como controla los niveles de triglicéridos en sangre. Las personas que vayan a empezar con este suplemento nutricional de manera regular junto con la toma de anticoagulantes, deberán ajustar la medicación con su médico. 

Vitamina D

La vitamina D permite fijar el calcio en los huesos, por lo que es un suplemento vital para la salud ósea de las personas de la tercera edad. De igual modo, también ayuda a modular el sistema inmune y disminuye el riesgo de padecer enfermedades crónicas e infecciones.

Colágeno

Estamos ante una de las proteínas más abundantes de nuestro organismo, pero con el paso de los años éste va perdiendo la capacidad de producirlo por sí mismo. El colágeno ayuda a la salud del tejido conjuntivo, es decir, a los huesos y tendones. Su consumo mejora la elasticidad e hidratación de la piel, así como la salud óseo-articular.

Vitamina C

La vitamina C actúa junto con el colágeno para estimular su producción. Además, esta vitamina contribuye al funcionamiento normal del sistema inmune, mejora la absorción del hierro y disminuye el riesgo cardiovascular.

Otros suplementos nutricionales que no pueden faltar en la dieta de una persona mayor son el Ginkgo biloba para estimular la memoria y la atención, los probióticos para favorecer la salud intestinal, especialmente, tras la ingesta de antibióticos y el zinc. Un mineral esencial que mejora la sensibilidad a la insulina, favorece la cicatrización de heridas y reduce el estrés oxidativo.

Fitoterapia para el hígado y vesícula biliar

La fitoterapia es la ciencia que estudia el uso de las plantas y sus derivados vegetales para la prevención y tratamiento de las enfermedades. En este sentido, la cantidad de plantas medicinales con una acción beneficiosa para el hígado y la vesícula biliar es bastante considerable. En la actualidad, existen multitud de pacientes con dolencias hepáticas que incluso se someten a intervenciones quirúrgicas, a fin de librarse de las complicaciones de su enfermedad.

Plantas medicinales para la vesícula y el hígado

El número de pacientes operados de la vesícula sigue siendo bastante elevado. Esto en algunos casos implica una serie de problemas postoperatorios como es, por ejemplo, el “síndrome postcolecistectomía” que, incluso puede llegar a requerir una nueva intervención quirúrgica. El tratamiento por medio de fitoterapia supone importantes avances en este sentido. Se trata de un recurso no agresivo que alivia de manera considerable el dolor, así como la inflamación.

Las plantas medicinales utilizadas en este caso por la fitoterapia poseen diferentes acciones:

  • Acción colerética (aumento de la secreción de bilis por el hígado).
  • Acción colagoga (aumento de la evacuación de la bilis por estímulo de la contracción de la vesícula biliar).
  • Acción espasmolítica o antiespasmódica.
  • Acción carminativa que impide la formación o favorece la expulsión de gases intestinales.
  • Acción tonificante.
  • Acción laxante (es frecuente que las dolencias relacionadas con la vesícula biliar vayan acompañadas de estreñimiento).

Las plantas más utilizadas son:

  • Cardo mariano: es la planta medicinal más usada en el tratamiento de la hepatitis tanto aguda como crónica. En este sentido, también se ha probado la acción directa del cardo mariano sobre la membrana de las células que forman el hígado. Esto supone una mejora de los trastornos a nivel de estómago e intestino.
  • Ajenjo: las propiedades medicinales de esta planta son conocidas desde hace mucho tiempo. Se ha demostrado que el consumo de ajenjo desinflama la vesícula biliar y aumenta la secreción de jugos biliares. El ajenjo también aporta importantes beneficios para el hígado; ayuda en la eliminación de toxinas para la desintoxicación y mejor funcionamiento de este órgano. Por último, señalar que esta planta también es muy útil para calmar los cólicos biliares o hepáticos.
  • Celidonia: estamos ante una planta que, por lo general, ayuda a calmar los síntomas de la indigestión. Del mismo modo, limpia el hígado y la vesícula, además de ejercer una importante acción espasmódica de las vías biliares.

Otras plantas medicinales utilizadas para el tratamiento y la prevención de los problemas hepáticos son la alcachofa, la milenrama, el rábano, el diente de léon, la menta, el boldo y el espliego, entre otros.

Acupuntura para la vista

Cada vez son más las personas jóvenes afectadas por problemas en la visión. El exceso de tecnología, el estrés y la mala alimentación aceleran este tipo de complicaciones en la vista. La medicina tradicional china lleva utilizando desde hace miles de años la acupuntura como tratamiento para los trastornos de la visión. Vamos a ver cómo funciona.

Acupuntura aplicada a la vista

Los antiguos chinos usaban los puntos de acupuntura que inciden en la visión para el tratamiento de diferentes problemas relacionados con la vista. Numerosas investigaciones han demostrado que la acupuntura aporta importantes beneficios que ayudan a mejorar problemas de visión, tales como, la vista cansada, el síndrome del ojo seco, el edema ocular, las moscas volantes, etc.

Lo cierto es que no existe un tratamiento estándar en cuanto a acupuntura se refiere. La medicina tradicional china ofrece un procedimiento individualizado según las necesidades del paciente. Un problema de vista encierra un posible desequilibrio interno que, probablemente, se esté manifestando junto con otros síntomas relacionados o no con los ojos. Numerosas investigaciones han demostrado que la acupuntura aplicada a los trastornos ópticos incrementa el flujo sanguíneo hacia los ojos, modifica y regenera los tejidos, estimula el córtex visual y el área cerebral responsable de la visión y mejora o remite los síntomas.

La salud visual de la sociedad actual

Según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay 161 millones de personas con discapacidad visual, así como con déficits visuales de diferente razón. De hecho, cada vez son más las personas afectadas por problemas visuales que no se corresponden con su edad.

La medicina tradicional china relaciona los ojos con el hígado y la madera. También con el yin yang chino. Un principio filosófico que explica la existencia de dos fuerzas opuestas, pero complementarias para su existencia en el universo. En este sentido, un exceso de yang (fuego) se manifiesta en la visión por los ojos rojos y doloridos, así como por la presencia de rinitis, dolor de cabeza, calor e irritabilidad. Por el contrario, un déficit de yin está asociado a la hidratación y los tejidos. Por lo que en este caso nos encontramos con ojos secos, sensación de arenilla, fotosensibilidad, lagrimeo, etc.

Todas las afecciones oculares pueden tratarse con acupuntura. En muchos casos, con resultados satisfactorios y remisión de los síntomas. En otras ocasiones, la sintomatología no desaparece, pero mejora al igual que el estado físico general del paciente. Todo ello, sin efectos secundarios. Sin embargo, es importante no olvidar que la acupuntura es un tratamiento útil que debe ir siempre acompañado de un control oftalmológico.

Las flores de Bach y su reconocimiento oficial

El uso de las flores de Bach con fines curativos no es algo nuevo. Su utilización ya es citada en antiguos escritos de filósofos tan reconocidos como Sócrates o Platón. Por lo tanto, estamos ante una terapia natural utilizada desde hace siglos, incluso por los aborígenes australianos, así como por la tan prestigiosa medicina tradicional china. Y es que las flores de Bach van ganando defensores en su camino hacia el reconocimiento médico.

Las flores de Bach en el mundo

Al igual que el resto de las terapias naturales, las flores de Bach no están reconocidas ni reguladas en España. No obstante, en otros países de Europa, así como del resto del mundo sí están integradas en sus sistemas de salud. Los países en los que esta terapia floral tiene mayor uso y demanda son, por ejemplo, Inglaterra, Alemania, Australia, Estados Unidos, Suiza, Sudáfrica, Francia, entre otros.

Asimismo, Cuba incorpora desde 1999 el tratamiento floral en las clínicas de medicina natural de los servicios de salud pública. Lugar donde las flores de Bach son utilizadas por médicos, enfermeras y farmacéuticos en diferentes tipos de tratamiento.

Explicación científica del funcionamiento de las flores de Bach

El descubrimiento y uso de las flores de Bach, tal y como lo conocemos hoy día, se atribuye al médico británico, Edward Bach, quien difundió un sistema de curación basado en 38 flores de la campiña inglesa aplicables a distintos problemas emocionales como causa de las enfermedades físicas y mentales.

La acción de las flores de Bach se basa en la información energético-vibracional de la persona. Es decir, no trabajan con la sintomatología física, sino con el estado anímico de la persona.

Aunque la comprensión de cómo actúan estas flores aún es difícil de discernir, su explicación científica ya empieza a ser ratificada por investigadores de renombre como el premio Nobel de Medicina, Luc Montagnier. Este virólogo asegura que muchos científicos (no sólo él) han demostrado que el agua líquida puede contener y guardar moléculas biológicas. Además, tampoco debemos olvidar que la persona que propuso esta terapia floral también era un profesional de la medicina. El creador de las flores de Bach, Edward Bach, era cirujano de traumatología y especialista en bacteriología e inmunología.

De igual modo, ya en 1976 la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó la aplicación de medicinas alternativas, entre ellas la terapia con flores de Bach.

Las terapias florales han ido ganando protagonismo con el  paso del tiempo, debido a sus múltiples beneficios científicamente testados.

Usos y beneficios de la auriculoterapia

La Auriculoterapia es una clase de tratamiento cuyo origen se encuentra en la Medicina Tradicional China. El cuerpo se desequilibra lo que provoca que surjan dolores y molestias que nos impiden disfrutar de una buena calidad de vida. Curiosamente, en nuestra oreja se encuentra representado todo el organismo. Desde hace siglos en China, se ha trabajado por mejorar la salud y el bienestar de las personas a través de la Auriculoterapia. Un tratamiento indoloro con múltiples beneficios reconocidos.

Qué es la Auriculoterapia

La Auriculoterapia es un tratamiento ancestral descubierto en China. Sus principios médicos son los mismos que los de la acupuntura. La única diferencia es que su filosofía se centra únicamente en la cartografía auricular. Es decir, que como terapia basa sus resultados en la relación que existe entre la oreja y el Sistema Nervioso Central.

Una sesión de Auriculoterapia consiste en el uso de microesferas magnéticas que van pegadas con parches a diferentes puntos de la oreja. Estas microesferas, por medio de micromasajes, estimulan las zonas reflejas del pabellón auditivo a fin de que tenga un efecto sanador sobre la parte del cuerpo implicada en el malestar. Y es que a través de la cartografía auricular se puede acceder al verdadero director de orquesta de nuestro cuerpo: el cerebro.

Para qué se usa la Auriculoterapia

La Auriculoterapia se suele utilizar en el tratamiento y diagnóstico del dolor, en la cura de adicciones, así como para el tratamiento de diferentes tipos de trastornos internos. Es interesante saber que los puntos del pabellón auditivo relacionados con una dolencia son sensibles a la presión y presentan, además, una diferencia de potencial eléctrico con respecto a los puntos sanos. Esto permite su fácil detección y diagnóstico.

En este sentido, se ha comprobado que esta medicina auricular es realmente efectiva para:

  • Aliviar los dolores articulares en caderas, hombros y rodillas.
  • Reducir el vértigo o los mareos con origen cervical.
  • Controlar el apetito en favor de dietas para la pérdida de peso.
  • Calmar las cefaleas.
  • Disminuir el estrés y la ansiedad.
  • Combatir las alergias.
  • Mejorar la hipertensión.
  • Favorecer la circulación sanguínea.
  • Incrementar la salud del corazón.
  • Reducir los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual y la menopausia.
  • Combatir el insomnio.
  • Aliviar los síntomas del asma y la tos, etc.

Todo ello, sin efectos tóxicos para el organismo al carecer de interferencias con medicamentos químicos de uso crónico.  Las sesiones de Auriculoterapia pueden ser semanales para ir espaciándose en el tiempo según mejoría del paciente.

10 alimentos para bajar la tensión arterial

La tensión arterial alta o hipertensión es un factor de riesgo que puede derivar en complicaciones más allá de una cardiopatía. Esta afección puede dañar silenciosamente el organismo antes de que se manifiesten sus síntomas. Una dieta sana y equilibrada es imprescindible como prevención y tratamiento de la tensión alta.

Qué es la presión arterial alta

La hipertensión aumenta progresivamente la presión de la sangre que fluye por las arterias. Esto hace que las células del revestimiento interno de las arterias se dañen haciéndolas más estrechas y menos flexibles. El resultado es que, con el paso del tiempo, el constante paso de la sangre por las arterias debilitadas puede agrandar una sección de la pared y formar lo que se conoce como aneurisma que, de romperse, podría causar una hemorragia interna grave.

Algunos factores de riesgo relacionados con la tensión arterial alta no se pueden controlar como, por ejemplo, los antecedentes familiares, la edad mayor de 60 años o el género. Pero otros sí se pueden vigilar para una mayor prevención. Entre ellos está una buena alimentación.

Alimentos para bajar la hipertensión

Para prevenir y tratar la tensión arterial alta es necesario dejar de lado el exceso de azúcar, la sal, la cafeína, el alcohol y el tabaco. También hay que eliminar de la dieta los alimentos procesados, así como los alimentos grasos como los embutidos, las conservas y los quesos curados. Como contrapunto hay que incluir en la alimentación:

  • Alimentos hidratantes y diuréticos.
  • Alimentos vasodilatadores.
  • Alimentos antioxidantes.
  • Alimentos ricos en calcio y magnesio.
  • Grasas insaturadas.
  • Alimentos con fibra.
  • Probióticos.
  • Hierbas y especias.

A continuación, te mostramos la lista de alimentos que no deberían faltar en tu compra desde ahora:

  1. Ajo: de efecto dilatador de los vasos sanguíneos y las arterias y con acción depurativa para la sangre.
  2. Cebolla: es vasodilatador y antioxidante. Favorece la circulación sanguínea y protege a las arterias de su envejecimiento.
  3. Apio: disminuye la presión arterial y facilita un mayor flujo sanguíneo.
  4. Plátano: regula la eliminación de agua y enriquece al organismo con vitamina A, C y ácido fólico.
  5. Alcachofa: es un gran alimento depurativo por su riqueza en fibra, agua y potasio. Depura la sangre de impurezas y regula la formación de colesterol.
  6. Kiwi: antioxidante por excelencia y gran fuente de vitamina C y A. Protege las arterias otorgándoles elasticidad.
  7. Aceite de oliva en crudo: el ácido oleico es muy beneficios para la acción cardiovascular. Su alto contenido en vitamina E protege los tejidos de las arterias y las dilata permitiendo un fluido con menos presión.
  8. Semillas: el lino, la chía, las nueces o el cáñamo son alimentos ricos en omega 3 y fitoesteroles antioxidantes. Mantienen la elasticidad de los vasos sanguíneos evitando el colapso cardiovascular.
  9. Bayas del bosque: moras, arándanos, frambuesas, uvas, fresas, cerezas… Su riqueza antioxidante protege las arterias y mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular.
  10. Legumbres: lentejas, garbanzos, guisantes, habas… Son ricas en fibra, vitaminas, minerales y proteínas de alta calidad. Su consumo regular mejora la calidad de los vasos sanguíneos y los hace resistentes a la presión arterial.

Beneficios de la kinesiología en niños

La kinesiología es una terapia natural que evalúa la respuesta de los músculos para detectar posibles desequilibrios en el organismo, con el fin de prevenirlos o corregirlos a tiempo. Para la kinesiología, mente y cuerpo están conectados interaccionando de manera conjunta. Esta técnica es tan suave y tan poco invasiva que también reporta grandes beneficios para los niños. Veamos cuáles son.

Qué es la kinesiología y para qué sirve

La kinesiología es una terapia física a menudo confundida con la fisioterapia. Aunque, por lo general, ambas disciplinas son consideradas como sinónimos, esto es un error. La kinesiología es una técnica manual que estudia el movimiento del cuerpo para, mediante la manipulación de los músculos, determinar posibles trastornos tanto físicos como emocionales. Mientras que la fisioterapia es un conjunto de métodos que incluye entre ellos el tratamiento manual (kinesiología) para promover la movilidad del cuerpo.

La kinesiología nació en los años 30. Sin embargo, no fue hasta los años 60 cuando se instauraron sus bases de la mano de George Goodheart, quien estableció que la kinesiología tenía en cuenta la totalidad del cuerpo humano, incluida la mente. Para ello, se utiliza un test muscular capaz de valorar la capacidad de respuesta de los diferentes músculos y su relación con los distintos órganos del cuerpo.

Kinesiología para niños

La kinesiología, como hemos dicho, es una terapia suave que puede aplicarse en niños. Esta disciplina es segura para personas de todas las edades, incluidos los más pequeños de la casa. Esta terapia ayuda a los niños a recuperar su equilibrio para mantenerse física y mentalmente sanos. Es más, la kinesiología ha demostrado ser realmente efectiva para:

  • Mejorar la concentración, el aprendizaje y la capacidad de memoria de los pequeños.
  • Reducir el estrés y la ansiedad en niños especialmente inquietos o nerviosos.
  • Aliviar las preocupaciones estructurales que conllevan dolor de cabeza, cuello y espalda, bruxismo, zumbido de oídos, mareos, etc.
  • Aumentar las horas de sueño y disminuir los problemas de insomnio o terrores nocturnos.
  • Disminuir las reacciones a los alimentos y otros alérgenos, ya que la kinesiología refuerza el sistema inmune de los pequeños.
  • Mayor capacidad para lidiar con las emociones y, por lo tanto, menor nivel de agresividad en los niños conflictivos.
  • Mejor rendimiento deportivo, gracias a la kinesiología que ayuda a los más jóvenes a progresar en su motricidad y equilibrio energético.

En definitiva, la kinesiología establece un diálogo directo con el cuerpo de los niños que ayuda a despertar a su “médico interno” a fin de mejorar su salud física, emocional y energética.

Páginas:1234567...16»
  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal