Browsing articles from "octubre, 2018"
Oct 7, 2018

Cómo sanar la fatiga suprarrenal

estrés crónico y fatiga suprarrenal

La fatiga suprarrenal es aquella condición en la que las glándulas suprarrenales no pueden producir cantidades suficientes de hormonas, especialmente la hormona cortisol, que ayuda a nuestro cuerpo a controlar el estrés.

Sin suficiente cortisol, podemos sentirnos cansados. Sin embargo, también se puede sentir fatiga cuando los niveles de cortisol  son más altos de lo normal. En ambos casos, la causa está en el desgaste de las glándulas suprarrenales.

En la medicina alopática, la fatiga suprarrenal  es conocida como enfermedad de Addison, si se detectan niveles extremadamente bajos de cortisol y se denomina síndrome de Cushing cuando hay un exceso de producción de cortisol.

Desafortunadamente, se suele considerar que las glándulas suprarrenales están bien cuando no se padece ninguna de las dos dolencias. Sin embargo, evaluar la salud de las glándulas suprarrenales no sólo se limita a comprobar los niveles de cortisol.

También es importante considerar el papel del eje hipotálamo-pituitaria-suprarrenal (HPA), que es el circuito de retroalimentación entre el hipotálamo, la glándula pituitaria y las glándulas suprarrenales. El eje HPA regula la respuesta al estrés de nuestro cuerpo.

Por ejemplo, si nos encontramos con un jabalí mientras caminamos por el bosque, lógicamente, nuestro cerebro interpreta la situación como un factor estresante. El hipotálamo libera hormona liberadora de corticotropina (CRH) que actúa sobre la glándula pituitaria para estimular la liberación de la hormona adrenocorticotrópica (ACTH). La ACTH, a su vez, estimula la liberación de cortisol. El cortisol le indica a nuestro cuerpo que reaccione rápidamente para poder huir del jabalí.

Entre sus muchas funciones, el cortisol ayuda a estimular la liberación de azúcar en la sangre, aumenta la presión arterial y modula la respuesta inmune. En pequeñas cantidades, la producción y liberación de cortisol en el torrente sanguíneo es beneficioso, y no podríamos vivir sin él. Los problemas surgen cuando los niveles de cortisol se mantienen elevados durante demasiado tiempo.

En nuestra vida se dan muchas situaciones o preocupaciones  prolongadas en el tiempo que se convierten en factores estresantes crónicos y que a nivel bioquímico ejercen una presión sobre el eje HPA.
Estos estresores crónicos estimulan continuamente el eje HPA manteniendo el cuerpo en un estado perpetuo de estrés, a modo de «lucha o huida». Si experimentas estrés durante todo el día, el eje HPA no puede descansar y los niveles hormonales, incluido el cortisol, se desequilibran.

 Llegados a este punto, puede que haya un exceso o defecto de cortisol y que la producción de cortisol pueda estar sufriendo un desequilibrio. Además, otras hormonas suprarrenales como la dehidroepiandrosterona (DHEA), la aldosterona y la epinefrina o la norepinefrina pueden verse afectadas.

fatiga suprarrenal

¿Cuáles son los síntomas de la fatiga suprarrenal?

 Los síntomas de fatiga suprarrenal pueden incluir:

  • Fatiga (física y / o mental)
  • Dificultad para levantarse de la cama por la mañana.
  • Insomnio (dificultad para dormirse y / o permanecer dormido)
  • Hipoglucemia
  • Hipotensión por las mañanas.
  • Inmunidad disminuida, o mala función del sistema inmunológico
  • Disfunción cognitiva, o «niebla cerebral»
  • Incapacidad para manejar el estrés
  • Deseo de sal y comidas saladas.

Para volver a equilibrar nuestras glándulas suprarrenales vamos a tener que realizar algunos cambios  en nuestra dieta y en nuestro estilo de vida.

Algunos consejos básicos que ayudarán a nuestra recuperación consistirán en:

  • Comer alimentos de bajo índice glucémico.
  • Descansar bien y suficientes horas.
  • Realizar ejercicios livianos.
  • Pasar tiempo en la naturaleza.
  • Realizar actividades de cuerpo y mente como yoga, meditación o Chi kung.
  • Evitar los ambientes y personas tóxicas.
  • Tomar suplementos de vitaminas B, vitamina C, magnesio y hierbas adaptogénicas, para apoyar las glándulas suprarrenales y el eje HPA.

Sin embargo, la clave para apoyar la salud suprarrenal es reducir en la medida de lo posible, los factores estresantes crónicos y darle al cuerpo el descanso que necesita para recuperarse.

Merece la pena recalcar la importancia de practicar meditación y otras técnicas de reducción del estrés para ayudar al sistema nervioso. La meditación tiene la increíble capacidad de apoyar la rama parasimpática  del sistema nervioso, lo que nos va a  permitir sentirnos más centrados y relajados.

 Para valorar con kinesiología el estado de las glándulas suprarrenales y detectar excesos o deficiencias en la fabricación de las diferentes hormonas que intervienen, puedes utilizar el Test del sistema endocrino.

 

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal