Browsing articles from "septiembre, 2013"

Dermatitis herpetiforme en kinesiología

Dentro del segmento de las alergias existe una afección asociada, que si bien no siempre tiene una relación alérgica directa, si que tiene una clara y nítida asociación, que no es popularmente conocida y que supone un importante problema para quien lo sufre, estamos hablando de la Dermatitis Herpetiforme o Enfermedad de Duhring.

¿Qué es la dermatitis herpetiforme y cómo se produce?

La dermatitis herpetiforme es una afección que se manifiesta mediante una erupción cutánea extremadamente pruriginosa y que toma forma con la presencia de numerosas ampollas y protuberancias en la zona afectada. Se puede presentar en múltiples zonas del cuerpo como los codos, las rodillas o la espalda entre otros.

Los factores que dan pie a esta afección, no se conocen del todo, si bien es conocido que las personas celíacas o que muestran una determinada sensibilidad al gluten en el intestino delgado muestran una amplia predisposición a ello.

La relación con el gluten y su lógica afección intestinal induce a pensar su claro origen en la alteración de la permeabilidad de la membrana intestinal y por tanto a problemas de autoinmunidad. Recordemos nuestro articulo del 8 de diciembre: “Intestino permeable en el proceso inflamatorio”. “Las toxinas pasan a través de las de las células como metales pesados, insecticidas, pesticidas, etcétera y también las bacterias produciendo infecciones además pueden pasar moléculas de gran tamaño procedentes de la alimentación lo que dará lugar a la formación de anticuerpos que producirán alergias o enfermedades autoinmunes”.

Esta afección es una enfermedad transversal en lo que se refiere a género, es decir, se presenta tanto en hombres como en mujeres y tiene especial incidencia en las personas mayores de veinte años, si bien también pueden presentarse casos de ella en niños.

Hay posible complicaciones relacionadas con las tiroides y cáncer intestinal, por lo que es extremadamente recomendable que cualquier persona que se encuentre aquejada por esta afección se someta a exhaustivos controles para descartar que tiene otras enfermedades que pudieran resultar de un modo u otro relacionadas.

Test y Tratamiento

Tendremos que buscar la alergia alimentaria, causticum D30 y en especial las intolerancias al gluten y lácteos, esto podremos verlo con un test de alimentos. Además veremos los problemas de intestino, y por tanto las ampollas de intestino delgado, mucosa intestinal, sistema inmunitario intestinal y disbiosis.  Como dijimos antes puede haber problemas de metales pesados que agraven la situación, por tanto si nos aparece esta información, lo primero será tratar este problema junto a los problemas intestinales.

El tratamiento de la misma en todos los casos suele ir relacionado con el control dietético de la dieta ingerida y ciertos alimentos. Destacaríamos los siguientes grupos:

  • Gluten: Muy efectiva, pudiéndose en muchos casos eliminar, los síntomas de la dermatitis herpetiforme,
  • Lácteos: En combinación de una dieta sin gluten es más efectiva.
  • Alcohol, tabaco.

Si vemos que a pesar de esta dieta persisten los síntomas, será necesario someterse a una dieta de eliminación o a una prueba de alergias alimentarias para determinar la hipersensibilidad a otros alimentos. Puede ser que haya una intoxicación por metales pesados que agrave este problema por tanto debemos mirar este aspecto, antes de prescribir un tratamiento en donde la alimentación supondrá más de un 50% de la solución. Un habito muy importante y necesario es que el paciente mastique muy bien la comida, las enzimas que se aportan en la masticación son fundamentales para mejorar la digestión de todas las sustancias.

Suplementos beneficiosos para la dermatitis herpetiforme

  • Vitamina E: Es un antioxidante muy importante para la piel.
  • Complejo B: promueve la circulación y una piel sana.
  • L-glutamina: Favorece la reparación de la membrana intestinal.
  • Ácidos Grasos Esenciales : Omega 3, 6, 9: proporciona lubricación de la piel y ayudan a retener el agua. Además beneficia los problemas de permeabilidad de la membrana intestinal.
  • Vitamina C: Antioxidante y favorece la curación de las lesiones.
  • Coenzima Q10: ayuda a eliminar toxinas y aumentar la energía.
  • Acidophilus Lactiobacilus: ayuda a regenerar la flora intestinal.
  • Polvo de pomelo: para aliviar las heridas.
  • Sales de Shussler: nº 1. Calcarea Fluórica y nº 11 Silicea.
  • Formulas de antioxidantes, vitaminas y minerales: Para prevenir posibles carencias.

 

Angel Salazar (angelsalamag@gmail.com).

Kinepharma.

La detoxificación celular del Dr. Shinya

La vida moderna que conlleva estrés y una carga emocional alta junto con una mala alimentación y una vida sedentaria, son los responsables últimos de una gran cantidad de problemas de salud, entre los que destacan problemas digestivos y oxidativos a nivel celular, fundamentalmente debidos a una mala salud intestinal.

El Doctor japonés Hiromi Shinya autor de la enzima prodigiosa, en su libro la enzima para rejuvenecer nos habla de este problema, él se basa en sus experiencias después de más de 50 años de profesión dentro de su especialidad de gastroenterología, que le han permitido realizar miles de colonoscopias. Esto le ha permitido comparar la salud de diferentes pacientes con distintos hábitos alimentarios y a su vez  experimentar en primera persona como una dieta adecuada y unos hábitos de vida correctos ayudan a mejorar la salud y afrontar cada día con más energía.

El Dr. Shinya observó que sus pacientes de Estados Unidos tenían una salud intestinal mucho peor que sus pacientes japoneses, estas diferencias desaparecían cuando sus pacientes japoneses adoptaban una dieta “occidental”. Además la mala salud intestinal se correspondía a una mala salud celular ya que había una correlación clara entre ambos. El intestino es uno de los principales órganos que interviene en la detoxificación del cuerpo y en el control de la inmunidad de todo el organismo. Si este órgano no funciona correctamente, si hay problemas de estreñimiento, divertículos, exceso de residuos, gases por fermentación y podredumbre, esto se va a traducir en una intoxicación celular.

Lo que descubrió fue lo siguiente:

  • El exceso de proteínas genera problemas intestinales y residuos proteicos en las células, esta “basura” intracelular favorece la mala salud y la aparición de enfermedades. Esto se acentúa con la dieta occidental, con exceso de proteína animal, en especial carne, leche y derivados lácteos.
  • Este exceso de residuos influyen en nuestra salud pero también en nuestro envejecimiento, haciéndolo más rápido y limitando la producción de energía de nuestras células, haciéndolas más ineficientes, lo que directamente nos hará más propensos a la fatiga y a tener menos defensas ante cualquier tipo de ataque ó situación de estrés.
  • Según él, dentro de las células hay varios tipos de enzimas “rejuvenecedoras”. Una de ellas es el llamado complejo proteico proteosoma, que se ubica dentro de determinadas células y las enzimas que realizan estas reacciones se llaman proteasas.
  • Por ello es necesario una dieta a base de verduras, frutas, algas y otros alimentos de origen vegetal preferentemente crudos o poco hechos (brócoli, col rizada, berza, zanahoria, algas, manzanas, arándanos y peras en especial) para aumentar el número de enzimas.
  • Por tanto deberemos evitar las proteinas de animales, dando en su caso prioridad a los pescados pequeños, eliminar totalmente los lácteos y derivados ya que causan enormes problemas a la salud intestinal y por tanto a la inmunidad de la persona, hacer ejercicio y beber mucha agua «limpia» son otros de los consejos de este doctor para llevar una vida sana.

Método Sinya

Hay que dar tiempo a que estas enzimas y otras realicen su función y esto solo se consigue pasando un poco de hambre, el hambre es sano. Un flujo demasiado continuo de alimentos hará que se inhiba la autofagia y a la larga contribuirá a la acumulación de proteínas en la célula. Con el ayuno parcial, se dará tiempo a que la propia célula reintegre esas proteínas defectuosas eliminando los residuos y limpiando las células.

Este ayuno es sencillo, el Dr. Shinya propone cenar pronto, antes de las 9, levantarse y beber 750 ml de agua “buena” (limpia y alcalina) despacio y realizar un desayuno de frutas, no en exceso, a media mañana volver a tomar un tentempié de fruta y seguir bebiendo otros 750 ml de agua “buena” hasta la comida. Con este ayuno de proteínas recuperaremos la salud y haremos que nuestras células trabajen mucho más eficientemente, ganando mucha energía.

Se recomienda también los enemas de café, uno 750 ml cada día, esto mantendrá nuestra salud intestinal y además incrementará nuestros enzimas, por lo que hará la asinmilación de proteinas y desechos proteicos más fácil.

Nosotros recomendamos una variante que es la de trasladar la comida no proteica a la noche y en vez de desayunar fruta, cenaremos una ensalada, sin proteínas, ya que la fruta por la noche tiende a fermentar y recomendaremos al igual que el doctor Shinya beber esas mismas cantidades de agua repartidas en la tarde y el desayuno.

Otra regla es comer la fruta  y beber el agua unos 30 min antes de las comidas y no abusar de la fruta muy dulce, como el melón, plátano etc.

Testaje

Para saber si la célula tiene esta carga de residuos, que implica una “oxidación” a lo que el Dr.Shinya llama directamente envejecimiento  se puede testar con la ampolla de radicales libres que hay en un testaje básico, también habrá necesidad de minerales, oligoelementos y vitaminas, pudiendo salir estas ampollas de este mismo kit de testaje.

 

Ángel Salazar (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma

Consecuencias del estrés postraumático

Es común la aparición de estrés postraumático en las personas que han visualizado o vivido situaciones de fuerte y extrema gravedad, situaciones en las que el riesgo de sufrir lesiones o incluso de perder la vida hayan estado presentes. El estrés postraumático es una reacción psicológica a situaciones de extrema tensión y el mismo se presenta con distintos tipos de desorden psicológico que en determinados casos, pueden converger en otros de tipo fisiológico.

Habitualmente las líneas de afectación psicológica son tres: las que tienen que ver con recordar repetidamente el hecho traumático sucedido, las que tiene que ver con la reacción de evasión psicológica, y por último las relacionadas con la excitación psicológica extrema. Cada una de ellas tiene unas consecuencias directas y concretas determinadas. Veamos por tanto con más detalle los síntomas, los más importantes serían:

  • «Reviviscencia» repetitiva del hecho, lo cual perturba las actividades diarias: Revivimos el hecho una y otra vez, o lo recordamos, incluso tenemos pesadillas sobre el mismo momento y una somatización del mismo. Se proyecta inconscientemente ese miedo hacia el futuro.
  • Evasión: Alteración emocional que nos hace ser insensibles ante la vida, menos involucrados con los hechos presentes
  • Excitación, nerviosismo, dificultad para concentrase, respuestas exageradas y sobresaltos ante circunstancias adversas, irritabilidad, hipervigilancia, insomnio.

En determinadas ocasiones se tiene también síntomas parecidos a los que se viven con ansiedad y depresión como son los mareos, agitación y excitabilidad, taquicardias o pulso acelerado y dolor de cabeza. Si esta patología no es tratada puede dar lugar a un aislamiento de la persona y a un estado de depresión, ataques de pánico y pueden dar lugar a algún tipo de adicción o drogadicción.

Circunstancias en que se da el estrés postraumático

 No existe una regla fija en las que se manifieste el estrés postraumático, pues dependerá de cada persona y de la fortaleza o reacción psicológica de ésta para que la afectación de una determinada vivencia desemboque en una determinada reacción u otra, pero existen casos generales en los que el estrés postraumático es proclive a hacer acto de presencia.

Así, entre otros, el estrés postraumático es común que pueda presentarse por ejemplo después de haber vivido situaciones de guerra, terrorismo o accidentes de automóvil. También es típica la aparición de estrés postraumático en las personas víctimas de violencia de género, de asaltos violentos o violación.

Testaje

Aparte de la evidencia lógica de comprobar como la persona reacciona a los diferentes estímulos, después de un hecho negativo de gran trascendencia para ella, el test de esta patología se puede hacer con la ampolla de trauma. Además habrá otras como hipersensibilidad, desorden emocional, que deberán también cambiar la información, estas están incluidas en el kit de emociones negativas. En muchos casos además, a nivel endocrino, observaremos una bajada de endorfinas y serotonina, por lo que este test nos puede ayudar a confirmar este punto.

No obstante en el protocolo habitual que hagamos veremos claramente como al testar el sistema límbico nos dará “miedo al futuro” o “no aceptación del pasado que nos impide aceptar el presente”. Esto podemos verlo en el artículo del 7 de mayo de 2013 en nuestro blog: «Técnicas emocionales en kinesiología«.

Para el tratamiento podemos aplicar las técnicas que aparecen en ese mismo artículo, o en el artículo del 30 de junio de 2013: “Puntos de fijación del hipotálamo”, siempre y cuando el test me confirme su idoneidad.

En último extremo, se puede emplear una forma de tratamiento llamada «desensibilización» que ayuda a reducir los síntomas, intentando recordar y revivir el hecho traumático expresando el paciente sus sentimientos al respecto. Los grupos de apoyo, donde las personas que han tenido experiencias similares comparten sus sentimientos, también pueden servir.

Ángel Salazar (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma.

 

Problemas digestivos: Ataque de hígado

Hace unos días una paciente diabética nos comentó que tenía problemas en el hígado, ya que presentaba dolor abdominal en la zona del hígado, se quejaba de dolor de cabeza sensación de estar llena, molestias como eructos con sabor a huevos, nauseas, vómitos y sensación de malestar general. Le habían comentado unos amigos que lo que le ocurría era un “ataque de hígado”. Como presentaba dolores y molestias en esa zona, ella atribuyó rápidamente el problema a ese órgano.

Lo que ha venido en llamarse popularmente ataque de hígado no tiene realmente nada que ver con este órgano sino más bien con problemas digestivos ocasionados por la vesícula y el intestino grueso.

A partir de los 40 es muy común la formación de cálculos en la vesícula, estos generan dolor y fluctuaciones en la producción de bilis, por lo que deben evitarse las comidas muy grasas. Además en personas con sobrepeso, diabetes, cirrosis hepática es más frecuente la formación de estas piedras. Esto forma parte inicial de este problema, veamos cuales son todas sus causas.

Proceso de ataque de hígado

Como ya sabemos la bilis es la responsable de hacer digeribles las grasas, haciendo que sean solubles en agua, ya que actúa como el jabón, posibilitando su asimilación por parte del intestino.

Esta paciente había comido un exceso de grasas y almidones el día anterior, pero debe entenderse que lo que para una persona es mucha grasa para otra no, depende de su salud hepática y biliar, si como es este caso la persona tenía problemas de cálculos biliares (que desconocía) cualquier pequeño exceso de grasa ya suponía un problema.

Esto provoca que la vesícula biliar y el hígado fabriquen mucha bilis, lo que unido a la ingesta de almidón es responsable de esta patología. Porque el almidón nunca se digiere en su totalidad y el sobrante no digerido, al llegar al intestino grueso es metabolizado por sus bacterias, ya que es el alimento ideal para ellas, lo que produce una fermentación que produce gases.

Al mismo tiempo al colon llega la bilis sobrante y, recordemos, la bilis actúa como el  jabón.  Cuando juntamos jabón diluido en agua y gases, es bien conocido que se produce espuma, y una espuma formada por burbujas de pequeño tamaño. Esta “espuma” hincha el intestino grueso, produciendo el primer síntoma al día siguiente, la distensión abdominal.

Además provoca que los movimientos peristálticos en el intestino grueso sean poco efectivos, por lo que deben trabajar en exceso los músculos de este órgano, este problema se hace más manifiesto en el ángulo hepático, la zona donde se forma el pliegue más agudo del colon, al lado del hígado y donde más se agrava este problema. Por lo que presentaba dolores abdominales en la zona derecha a la altura de este órgano. Confundiendo esto a muchas personas, que hablan de «dolor en el hígado».

Además la intolerancia alimentaria a los almidones en muchísimas personas explicaría el problema de los dolores de cabeza, nauseas y vómitos.

Testaje

Para el testaje utilizamos el kit de enfermedades de hígado y vesícula biliar, en el que nos salió la ampolla de cálculos biliares y la de colecistitis que es una inflamación de la pared de la vesícula biliar que se caracteriza por dolor en el cuadrante superior derecho, el cual puede ser tipo cólico o punzante.

Para ello, nuestra recomendación, a parte de una limpieza de hígado del tipo Hulda Clark, para limpiar las piedras de la vesícula y del hígado, es hacer una dieta baja en grasas y almidones y nunca, nunca la superabundancia y mezcla de ambos, sobre todo por las noches, ya que hemos visto que la mezcla es explosiva.  No obstante conviene además usar para los cálculos las siguientes plantas:

  • Lino: Antiespasmódico, sedante, antiinflamatorio.
  • Manzanilla romana: Antiespasmódico, sedante.
  • Argentina, Boldo, Pasionaria.

Otros remedios y consejos serían:

  • El té de limón. Poner a hervir un limón con cascara cortado a la mitad, lavado en agua. Se pone en el fuego hasta que hierve, luego cuando se saca del fuego, se bebe tibio quitando parte de la pulpa para darle más fuerza. Se puede tomar 2 veces al día.
  • Beber agua mineral y agregarle zumo de limón para que ayude a depurar el hígado y se resuelva más rápido esta afección.
  • Beber zumo de limón, pomelo o naranja es realmente bueno para depurar, en especial por la mañana.
  • Las infusiones de laurel, menta o manzanilla también son útiles para los ataques de hígado. Se puede tomar 2 o 3 veces al día estas infusiones.
  • Seguir una dieta de alimentos ligeros y frescos, fundamentalmente verduras y frutas que no sean abundantes en almidones (patata, batata, etc.) por unos días es fundamental para poder recuperarnos rápido del ataque de hígado. También el pollo, pescado y el arroz son algunos de los alimentos mas recomendados. Todos los alimentos deben ser preparados sin salsas, aderezos, ni nada pesado para que resulte fácil su digestión.
  • Cuidado con los productos coleréticos, ya que provocan una mayor producción de bilis que puede agravar el problema, por lo que conviene evitarlo durante el tiempo que dure el problema. Ejemplo de ellas son: tilo, olivo, menta, agracejo, alcachofera, fumaria, boldo, rábano, diente de león, ajenjo, centaura menor, cúrcuma, genciana entre otras.

Este problema se puede evitar comiendo moderadamente y analizando que combinaciones hacemos, porque a veces no es la comida de un día lo que lo provoca, sino la de varios. Si tenemos pensamiento de hacer una comida pesada, debemos tomar después de la misma, un te digestivo.

Ángel Salazar (angelsalamag@gmail.com).

Kinepharma S.L.

 

 

 

  • Español