Browsing articles from "mayo, 2015"

Corrección del aura y sus alteraciones

El Aura es el campo energético que desprenden todos los seres vivos, más concretamente una radiación electromagnética que nos rodea, y nos da información sobre el emisor. Todos tenemos aura, incluido nuestro Planeta Tierra. También los objetos tienen su propia aura, aunque esta es fija en el tiempo, no como en los seres vivos que puede cambiar.

Cada persona, animal y vegetal, tiene un aura diferente, incluso a veces más de una capa de luz en la misma persona. Todos tenemos varias capas áuricas, porque el aura está dividida en siete estratos o capas relacionadas directamente con los siete chakras que conocemos. Es la concretización de la luz que viene hacia nosotros y expresamos externamente según nuestro nivel de frecuencia. Somos seres de luz. La densidad y el color del Aura dependen de la frecuencia. Venimos a esta vida con una misión y a lo largo de nuestra vida modificamos nuestra frecuencia.

Dentro de la Kinesiología holística, en el campo energético detectaremos cualquier alteración que se produzca en el aura. Para ver si hay un problema en el aura se utilizará el siguiente mudra: ponemos la mano en forma de cuenco y con la parte cubital tocamos la cara del paciente. Veamos algunos de los problemas que tenemos con el Aura:

Aura desplazada

El Aura se encuentra situada más o menos a un palmo del cuerpo físico, forma parte del cuerpo astral, es como un sensor, que llega antes que nuestro físico y nos sitúa en el espacio, nos manda mensajes inconscientes de la cercanía de otros cuerpos (objetos).

Para que sea efectiva ha de estar en armonía con nuestro cuerpo físico, cuando tenemos un accidente automovilístico o chocamos bruscamente con un objeto, nuestro cuerpo queda frenado bruscamente, pero nuestra Aura sigue por inercia atravesándolo hasta una distancia concreta dependiendo de la velocidad, llegado a este punto sufre un retroceso, repitiéndose hacia adelante y hacia atrás, perdiendo fuerza cada vez hasta que se recoloca, buscando la armonía con el cuerpo físico, unas veces lo consigue y otras no.

Cuando no queda bien situada, es cuando decimos que esta desplazada, esto hace que pierda su efectividad y da la sensación de que estamos ebrios, desequilibrados, chocamos con los muebles y puertas, como si no midiéramos bien nuestro entorno, se nos caen objetos de las manos, como si estuviéramos torpes, tenemos sensación de vértigo al agacharnos, etc.

También se puede desplazar el Aura durante el sueño, cuando realizamos viajes astrales involuntarios, si algo nos alerta regresamos bruscamente a nuestro cuerpo físico, ¿no has tenido la sensación de caerte de la cama o de impacto?, es probable que si, pues esa es otra manera.

El test se realiza haciendo un barrido con la mano por encima del cuerpo, si cambia el indicador hay un desplazamiento áurico sino, se trata de cicatriz áurica. En caso de desplazamiento del aura pondremos los dedos índice y corazón en el punto 41VB, superficialmente en los dos pies (bilateral), de 30 segundos a 1 minuto.

Cicatriz Áurica

El Aura es muy sensible, por lo tanto fácil de dañar, en algunas culturas, cuando hacen una sesión de sanación y trabajan a nivel áurico son muy comedidos, para no dañarla, utilizan plumas, el humo de los sahumerios, el sonido, el color, etc. En occidente actuamos sobre el cuerpo físico, menos preciando el áurico, esto tiene sus consecuencias, si nos han hecho una intervención quirúrgica, ahí donde han cortado físicamente, también lo han hecho en el Aura, la cicatriz une lo físico, pero deja una abertura áurica y energética (meridianos y nadis), con las consiguientes alteraciones en los órganos y partes del cuerpo que se encuentran en su radio de acción. Por ejemplo en la cabeza podría afectar en forma de alteraciones psíquicas.

Ya hemos visto en el punto anterior como se realiza el test para saber si hay una cicatriz áurica, para comprobar su ubicación haremos un barrido más lento y por tramos más pequeños, por ejemplo un brazo, la rodilla etc., hasta encontrar el sitio exacto del cuerpo.

El tratamiento se realiza manteniendo la mano sobre la cicatriz entre 30 segundos y 1 minuto, aunque también se puede hacer el símbolo del infinito varias veces sobre la cicatriz. Deberemos también comprobar si hay energías interferentes (bajo astral, emociones nocivas, garrapatas energéticas, ..) ya que el desequilibrio energético que se produce, puede dar lugar a que otras energías nos parasiten en el punto donde se da este problema.

También podemos emplear un kit de chakras para ver a que capa esta afectando el desplazamiento del aura o la cicatriz áurica.

Ángel Salazar Magaña (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma.

 

El ejercicio moderado mejora los tratamientos de cáncer

Una investigación de la Universidad Estatal de Kansas ofrece información alentadora para los pacientes con cáncer: Una caminata o un trote lento de forma regular pueden ser la clave para la mejora de los tratamientos de cáncer.

Brad Behnke, profesor asociado de fisiología del ejercicio, y sus colaboradores han demostrado que el ejercicio moderado de forma regular mejora la oxigenación del tumor, lo que puede mejorar los tratamientos en pacientes con cáncer. Behnke ha recibido una subvención de la Sociedad Americana del Cáncer de 750.000 dólares para estudiar el ejercicio moderado como una manera de ayudar a que los tratamientos de radiación sean más eficaces, especialmente para los tumores difíciles de tratar.

«Si podemos aumentar la eficacia del tratamiento de radiación, entonces el pronóstico del paciente habrá mejorado». «El ejercicio tiene efectos secundarios siempre positivos versus otros tratamientos que pueden tener efectos secundarios perjudiciales. El ejercicio es un tipo de terapia que beneficia a múltiples sistemas en el cuerpo, y puede cambiar permanentemente el entorno dentro del tumor.»

El Instituto Nacional del Cáncer de EEUU, recomienda el ejercicio para pacientes con cáncer y  aquellos que han superado la enfermedad, pero pocas investigaciones muestra lo que ocurre dentro de los tumores durante dicho ejercicio. Eso llevó Behnke a combinar su experiencia en la fisiología integrativa con la investigación del cáncer. También ha recibido el apoyo del Centro de Investigación del Cáncer de la universidad de Johnson.

«Me interesé en saber lo que pasa dentro del tumor durante y después del ejercicio como un medio para mejorar los resultados del tratamiento», dijo Behnke.

Para las últimas investigaciones, Behnke está utilizando modelos de tumores de cáncer de próstata, para encontrar formas de mejorar el suministro de oxígeno a los tumores. Cuando un tumor es hipóxico, o tiene bajo nivel de oxígeno, a menudo es muy agresivo. Debido a que el oxígeno es importantísimo para esta enfermedad ya que ayuda a destruir las células cancerosas. Como resultado, los tumores con baja oxigenación a menudo son resistentes a las terapias tradicionales de cáncer, como la radioterapia y las intervenciones. De forma que la respiración de oxígeno concentrado, está siendo utilizado para mejorar su suministro a las células cancerígenas antes del tratamiento.

«Si mejoramos todos los sistemas en el cuerpo: los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos con el ejercicio, podemos aprovechar la disfunción vascular en el tumor y mejorar el flujo de sangre en él», según Behnke. «El tumor se convierte en el camino de menor resistencia debido al elevado requerimiento cardiaco del ejercicio, lo que se traduce en un aumento sustancial en la oxigenación del tumor durante y después del mismo.»

Pero la clave es el ejercicio moderado. Demasiado poco de ejercicio puede tener ningún efecto, pero el exceso de ejercicio puede tener un efecto negativo y puede cerrar el flujo sanguíneo a la región del tumor o poner en peligro el sistema inmunológico.

Entendiendo el ejercicio moderado como una actividad que utiliza entre el 30 y el 60 por ciento de la capacidad aeróbica de la persona, según Behnke. La actividad en si no debe ser estresante y es algo que la mayoría de las personas pueden llevar a cabo, como una caminata o un trote lento.

La investigación también ha demostrado que el ejercicio moderado puede ayudar a los pacientes con cáncer a contrarrestar algunos de los efectos secundarios del tratamiento – como el bajo recuento de sangre, fatiga, caquexia y la pérdida de masa muscular, lo que ha llevado a muchos investigadores a catalogar esta terapia como «terapia de ejercicio aeróbico» para los pacientes con cáncer.

«Realmente no hay ningún efecto secundario negativo de ejercicio de intensidad moderada», dijo Behnke. «El ejercicio a menudo se prescribe para mejorar los efectos secundarios del cáncer y el tratamiento, pero lo que el ejercicio hace dentro del tumor, ya es de por sí, muy beneficioso.»

Recomendamos leer el artículo de Kinepharma de 28 de diciembre de 2012, “Los tres aspectos fundamentales a testar en cáncer”.

Ángel Salazar Magaña (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma.

Testaje de Alergias

La prevalencia de las alergias aéreas y el asma en Europa se ha multiplicado por 4 en los últimos 30 años, afectando a entre el 15 y el 40 por ciento de la población. Los jóvenes son quienes más sufren la creciente incidencia de las alergias, con uno de cada tres menores afectados. En los últimos 10 años, las reacciones alérgicas en niños se han multiplicado por siete. Muchas de estas personas además sufren hipersensibilidad a los aditivos químicos de los alimentos comunes, los colorantes artificiales o los conservantes entre otros.

Los materiales de los envases alimentarios contienen numerosos contaminantes ambientales por ejemplo lo de las botellas o los envoltorios de plástico, por no mencionar las emanaciones de los tubos de escape, los pesticidas, los vapores que desprenden las pinturas y las alfombras y otros productos químicos ambientales a los que muchos de nosotros estamos expuestos a diario. Sería perjudicial que el cuerpo no reaccionar ante el ataque masivo de venenos al que se enfrenta a diario. En muchos casos crecer en un entorno excesivamente estéril  puede ser la causa de que los sistemas inmunes reaccionen por exceso al entrar en contacto con sustancias inocuas.

El procesado y la modificación genética de los alimentos o la edad en la que se introduce por primera vez alimento sólido en la dieta de los bebés pueden ser factores que contribuyen a la escalada de las alergias. Entre los alimentos más comunes que causan reacciones alérgicas figuran la leche, los huevos, los cacahuetes, los frutos secos, El pescado, el marisco, la soja y el trigo (gluten). Estos alimentos causan el 90% de las reacciones alérgicas en Occidente.

Además tenemos las alergias primaverales, normalmente en la época de floración de las plantas, muchas personas son alérgicas a todo tipo de pólenes pero todo tiene una misma causa común: La cada vez mayor dificultad del hígado para procesar los tóxicos. Cuántas personas han comprobado que después de toda su vida sin tener problemas de este tipo, a edades intermedias o avanzadas empiezan a tener alergias, esto es debido en la mayoría de los casos a una acumulación de cálculos biliares en el hígado, por ello la importancia de mantener una toxicidad baja en el nuestro organismo y en su caso realizar una limpieza hepática, como ya explicamos en artículos anteriores.

De hecho es posible que las reacciones alérgicas originadas por la congestión del hígado y la debilidad del sistema digestivo y que seguramente no han desaparecido, sean los responsables de la generación de nuevos cálculos biliares.

No obstante una vez alterado el sistema inmunológico, hace falta otros métodos para convencer a las células del sistema inmunológico para que dejen de producir anticuerpos contra los antígenos presentes, por ejemplo en el caso del polvo, del polen, del pelo de mascota como el de gato o los alimentos como la leche el trigo, las naranjas, los tomates, etc. Aquí podríamos hablar de una terapia energética basada en la bioresonancia o en la homeopatía.

En círculos de la medicina natural se conoce perfectamente que la mayoría de las personas que sufren una enfermedad crónica o de larga duración, padecen una o varias alergias. También las personas que tienen algún empaste dental realizado con amalgamas de mercurio son alérgicas a muchos más productos, pero especialmente a la leche, así como a sus derivados. Los enfermos de sida y cáncer también tienen alergias a varios productos entre los que destacan la leche, el trigo y la menta.

Testaje

Para testar alergias disponemos de varias ampollas, como la de alergia común que es Histaminum D30 y D60, también la ampolla de Histidina. Pero también podemos utilizar un kit de alergias o un kit de alergias a pólenes si el problema es en primavera, ya que con casi toda probabilidad se deberá a algún tipo de polen.

Una de las ampollas que utilizaremos en el testaje de alergias será la de Dimaval y la de Clorella vulgaris, productos especialmente indicados en casos de metales pesados, que como hemos visto anteriormente aumenta la sensibilidad del cuerpo a padecer alergias, especialmente a la leche.  Si el test es positivo seguramente la prioridad será eliminar los metales pesados como paso previo a corregir esta disfunción del sistema inmunitario.

También podeis leer el artículo de Kinepharma del 11 de Junio de 2014 «Testaje en kinesiología de alergias» o el artículo de octubre de 2012 «Las alergias alimentarias«.

Ángel Salazar Magaña (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma.

Los mecanismos de desintoxicación del organismo

El organismo posee la capacidad de limpiarse de todas las impurezas y toxinas que va acumulando a lo largo del proceso vital. El órgano más importante de realizar esta “limpieza” es el hígado. La detoxificación es un proceso metabólico que permite transformar esas toxinas en productos que pueden ser eliminados directamente a través de los intestinos o del riñón.

La mayor parte de las toxinas son liposolubles, cuando hay un exceso de ellas y no pueden transportarse directamente por la sangre son almacenadas en el tejido adiposo. La finalidad de la detoxificación hepática es hacer solubles estas moléculas para que puedan ser eliminadas.

La actividad metabólica asociada a esta limpieza requiere muchísima energía, según el doctor Fievet, el 80% de la energía (ATP) necesaria para el funcionamiento del organismo. En este proceso distinguimos tres fases:

  • Fase I: Activación.
  • Fase II: Conjugación.
  • Fase III: Transporte y eliminación.

En la fase de activación se oxidan los tóxicos liposolubles a través de una serie de enzimas llamadas citocromos P450. Los productos de este metabolismo son inestables y si no son metabolizados rápidamente dan lugar a los llamados radicales libres, produciendo lo que se conoce como estrés oxidativo que da lugar a innumerables problemas de salud.

Por este motivo la fase de conjugación reduce los productos oxidados en la fase anterior, a través de antioxidantes captadores de radicales libres como las enzimas Super-oxido-dismutasa (SOD) o la Glutatión-peroxidasa (GSPx). Estas enzimas dependen enormemente de los minerales Zn, Cu, Mn y Se, así como de la vitamina C y las de grupo B.

La fase I de activación es más eficaz cuanto más regularmente estamos expuestos a un tóxico, pero no olvidemos que el resultado de la misma son compuestos inestables altamente peligrosos para la salud. Por ello paradójicamente puede agravar el efecto pernicioso de un tóxico como es el caso de los adictos al café o al alcohol, de ahí su peligro.

En este último caso la persona que padece alcoholismo crónico percibe cada vez menos las consecuencias físicas de un gran consumo, mientras va acumulando cada vez más derivados tóxicos, acetaldehído en el caso del alcoholismo.

Además debido a la acumulación de estos derivados y la falta de enzimas de la fase II de conjugación, se metabolizarán más lentamente estos compuestos, con lo que estaremos dañando al organismo a través de un exceso de radicales libre que afectarán a nuestra salud provocando un mayor desgaste y envejecimiento del organismo: enfermedades degenerativas, cáncer, problemas cutáneos etc. Esto aún puede ser más grave si la persona no dispone del número de enzimas adecuados o si tiene una deficiente alimentación, como es el caso de muchos alcohólicos.

Detección de toxicidad en el organismo

Todo esto lo podemos ver con más detalle en el test kinesiológico, a través de la ampolla de radicales libres en un test básico, así como la de SOD, GPSx de un test de sistema endocrino o las ampollas de minerales y vitaminas.

Pero también hay una serie de síntomas que nos pueden ayudar a identificar este problema:

  • Lengua blanca o pastosa.
  • Migrañas.
  • Mal aliento.
  • Tez pálida o amarillenta.
  • Trastornos digestivos (insuficiencia biliar).
  • Cansancio.
  • Trastornos de sueño (despertar entre la 1 y las 3 de la mañana).

Lo principal es detener las fuentes de tóxicos, lo que dará una tregua al hígado para eliminar un mayor número de toxinas pero también habrá que mejorar la alimentación, la mineralización a través de enzimas “vivos” (fruta fresca y verduras), vitaminas, aminoácidos azufrados (en especial la taurina) y sobre todo beber mucha agua de buena calidad.

Para mayor información sobre la depuración del organismo, recomendamos leer el artículo de kinepharma de 3 de Marzo de 2015  «La depuración«.

Ángel Salazar Magaña (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma.

  • Español
  • Francés
  • Italiano