Browsing articles from "marzo, 2013"

Tratamiento de candiasis con homeopatía

Unos de los factores principales que afectan a infección por cándidas a nivel sistémico, ha sido la utilización de antibióticos (en especial tetraciclinas) y el alto consumo de azúcares en las dietas actuales.

Desde principio de los ochenta con las infecciones del virus del sida se vio que la candidiasis no persistía solo como una infección en ciertas mucosas, sino que se extendía también al aparato digestivo, hígado, sangre, tejido óseo, etc. Los medicamentos alopáticos eliminaban masivamente microorganismos del organismo, que en muchos casos eran necesarios para el correcto equilibrio. Esto difundía el problema de forma sistémica por todo el organismo afectando principalmente a zonas húmedas y con mucosas y a parte de los problemas que ya conocemos como cansancio crónico, alergias, cistitis, colon irritable, dolores musculares entre otros provocaban además picores e irritación en esas zonas, en especial vagina y boca.

Testaje

El testaje lo llevamos a cabo con la ampolla de Monilla Albicans a las 24 DH que se encuentra en cualquier kit de testajes diagnóstico de kinesiología. Esta ampolla me detectará una candidiasis a nivel de intestino, pero la ampolla de 3AG me indicará una candidiasis sistémica, extendida por todo el cuerpo, como hemos comentado anteriormente.

La homeopatía desde hace bastante tiempo, tiene muchos remedios que resuelven los síntomas de las candidiasis locales sin la utilización de los medicamentos alopáticos tóxicos, entre ellos:

  • El BORAX, que es un remedio muy útil en las infecciones de hongos de las mucosas orales de los niños pequeños, así como en la vaginitis femenina con flujo blanco que aparece entre períodos menstruales.
  • KALI BICHROMICUM, especialmente señalado para cándida vaginal con flujo amarillo, que causa enormes picores, quemazón y cuyos síntomas se agravan por la mañana y se mejoran con calor y descanso.
  • NATRUM MURIATICUM indicado para la candidiasis que recubre con flujo transparente y denso y que seca e irrita las mucosas vaginales; en este caso la paciente presenta una avidez excesiva por los alimentos salados.
  • KREOSOTUM está indicado en vaginitis con flujo acuoso con olor fuerte, que produce picor e hinchazón, y suele aparecer en momentos de desajuste hormonal como el embarazo o antes de la menstruación.

También en homeopatía son muy buenos los productos de Sanum, entre otros, ya que está marca domina bastante el tema de cándidas, destacan de esta línea los siguientes:

  • Mucokehl D5 .
  • Pefrakehl D4.
  • Notakehl D5.
  • Fortakehl D5.
  • Nigersan D5.
  • Albicansan D4.

Pero como hemos comentado en otros artículos como el 3 de Agosto de 2012 “Ampolla de 3AG2 y tratamiento homeopático”, no podemos hacer ningún tratamiento sin antes corregir la dieta eliminando entre otros, azucares y harinas, lácteos, excitantes, productos fermentados y todo aquello que tenga levaduras.

Angel Salazar (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma.

Consideraciones en el testaje kinesiológico

Recordemos que al utilizar un filtro de kinesiología estamos cruzando dos informaciones y que interactúen, por un lado la que corresponde a la carga energética del propio paciente y por otro la que tiene la ampolla que estamos utilizando.

Cuando de este cruce sale una resonancia hay un cambio en el cuerpo y esto se manifiesta mediante el AR. El gran número de testajes kinesiológicos que existen hoy en día hace que en innumerables ocasiones se dude o no se sepa interpretar ese AR.

Por eso hay veces que no sabemos exactamente el significado de un AR, o un no AR de una ampolla para confirmar un resultado o información, y en este sentido recibimos bastantes consultas. Pensemos que lo que nunca falla es usar la lógica. Por ejemplo en el caso de la ampolla de sexo varón o sexo hembra del kit de testaje de neonato y embarazo. Esta ampolla tiene información genética y cuando al ponerla sobre el aparato resonador o sobre el paciente nos produzca cambio muscular es que corrobora la existencia de un feto de ese sexo, sea cual sea el estado del que partamos AR o no AR, lo que buscaremos será el cambio.

En el caso muy habitual de que se parta de una situación de hipotonía provocada por un estrés, está será corregida por un filtro de elementos que entren en resonancia con el estado actual provocando por tanto una respuesta y un cambio en relación al estado primero. Esto me ayuda a detectar:

  • Zonas u órganos afectados.
  • Causas de AR, que podrán ser estructurales, químicas, emocionales o energéticas. Kit de testaje Básico.
  • Productos y substancias que corrigen ese AR y por tanto que solucionan determinadas patologías. Podrán ser homeopáticos, fitoterapia, ortomoleculares etc.
  • Información sobre estados de ánimo o de energía de la persona.
  • Terapias a emplear para optimizar el diagnóstico del paciente.

Consideraciones a tener en cuenta

Por ejemplo cuando utilizamos un filtro de un órgano o un filtro de una enfermedad, si se produce un AR (Kinesiología Holística) o se debilita un musculo fuerte indicador (Kinesiología aplicada) debido a que la frecuencia del testigo actúa sobre el campo magnético del paciente como un elemento estresante. Aquí vemos donde está el problema.

Al contrario al testar un remedio si este emite una frecuencia adecuada para el problema que presenta el paciente equilibrará esa carencia vibracional siendo por tanto un elemento equilibrador. Significa que ese remedio tiene la frecuencia apropiada y necesaria para el equilibrio energético del campo electromagnético del paciente.

hay veces que una  ampolla puede ser indicada, no porque sea totalmente la adecuada porque contiene una célula o células determinadas, por ejemplo hay varios tipos de epitelio (tejido que recubre los órganos), y al testar me indique determinado órgano, no porque este órgano este afectado sino porque contiene ese tipo mismo de célula epitelial.

Recordemos como ya hemos dicho en algún artículo que muchas veces la concordancia perfecta no existe estrictamente hablando, sino que el sistema energético se adapta a la coincidencia más cercana.

Debemos por ello contrastar una y otra vez el resultado con el historial del paciente, con sus hábitos actuales y lo que es más importante con lo que el testaje detecta para su tratamiento. Si detectamos una enfermedad bacteriana concreta y el tratamiento me encaja con esto, lo que hacemos es afianzar este diagnóstico más aún si su historia me habla de esta infección o similar en el pasado.

Para realizar un test adecuado debemos además:

  • No tener otras personas cerca.
  • No tener necesidad de ir al servicio ni sed ni hambre.
  • Estar en un estado emocional de tranquilidad y calma, tanto paciente como terapeuta.
  • No llevar reloj de cuarzo ni joyas.
  • Llevar ropa de fibra natural y blanca.
  • No usar luz fluorescente en la consulta.
  • Conectar al paciente a la camilla o a tierra.
  • No hablar durante el test.
  • Dejar la mente libre, sin pensamientos negativos.
  • Informarse acerca de los medicamentos que está tomando el paciente y si es posible que los deje de tomar al menos dos días antes de ir a nuestra consulta.

Angel Salazar.

Kinepharma.

¿Revisión del proceso digestivo?

Hace poco comentando los procesos alérgicos con un compañero kinesiólogo salió la conversación acerca de la utilización de la ampolla de HCL Betaina, este me comentaba como estaba siendo revisada la teoría de la acidificación de la comida por parte del ácido clorhídrico, ya que según el microbiólogo Robert O. Young en su famoso libro La milagrosa dieta del PH describía el proceso digestivo de forma muy diferente a como tradicionalmente se nos había contado.

Por tanto una de las recomendaciones que se hace es no consumir HCL, una de las recomendaciones más frecuentes que se ven hoy día por internet, libros de salud o tiendas naturistas, ya que pondrán en peligro el PH alcalino del tracto digestivo.

El Proceso digestivo

Según este microbiólogo estadounidense, este comienza cuando por la acción mecánica de la masticación rompemos las membranas celulares de los alimentos y la comida empieza a digerirse por sí sola. El desgarro del alimento libera enzimas y ácidos del alimento y ahí es donde la saliva actúa, que en el fondo no es otra cosa que bicarbonato sódico que alcaliniza el alimento.

De ahí se dirige el alimento al estómago donde debe continuar alcalinizándose. Las células de la mucosa estomacal (células parietales) secretan aún más bicarbonato sódico alcalinizando aún más el alimento. El estómago crea este alcalinizador extrayendo sal, agua y dióxido de carbono de la sangre, por lo que lógicamente baja el PH de la sangre.

Por ello la creencia tradicional de que el PH del estómago debe ser ácido entre 1,5 y 3 es errónea, debe estar entre 7,2 y 8,4 cuando se secreta el bicarbonato desde la mucosa estomacal.

La reacción del bicarbonato con los ácidos del alimento genera ácido clorhídrico (HCL), este destruye el potencial de electrones del alimento y nunca entra en contacto con este o con los líquidos consumidos (o más bien no debería entrar en contacto). Por tanto el bicarbonato sódico sube a la superficie y entra en contacto con la ingesta y el HCL va a las partes bajas del mismo, criptas gástricas en donde está lejos del alimento. Esta es la razón por la que después de la digestión se encuentran residuos de HCL, después de que el alimento haya absorbido todo el bicarbonato sódico y haya pasado al intestino delgado. Ese HCL es la prueba de que el alimento ha sido total o parcialmente alcalinizado.

Por tanto el HCL presente en el estómago es un resultado de la digestión no la causa de la misma. Esto cambiaría nuestro concepto en el uso de las ampollas de HCL betaina para ver problemas de digestión y de alergias por falta de ácido clorhídrico. Y nuestro mayor reto si esto es así sería comprobar el PH, viendo si es necesario alcalinizar más o menos al paciente. La ampolla de HCL betaina en contra de lo que pensabamos puede indicar el hecho de que hay exceso de acidez y no falta, comprobemos testando kinesiológicamente si ese AR de la ampolla de betaina es por falta o por exceso.

Yo personalmente he hecho la prueba de tomar bicarbonato sódico antes de las comidas y esto no me ha causado problemas más bien me ha ayudado en el proceso digestivo, por tanto si la teoría anterior era cierta y los ácidos facilitan la digestión, la ingesta de bicarbonato antes de comer anularía ese efecto, nos perjudicaría más que ayudarnos, bien les invito a que hagan la prueba y saquen sus propias conclusiones… yo ya lo tengo claro.

Ángel Salazar

Kinepharma.

El estrés crónico

El estrés, un factor que hoy por desgracia está muy extendido, es una respuesta fisiológica normal del individuo ante determinadas situaciones que éste percibe como “peligrosas”, es en principio una reacción buena y que permite a cualquier individuo adaptarse a su entorno gracias a un mecanismo neuro-endocrino. No obstante el exceso de información en el sistema y el mantenimiento de estas situaciones conducen a la persona a situaciones de estrés continuado y patologías concretas.

Cuando las agresiones que percibe el individuo son excesivas, esto da lugar a una serie de respuestas patológicas en la persona y que deben ser tratadas. Estas agresiones son habitualmente de tres tipos:

  • Traumatismos físicos
  • Perturbaciones sensoriales
  • Alteraciones emocionales.

Y en cada persona habrá unos determinados umbrales de resistencia a este problema, dependiendo de su sensibilidad, su experiencia y sus características personales.

Cuando se desborda la capacidad del individuo para controlar esas agresiones entramos en un estado de estrés crónico, se han alterado los sistemas nerviosos central y vegetativo y el sistema hormonal causando diversas alteraciones, una de ellas después de un estrés prolongado es la distonía vegetativa. Esta es una reacción en la que se reacciona de forma exagerada ante cualquier estímulo por más leve que sea, el sistema nervioso funciona de forma inadecuada y la persona presenta dolores de cabeza, cansancio, alteraciones del sueño, vértigos, etc.

Proceso del estrés

Hans Selye (1907-1982), inventó por mera casualidad la idea del Síndrome de Adaptación General (SAG), sobre el cual escribió en el British Journal Nature en el verano de 1936, definió tres fases:

  • La reacción de alarma, fugaz y que nos permite analizar la situación.
  • La fase de resistencia, es más o menos larga pero depende del factor estresante y de la persona
  • La respuesta de adaptación. Se vuelve a la homeostasis y al equilibrio, desapareciendo los síntomas.

Esto sería el proceso normal en donde habría además un feedback positivo, que nos prepararía para futuras experiencias similares, pero ¿Qué ocurre si os mecanismos de adaptación están desbordados?. Pues sencillamente que el organismo llega a una fase de agotamiento orgánico, que es ya una mala respuesta al estrés y además algo muy común en nuestros días. Empieza el síndrome de desadaptación con sus innumerables síntomas: ansiedad, nerviosismo, insomnio, angustia, miedo y envejecimiento acelerado entre otros.

Todo se origina en nuestro cerebro, una vez que la información llega allí hay dos vías:

  • El estrés agudo, por un peligro percibido inesperadamente.
  • El estrés crónico, que se da en personas con actitud de ser dominados o que han perdido el control sobre la situación que provoca el estrés.

Los mecanismos endocrinos que utilizan ambas vías son diferentes:

  • El estrés agudo o vía adrenérgica implica la recepción de un mensaje por parte del cerebro a las glándulas suprarrenales para que segreguen adrenalina que prepara el cuerpo para la acción. Esto comporta cambios en el cuerpo tendentes a dar su máximo rendimiento físico y mental, cambios cardiovasculares, respiratorios, metabólicos etc.
  • El estrés crónico o vía cortisólica sin embargo lleva una vía diferente ya que es la hipófisis la que estimula la glándula corticosuprarrenal que a su vez segrega cortisol para mantener una glucemia constante. Cuando esto se produce de forma no fisiológica sino cuando es ya un mecanismo descontrolado y constituye una patología, el índice de cortisol puede permanecer elevado a lo largo de todo el día, pudiendo provocar:
    • Una mayor probabilidad a padecer enfermedades inflamatorias y alérgicas.
    • Una alteración de las funciones hormonales sexuales.
    • Se da la llamada fatiga adrenal, artículo de kinepharma de 21 de Enero » Qué es la fatiga adrenal«.

Además este exceso de cortisol altera a los receptores de serotonina provocando insomnio y depresión, esto puede estar potenciado por un exceso de radicales libres. Los síntomas del estrés crónico son entre otros:

  • Alteraciones digestivas
  • Aumento de peso
  • Debilidad inmunitaria
  • Diabetes y síndrome metabólico
  • Cansancio crónico
  • Pasividad
  • Alteraciones cutáneas y de memoria

Nutrición y suplementación

Las proteínas son esenciales para la renovación de los tejidos neurológicos. Wurtman descubrió la importancia de los aminoácidos en la síntesis de los neurotransmisores, en especial el triptófano necesario para la síntesis de serotonina y melatonina, la fenilalanina que junto con la tirosina son muy importantes en la síntesis de la dopamina y noradrenalina, y el ácido glutámico para la síntesis del GABA.

Es fundamental que además complementemos con vitaminas antioxidantes ya que si no podrían no ser funcionales los receptores de estos neurotransmisores por el ataque de radicales libres.

Además serían necesarios ácidos grasos esenciales y fosfolípidos ricos en colina ya que favoreceremos la fluidez de las membranas celulares y por tanto del funcionamiento neuronal.

Por último añadiríamos vitaminas del grupo B y oligoelementos en especial, zinc, hierro, magnesio, calcio y cobre que ayudarán en la regulación de los neurotransmisores.

Testaje

Para el testaje kinesiológico podremos usar los kits de testaje de sistema endocrino en donde comprobaremos el estado alterado del sistema hormonal y los niveles de cortisol y de adrenalina y de los neurotransmisores anteriormente citados. Además podremos ver la necesidad de algún aminoácido necesario para el paciente y fundamental en estos procesos, con el kit de testaje de aminoácidos.

Ángel Salazar.

Kinepharma.

 

 

 

 

  • Español