Browsing articles from "mayo, 2017"
May 26, 2017

La tiroides y el Triple Recalentador

La tiroides y el Triple Recalentador.

La tiroides es una glándula en forma de mariposa situada en la parte delantera del cuello. Aunque su tamaño es muy pequeño en comparación con el resto de órganos del cuerpo, las hormonas producidas por la glándula tiroides afectan a casi todas las células del organismo.

Hay ocho meridianos de acupuntura que están conectados directa o indirectamente con la glándula tiroides alrededor del cuello. Estos son los de Riñón, Hígado, Vesícula biliar, Vejiga, Estómago, Bazo, Intestino delgado y concretamente, el meridiano Triple Recalentador.

Esto indica que un trastorno en cualquiera de estos meridianos del resto del cuerpo también puede afectar a la función de la glándula tiroides.

Por tanto, en la prevención de cualquier disfunción de esta importante glándula conviene extender nuestro campo de diagnóstico y tratamiento a más de un meridiano.

Sin embargo, la glándula tiroides está regida por el meridiano Triple Recalentador, también conocido como Sanjiao.

meridiano Triple Recalentador

El Triple Recalentador es un meridiano yang que pertenece al elemento Fuego y se empareja con el Meridiano Maestro Corazón que es Yin. Su momento de máxima actividad se da entre las 21:00 y 23:00 horas y 12 horas después se encontrará en su momento menos activo.

 No hace referencia a un órgano o estructura física en si misma sino que su actividad se refiere a un conjunto de funciones del organismo.

Concretamente, su nombre hace referencia a los tres segmentos del cuerpo que este meridiano coordina por tal de mantener la homeostasis.

Estos tres segmentos, se les conoce como ‘calentadores’ y están situados en el tórax, abdomen, y pelvis.

En su recorrido que va desde la parte externa del dedo anular (1TR) en el dorso de la mano hasta el extremo externo de la ceja (23TR), se encuentran estos tres calentadores que podemos diferenciar según las funciones que regulan:

Calentador Superior; participa en el transporte de la energía y sangre necesarias por tal de nutrir todo el cuerpo. Los órganos que coordina se encuentran en la zona del tórax y está vinculado con el meridiano de Pulmón y  Corazón.

Calentador Medio; colabora en la digestión y absorción de los alimentos. Los órganos que coordina se encuentran en la zona del abdomen.  Este calentador está relacionado con los meridianos de Estómago y Bazo.

Calentador Inferior; proporciona el flujo de energía necesario para la regulación del metabolismo del agua, su almacenamiento  y excreción en forma de orina. Los órganos que coordina se encuentran en la zona de la pelvis. El calentador inferior está relacionado con los meridianos de Riñón y Vejiga.

Analía Iglesias
analia@sibuscas.com

 

 

 

 

May 19, 2017

Congestión del hígado: Factores y síntomas

congestión de hígado

La congestión del hígado es causada por la sobrecarga tóxica y se produce cuando este es incapaz de desintoxicar el torrente sanguíneo con eficacia.

Cuando el hígado está congestionado, las toxinas circulan por el torrente sanguíneo y pueden llegar al cerebro, sistema nervioso u otros órganos.

Ante una sobrecarga, el hígado intenta expulsar las toxinas de exceso y estas van a parar  a los riñones, causando congestión adicional.

Los factores más importantes involucrados en el tratamiento de todas las enfermedades del organismo humano son el hígado y la congestión de la vesícula biliar. De hecho, los médicos han encontrado que en todas las enfermedades graves, en particular el cáncer, el hígado estaba en condiciones extremadamente pobres.

¿Qué factores predisponen a la congestión del hígado?

  • Exceso de alcohol, carbohidratos refinados, cafeína, hidrogenados
  • Grasas y aceite.
  • Intoxicación alimentaria.
  • Toxinas ambientales.
  • Estreñimiento crónico.
  • Candidiasis crónica /Disbiosis intestinal

La importancia de la bilis en la congestión del hígado

La bilis se almacena en la vesícula biliar en una forma más concentrada, pero tiene extrema importancia en todas las áreas del cuerpo.

Muchos problemas de espalda pueden ser el resultado directo de un flujo de bilis inadecuado. El líquido sinovial alrededor de todas las articulaciones disminuirá si el flujo biliar es bajo, causando a veces un fuerte dolor articular.
Muchas personas aliviarán el dolor con cortisona creyendo que, por error, es artritis o alguna otra enfermedad inflamatoria. La cura, por supuesto, viene con la limpieza del hígado.

El  estreñimiento también impide la eliminación de toxinas provenientes del hígado, las cuales al no poder ser evacuadas siguen en circulación y mantienen esta sobrecarga hepática.

Sin embargo, también puede quedar congestionado por un exceso de grasa, azúcar, alcohol, productos de harina blanca y productos químicos encontrados en el agua, los alimentos y el aire.

Otra área del cuerpo que puede sufrir de falta de bilis son los senos paranasales. Este lubricante calmante (bilis) mantiene las membranas mucosas húmedas, de lo contrario se resecan y se inflaman.

La mayoría de los tipos de alergia se pueden remontar a la congestión del hígado. El hecho de evitar los alimentos que causan reacción nos permitirá controlar la alergia, sin embargo, no lograremos la curación.

Las alergias y las condiciones del seno tienden a desaparecer después de haber realizado una limpieza hepática.

Además, el cuerpo comienza a sufrir los efectos de una mala asimilación de los nutrientes solubles en grasa, que puede jugar un papel en el desarrollo de eccema, psoriasis, piel seca, caída del cabello, la tendinitis, la ceguera nocturna, acumulaciones de calcio en los tejidos, y a veces agrandamiento de la próstata en los hombres.

También se pueden dar casos de hemorroides debido a la obstrucción de la vena porta que no puede drenar el hígado y provoca su saturación.

Para realizar un test  completo del hígado y diagnosticar posibles dolencias  relacionadas con este órgano puedes utilizar el kit de enfermedades del hígado y vesícula biliar.

Analía Iglesias

 

May 12, 2017

Emociones Positivas y Sistema Endocrino

emociones positivas y sistema endocrino

Emociones positivas y hormonas

Las emociones positivas o negativas son el resultado de reacciones químicas que tienen lugar en nuestro organismo.

Las hormonas son las protagonistas de llevar a la acción el resultado de estas reacciones químicas. Ellas despiertan estímulos que a nivel mental se traducen en emociones negativas, como la ira y la tristeza,  o bien, emociones positivas, como el amor y la felicidad.

Para dominar estos estímulos nos puede ayudar ser conscientes de qué hormonas debemos sintetizar para que nuestra mente tienda a las emociones positivas y sobretodo saber de qué manera podemos aumentar sus niveles en nuestro organismo.

Ante la presencia de estados de depresión crónica es importante saber si nuestros neurotransmisores y hormonas están siendo sintetizados correctamente por nuestro sistema endocrino. Para ello podemos ayudarnos de la kinesiología  realizando un test del sistema endocrino.

Emociones positivas y endorfinas

Las endorfinas son los analgésicos naturales del cuerpo, ya que bloquean el dolor. La mayoría de las personas son conscientes del hecho de que el ejercicio libera endorfinas, pero desconocen la razón que lo origina. Tiempo atrás, en la edad de piedra, las endorfinas ocuparon un papel muy importante en la supervivencia de nuestros antepasados, ya que les permitieron seguir funcionando a pesar del dolor y escapar de los depredadores. Hoy en día, ya no necesitamos escapar de los depredadores, por lo que sólo producimos endorfinas cuando realizamos ejercicios anaeróbicos; estas hormonas nos ayudan a seguir adelante, incluso después de haber agotado nuestras reservas de oxígeno.

Cómo aumentar tus niveles de endorfinas:

  • Hacer ejercicio para hacer frente al dolor crónico.
  • Comer comida picante, ya que la lengua tiene receptores que reaccionan a la especia mediante el envío de mensajes al cerebro similares a las señales de dolor, haciendo que su cerebro desencadene la liberación de endorfinas.

Emociones positivas y serotonina

La serotonina es la hormona clave de la felicidad, ya que regula el estado de ánimo, previene la depresión, irritación y frustración y  hace que uno se sienta más alegre y satisfecho.

Cómo aumentar tus niveles de serotonina:

  • Pasar tiempo al sol, ya que la luz del sol hace que tu cuerpo produzca vitamina D y esta a su vez, provoca la liberación de serotonina.
  • Pensar o visualizar situaciones pasadas o proyectadas en el futuro, que nos hagan sentir felicidad, alegría o bienestar. Nuestro cerebro produce serotonina ante el estímulo que generan estos pensamientos.
    • Consumir alimentos ricos en triptófano, una sustancia que el cuerpo convierte en serotonina.
  • Hacer un entrenamiento de baja intensidad, ya que tu cuerpo produce serotonina cuando se está realizando el ejercicio aeróbico, en contraposición a las endorfinas que produce durante el ejercicio anaeróbico.

emociones positivas y dopamina

Emociones positivas y dopamina

La dopamina es la hormona del placer que se libera cuando uno se esfuerza para lograr un objetivo. La dopamina te motiva a trabajar duro para que puedas lograr la satisfacción de alcanzar esa meta. También mantiene la alerta mental y ayuda a concentrarse.

Cómo aumentar tus niveles de dopamina:
• Establecer metas diarias, mensuales o incluso a largo plazo. Lo importante es que la persona tenga una meta presente a la que enfocar sus esfuerzos.
• Establecer los objetivos del ejercicio, ya que la dopamina aumenta a la par con la serotonina y las endorfinas cuando se hace ejercicio. El establecimiento de objetivos aumentará aún más la producción de dopamina.
• Comer alimentos ricos en proteínas.

Emociones positivas y oxitocina

La oxitocina es la hormona del amor, se libera en grandes cantidades durante las relaciones sexuales y el parto pero también durante otros tipos de contacto físico afectuoso, como los abrazos o las caricias. La oxitocina también aumenta los sentimientos de amor y confianza.

Cómo aumentar tus niveles de oxitocina:
• Mostrar afecto a tus amigos, pareja y familia. Puedes abrazar a tus padres, lanzar un brazo alrededor de un amigo o acurrucarte con tu pareja.

 

 

El testaje de citomegalovirus (CMV) en kinesiología

El citomegalovirus  (CMV) es un virus que habitualmente infecta a personas de cualquier condición y raza, aunque normalmente se ceba en grupos socialmente desfavorecidos. La mayoría de las infecciones por este virus no causan síntomas y sólo a veces se manifiesta en una enfermedad leve, aunque si puede afectar de forma grave a recién nacidos y personas inmunodeprimidas. Es la causa más común de infecciones congénitas en los países desarrollados.

El citomegalovirus es un virus de la familia herpesvirus como el virus de Epstein barr, herpes simplex, varicela zoster y otros y se transmite normalmente por la orina, semen, las heces, por la sangre la leche materna, por la saliva etc., y su diseminación requiere un contacto estrecho entre personas, ya que el virus es muy lábil por lo que normalmente la transmisión sucede por contacto directo entre personas.

No debemos confundir infección por CMV de enfermedad por CMV, la primera es la evidencia que hay replicación viral independientemente de síntomas o de signos, en cambio la segunda cumpliría lo primero pero los síntomas y signos serían claros.

Esto puede manifestarse como un síndrome viral pero también como una enfermedad invasora.

¿Cómo podemos realizar un Testaje ?

Hay varias ampollas que podríamos utilizar, como vemos que se puede dar en el caso de fetos y neonatos podríamos ver la presencia de anticuerpos IgG en la madre o en el recién nacido ya que este es el único anticuerpo que puede atravesar la placenta y proteger al feto de infecciones.

Pero si la infección es reciente o aguda en individuos de cualquier edad, se considera muy probable que las IgM y las IgG estén altas, por tantos utilizaremos estás ampollas que las podemos encontrar en un kit de inmunidad junto con la propia ampolla del virus Citomegalovirus que está en el kit de Nosodes.

Si por el contrario la infección es pasada detectaremos unas IgG altas aunque las IgM. pueden persistir varios meses después de una infección, o sea que no siempre se puede saber si es una infección previa o actual. Por ello deberemos esperar un tiempo (máximo tres meses) hasta que se confirme la misma a través de la aparición de síntomas, lo que certificaría la infección y la enfermedad, o hasta que veamos que los IgM desaparecen, lo que confirmarían una infección pasada.

Angel Salazar

Kinepharma

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal