Browsing articles in "Oligoterapia"

Oligoterapia en geriatría

Como hemos visto en artículos anteriores “¿Por qué los oligoelementos logran resultados tan sorprendentes sobre nuestra salud?” (9 septiembre 2016-Blog Kinepharma), la terapia con oligoelementos puede dar grandes resultados. Hay dos grupos de población en donde si cabe se ha consiguen mayores logros, los niños y los ancianos, siendo a quienes más habitualmente se aplica esta terapia y con mejores resultados.

Nos centraremos en este artículo en la geriatría:

El envejecimiento implica una oxidación mayor. Las reacciones redox que se producen en el metabolismo normal de las células producen continuamente radicales libres que lesionan los tejidos y que son los responsables del envejecimiento, además de estar relacionado con numerosas enfermedades, esto se ve acentuado en la vejez, no olvidemos que cada célula recibe  unos 10.000 ataques de radicales libres al día y es en la vejez donde más se manifiesta este daño.

El selenio (Se) por ejemplo como antioxidante juega un papel fundamental pero no es el único, la combinación cobre oro plata (Cu-Au-Ag) es similar aunque su mecanismo de acción es diferente por ello se potencian ambos productos sin interferir entre ellos y consiguiendo muy buenos resultados. Utilizándose una ampolla de selenio diariamente durante al menos tres meses al año y otra de Cu-Au-Ag por la mañana en ayunas de 2 a 3 veces a la semana.

Además los oligoelementos actúan en otras patologías relacionadas con la edad:

  • Insuficiencia cardíaca: por la mañana en ayunas una ampolla de Cu-Au-Ag, a media mañana otra de potasio (K) y a media tarde otra de Se.
  • Pérdida de memoria: por la mañana en ayunas una ampolla de Cu-Au-Ag, a media mañana otra de fósforo (P) y a media tarde de Se.
  • Insomnio: por la mañana en ayunas una ampolla de Cu-Au-Ag, por la noche al ir a acostarse otra de litio (Li).
  • Estreñimiento aparte de las medidas dietéticas adecuadas y la ingesta de agua suficiente podemos utilizar una ampolla por la mañana de magnesio (Mg) y a media tarde otra de azufre (S).
  • Obesidad de 2 a 3 ampollas de zinc níquel cobre (Zn-Ni-Co) entre uno y dos meses. K si hay retención de líquidos de 3 a 7 ampollas semanales y Li en caso de ansiedad añadida de una tres ampollas diarias.

Estos solo algunos de los usos de la oligoterapia pero se utilizan también para muchas otras patologías y medicina estética como alteraciones de la piel, alopecia, venas varicosas, acné, etc.

Una vez que determinemos con el test Kinesiológico que hay necesidad de oligoelementos con la ampolla de falta de minerales y oligoelementos (cuprum metalicum  200 D y  cobaltum en metallicum 200 D) utilizaremos un kit de oligoelementos para determinar cuál de ellos es el más adecuado.

Realmente es una terapia que si sale como prioritaria, va a tener resultados inmediatos, porque responderá a una carencia que es necesario compensar en las células de forma rápida.

Ángel Salazar

Kinepharma

 

Test kinesiológico de falta de minerales y oligoelementos

Normalmente cuando se emplea la kinesiología holística, dentro del campo químico, el método más sencillo para testar la falta de minerales y oligoelementos suele ser la de utilizar una ampolla conjunta. Esta está compuesta de cuprum metalicum a las 200 DH y de cobaltum en metlicum a la 200 DH. Normalmente debemos poner este filtro en el ombligo del paciente, dentro de un aro negro o bien en el resonador de frecuencias, si cambia el AR indica que hay una falta de minerales o de oligoelementos.

Lo lógico partir de este momento es buscar que mineral u oligoelemento necesita nuestro paciente. Esto lo podemos ir haciendo poco a poco con un kit de minerales o de oligoelementos hasta que veamos cuál es el prioritario.

Otra forma de hacer la prueba en la falta de minerales es tocar el punto 4TR, Esto será bilateralmente, si vemos un cambio en la información esto indica que hay falta de minerales. Luego el terapeuta puede hacer TL (Terapia de Localización o tocar ligeramente un punto) en los puntos reflejos de los minerales o utilizar las ampollas de los distintos minerales, para determinar los necesarios.

También para la falta de oligoelementos hay un punto que nos indica esta carencia, es el punto medio del músculo esternocleidomastoideo izquierdo, si se produce AR indica que hay falta de oligoelementos, y al igual que con los minerales fijamos la información y usamos las ampollas de oligoelementos o bien el terapeuta hace TL en los puntos reflejos correspondientes.

Pero una cosa debe quedar clara para testar la falta o el exceso tanto de minerales como de oligoelementos podemos usar simplemente la TL sobre los puntos reflejos. Cuando  el terapeuta sea quien toque (TL), si hay AR indicará que hay una carencia  de mineral o del oligoelemento. En caso de que quien toque sea el paciente y haya AR indicará que hay un exceso, no hay que olvidar que la falta de estos minerales y oligoelementos suele estar relacionada con desequilibrios de la válvula ileocecal y/o de la flora intestinal por ello muchas veces deberemos tratar esto, antes incluso de dar el producto, porque si no nunca llegarían a resolverse estas carencias en el paciente.

Angel Salazar Magaña

Kinepharma

Sep 9, 2016

¿Por qué los oligoelementos logran resultados tan sorprendentes sobre nuestra salud?

oligoelementos

Los oligoelementos son metales y metaloides que se encuentran normalmente en nuestro organismo en pequeñas cantidades interviniendo en numerosas funciones en pequeñas dosis y resultando imprescindibles para la vida.

Estos importantes elementos funcionan como catalizadores, es decir, como sustancia química que con su mera presencia logran acelerar o hacer que se produzca una reacción química a menor temperatura y con un gasto mínimo de energía.

Un ejemplo de ello, lo tenemos en las proteínas de la carne, para poder degradarlas necesitamos la enzima pepsina, que actúa como catalizadora, acelerando esa reacción en un par de horas. Si no fuera por la pepsina, este tipo de proteínas tardarían en degradarse unos 3 meses.

Pues bien, los oligoelementos, influyen en la composición de diversos sistemas enzimáticos, sin los cuales se produciría un bloqueo de las reacciones químicas, conllevando diferentes perturbaciones con sus síntomas correspondientes.

Por muy diversas causas, muchas de las reacciones químicas de nuestro cuerpo pueden estar extremadamente ralentizadas o  bloqueadas; debido a nuestro estilo de vida, hábitos de alimentación, la polución, el stress, los medicamento de síntesis, alcohol, tabaco, conservantes, etc.

función catalizadora

Sin embargo, si este bloqueo sólo afecta a una pequeña proporción de estas reacciones no pone en peligro el buen funcionamiento del cuerpo. El problema surge, cuando esta proporción aumenta, los bloqueos producirán una carencia y esta, una enfermedad declarada o síntoma patológico visible. Así pues, entre las funciones más importantes de los oligoelementos, se encuentra, por tanto, su función catalizadora.

 Por otro lado, los oligoelementos tienen una participación directa en los cambios metabólicos de todos aquellos procesos vitales indispensables para que nuestro organismo funcione de forma óptima.

Pero, sin duda, la característica esencial  de los oligoelementos, por la que adquieren gran importancia como terapia holística, es su facultad para modificar y fortalecer el terreno individual y exclusivo de cada persona, favoreciendo, de esta forma, la autodefensa ante cualquier agente o amenaza.

Menetrier, uno de los primeros en estudiar los oligoelementos científicamente, consideró tras sus meticulosas investigaciones con pacientes, que los resultados positivos que se obtenían con esta terapia no podían relacionarse sólo con cubrir con oligoelementos los problemas carenciales de los mismos, sino que debía tenerse en cuenta también los terrenos orgánicos de cada persona.  Llegados a este punto, entran en escena los 4 grupos homogéneos de pacientes con terrenos orgánicos similares, bien conocidos como “las diátesis”.

Los oligoelementos más importantes son el Manganeso, Azufre, Cobre, Magnesio, Selenio, Zinc, Cromo, Yodo, Fósforo, Cobalto y Silicio. Algunos de los cuales se asocian para tratar las diferentes diátesis.  Por ejemplo; el  “Manganeso-Cobre”, “Manganeso-Cobalto” o el “Zinc –Cobre”, entre otras.

Para testar la carencia o necesidad de oligoelementos, contamos con la ampolla de falta de oligoelementos y minerales que contiene cuprum a la 200 CH y cobaltum a la 200 CH respectivamente, y que podemos encontrar en un kit de testaje básico.

 

Abr 21, 2016

Porqué necesitamos cromo para regular el azúcar y para adelgazar

cromo, oligomineral

El cromo es bien conocido por su importante función en el metabolismo de los azúcares y las grasas.

Este oligomineral mejora la eficiencia de la insulina, hormona que dirige el traslado de los azucares y las grasas hacia el interior de las células de nuestro cuerpo para que puedan ser utilizados  o almacenados como energía.

Si nuestros niveles de cromo son bajos la insulina no puede actuar correctamente, pudiendo dar lugar a las condiciones idóneas para la aparición de la diabetes mellitus, la obesidad y las enfermedades cardiacas.

Incorporar cromo a nuestra dieta para ayudar a controlar la diabetes, puede hacernos también bajar de peso y reducir los niveles de colesterol. El cromo parece preservar o incrementar la masa corporal no grasa y, a su vez, ayuda a perder grasas.
Algunas investigaciones sostienen que el consumo de cromo podría ayudar al aumento de la musculatura o bien mantenerla a la vez que pierdes grasas. Teniendo en cuenta el papel del cromo en el metabolismo de los azucares y las grasas, esta teoría parece posible.

Seguir una dieta sana y hacer ejercicio es crucial en cualquier plan de pérdida de peso y grasas, aún así, los estudios revelan que el cromo desempeña un potencial papel en la disminución de la proporción de la grasa respecto al músculo.

Pero sin duda el cromo es realmente conocido por su capacidad para mejorar la eficiencia de la insulina.

La insulina es la hormona de nuestro cuerpo que ayuda a trasladar los azucares y las grasas hasta nuestras células. Posteriormente, las células  utilizarán o consumirán estos azucares y grasas para funcionar y realizar sus tareas orgánicas o bien, las almacenarán en forma de energía.

Digamos que la insulina es la llave que abre la puerta de la célula para que entre la glucosa que está en el exterior (en el torrente sanguíneo). Por tanto, cuando no se produce suficiente insulina (diabetes tipo 1) o cuando la célula no reconoce a la insulina (diabetes tipo 2), la glucosa (azucares y grasas) no puede ser introducida en las células, provocando que lo niveles de glucosa en sangre sean muy altos y además que la célula no tenga su alimento o combustible para funcionar.

cromo, frutos secos

Numerosos estudios clínicos han demostrado que los suplementos de cromo mejoran la actividad de la insulina en las personas con diabetes. Esto es muy positivo, ya que la baja producción de insulina y la falta de sensibilidad a la insulina son problemas serios en este trastorno tan habitual en la actualidad.

El cromo es necesario, por tanto, para la metabolización de la glucosa. Este se encuentra en alimentos, tales como ciruelas, frutos secos, espárragos, carnes orgánicas, hongos y granos enteros.  Sin embargo, la ingesta diaria necesaria no suele alcanzarse.

Además, si consumimos gran cantidad de alimentos azucarados y carbohidratos refinados, como dulces, pastas o pan blanco, la insulina pierde efectividad.

En definitiva, La ausencia de cromo en nuestro organismo parece aumentar el riesgo de resistencia a la insulina, conllevando a largo plazo el desarrollo de una diabetes, enfermedades coronarias, así como tendencia a la obesidad abdominal.

Por tanto, ya sea para optimizar tu dieta o bien como complemento en el trastorno de la diabetes, es importante revisar nuestros niveles de cromo, así como realizar un test completo del sistema endocrino para detectar las posibles deficiencias a nivel de glándulas suprarrenales y páncreas.

 Analía Iglesias (analia@sibuscas.com)

Kinepharma

Mar 3, 2016

La importancia del zinc y cómo testar su déficit con kinesiología

la importancia del zinc

Este importante oligoelemento fue descubierto en 1869 como factor esencial de crecimiento de las plantas y se aisló por primera vez en 1886 en las algas marinas como el fucus, posteriormente se encontró en los cereales, en las leguminosas y en casi 100 plantas comestibles de hoja verde.

Pero, hasta 1950 no se averiguó que nuestro cabello y sangre contenían zinc, comprobando que numerosas personas padecían serias carencias.


Causas de las carencias

El mayor problema que existe ante la carencia de zinc respecto a otros oligoelementos es la dificultad para diagnosticarla, ya que los síntomas suelen ser comunes a otras enfermedades.

Lo más común es que la causa de la deficiencia sea la falta de absorción del mineral, muy frecuente en los niños y ancianos.

Los niños alimentados con leches artificiales suelen tener carencias de zinc, pero se puede evitar aportando suplementos de minerales o bien utilizando leches enriquecidas.

El alcohol también provoca carencias debido a una mayor eliminación del ingerido. Lo mismo sucede con la toma continuada de ciertos medicamentos, entre ellos los anticonceptivos.


¿Para qué es importante el zinc?

El zinc es necesario para el óptimo desarrollo de importantes funciones orgánicas. Entre ellos, para el correcto funcionamiento del aparato genital, especialmente el masculino, interviniendo en la formación del líquido seminal y el buen funcionamiento de la próstata.

También protege a los ácidos nucleicos ADN y RNA, así como la membrana de las células.

Estimula el sistema inmunitario a través de los linfocitos T-4.

Regula el páncreas, la hipófisis y los órganos genitales.

Es importantísimo para el crecimiento de los niños.

Mantiene las glándulas suprarrenales en buen estado y su capacidad de adaptación.

Mantiene los órganos del gusto, el olfato y la visión en buen estado.

Previene el envejecimiento prematuro.

Si al realizar el test de órganos detectamos anomalía en cualquiera de las glándulas, en el páncreas o en la hipófisis, conviene realizar el test kinesiológico de deficiencias para comprobar si el problema se debe a la falta de zinc.

kit test básico ampliado


Algunos de los síntomas que nos permiten detectar su carencia son:

Manchas blancas en las uñas.

Mala cicatrización de las heridas.

Infecciones de repetición.

Sentido del gusto poco desarrollado.

Perdida brusca del olfato.

Anorexia

Retraso del crecimiento infantil.

Escasa producción de semen

Infertilidad masculina.

Caída del cabello.

Anemia.

También conviene realizar el test de deficiencias de minerales y oligoelementos para comprobar los niveles de zinc, en personas alcohólicas,  en casos de dismenorrea, de enfermedades hepáticas y renales, estrés, diabetes, caída del cabello, acné, así como, sobre todo,  en casos de trastornos de fertilidad, impotencia o frigidez, siendo reconocido como el oligoelemento de la reproducción.
Test kinesiológico de deficiencias de minerales y oligoelementos

Para detectar la falta de minerales contamos con el testigo general de minerales y oligoelementos en el kit para el Test básico ampliado.

En caso de detectar un problema en el campo químico de nuestro paciente, podemos colocar este testigo en el chakra del ombligo. Si modifica el AR, estaremos ante una carencia de minerales o de oligoelementos.

Para averiguar si estamos ante un caso de falta de zinc, fijaremos información y utilizaremos el filtro de zinc del kit de minerales, si nos cambia de nuevo el AR, nos indicará que la persona tiene déficit de zinc.

Analía Iglesias ( analia@sibuscas.com)

Kinepharma

Sep 24, 2015

Qué se entiende por diátesis y qué importancia tienen para nuestra salud

Diátesis

La oligoterapia se basa en el estudio de los oligoelementos necesarios para lograr el restablecimiento de la salud, en función del terreno orgánico de cada persona.

Los oligoelementos, a pesar de estar presentes en pequeñas cantidades en nuestro organismo, son el complemento esencial para que se den de forma correcta todas las reacciones químicas que permiten que nuestro organismo lleve a cabo todas y cada una de sus funciones.

Facilitan el trabajo de las enzimas, encargadas de dar lugar a dichas reacciones. El conjunto de estas reacciones químicas constituyen el metabolismo de nuestro cuerpo.

Cada uno de nosotros, tenemos metabolismos diferentes, es decir, las reacciones metabólicas o enzimáticas se dan de forma diferente.
La vida del organismo humano, no es más que el resultado de las pequeñas vidas de las innumerables células que lo componen. El papel de cada célula es la de continuar cumpliendo su propio ciclo vital, siempre que su medio de vida sea favorable.

Las específicas características biológicas, genéticas y psíquicas que nos definen como individuo, permitirán que nuestras enzimas y células del cuerpo trabajen en una dirección o en otra. Dicho de otra manera, todos estos factores individuales conforman lo que se conoce como terreno orgánico.

En función de las características de nuestro terreno orgánico, tendremos más o menos facilidad para mantenernos sanos así como mayor o menor predisposición a padecer ciertas dolencias o disfunciones en el organismo.

El Dr. Menétrier, se centró en el estudio del terreno de cada uno de sus pacientes, para determinar el tratamiento adecuado de su enfermedad.

Realizó una investigación empírica sobre las características terapéuticas de los oligoelementos en el Instituto Pasteur de París. Para ello, suministró sistemáticamente determinados oligoelementos a grupos homogéneos de pacientes, es decir a grupos de pacientes con terrenos orgánicos similares, comprobando que para una misma enfermedad no servían como cura los mismos oligoelementos.

Por tanto, las respuestas positivas al tratamiento con  oligoelementos no podían vincularse sólo a problemas de carencia de los mismos, sino que debían guardar una estrecha relación con el terreno orgánico de cada paciente.

terreno orgánico y oligoterapia

Menétrier, bautizó a los 4 grupos homogéneos de su investigación con el término de Diátesis, dicho término hace referencia a la predisposición para contraer una determinada afección patológica, dependiendo de factores hereditarios, de la receptividad o resistencia a ciertas enfermedades y del comportamiento tanto físico como psicológico.

Las cuatro diátesis, respondían bien al tratamiento con sales diluidas de Manganeso, Manganeso-Cobre, Manganeso-Cobalto y Cobre-Oro-Plata. Así pues:

La Diátesis 1 corresponde al Manganeso.

La Diátesis 2 corresponde al Manganeso-Cobre.

La Diátesis 3 corresponde al Manganeso-Cobalto.

La Diátesis 4 corresponde al Cobre-Oro-Plata.

A su vez, podemos hacer una subdivisión:

Las Diátesis 1 y 2, son consideradas como “Diátesis Jóvenes”. Esto se debe a que las personas que forman parte de este grupo homogéneo, muestran signos de vitalidad y de capacidad de autodefensa tanto orgánica como psicológica.

Las Diátesis 3 y 4, se conocen como «Diátesis Viejas», pues son las adecuadas para personas que presentan desgaste de los sistemas de defensa así como de estructuras de su organismo.

Es decir, en la infancia y durante la juventud, lo normal es corresponder a las dos primeras diátesis, tendiendo a pasar a las otras dos a lo largo del curso de la vida.

Si regulamos el metabolismo antes de que una disfunción se haga lesiva, podremos mantenernos en las dos primeras diátesis durante un periodo más prolongado.

Normalmente, deberemos encuadrar a la persona en dos diátesis, la primera sería aquella que le corresponde por esencia y una segunda que es la que le corresponde en ese momento de la vida.

A través de un test kinesiológico, podemos determinar exactamente la diátesis predominante de cada paciente y recomendar el tratamiento más efectivo en cada caso.

En nuestro artículo anterior  titulado » Diátesis en Kinesiología» podrás conocer más sobre cómo diagnosticar las diátesis y verás con mayor profundidad cada una de ellas.

Analía Iglesias (analia@sibuscas.com)

Kinepharma

Tratamientos con agua de mar

Las células de nuestro cuerpo están rodeadas de un líquido, el líquido intersticial. Hoy sabemos que el agua de mar contiene más de 75 elementos químicos de la tabla periódica de los elementos de Mendeléiev. Todos son necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Entre ellos cabe destacar el sodio, el más abundante, que, juntamente con el potasio, se encarga de la regulación de la cantidad de agua presente en nuestros tejidos; el calcio, que contribuye a la formación de los huesos y participa activamente en muchas reacciones metabólicas como las que facilitan la contracción muscular y la coagulación de la sangre; el magnesio, encargado de regular el metabolismo del calcio; el silicio, que forma parte de los huesos, uñas y pelo, además de actuar sobre el sistema inmuntario, y el yodo, que es el elemento más específico del agua de mar.

El ph del agua salada es 7,2 ; el mismo que el del cuerpo humano. En ella pueden vivir perfectamente los globulos blancos, al contrario que el suero fisiológico, comunmente utilizado, que tiene un pH de 5,5 (ácido).

En Canadá y otros países (no en Europa) es legal hasta inyectarla. En el siglo XX, el científico francés René Quinton (1867-1925) puso en evidencia las propiedades curativas del agua de mar al publicar su famoso Método marino.  Salvó miles de niños moribundos inyectándoles agua salada. Le hicieron un monumento y le nombraron oficial de la Legión de Honor. Hasta los años 80 la recetaban en la Seguridad Social en Francia hasta que se prohibió inyectar toda sustancia que no hubiera sido esterilizada. El agua de mar pierde sus propiedades al superar los 40 grados centigrados, por tanto ya no se podía utilizar.

Mariano Arnal, en su libro « Como beber agua de mar », habla de sus excelente propiedades. Destacamos entre ellas:

  • Alcalinizador/ regulador  del medio interno.
  • Desinfectante y cicatrizante.
  • Detoxificante, purgante. Para limpiezas intestinales propias del yoga (Shank Prakshalana).

En su libro Mariano Arnal, dice que si tenemos en cuenta que la cantidad recomendada es de 9 gr de sal por día, y la cantidad de sal por litro de agua de mar es 36 gr de sal por litro; la cantidad de agua de mar a tomar recomendada es ¼ de litro de agua de mar con ¾ de litro de agua o zumo.

TESTAJE

Usaremos un testigo de sal marina natural. Si  da AR, testaremos por cambio de indicador:

  • Varios testigos a diferentes concentraciones de sal marina en agua mineral  (1gr/l, 3gr/l, 6gr/l, 9gr/l.).
  • Cuánta cantidad de agua a la concentración idónea debe consumir al día en ml.
  • Durante cuánto tiempo se debe mantener el tratamiento.

Para ello se utilizarán ampollas o viales vacíos a tal efecto, que rellenaremos con agua de mar a las referidas concentraciones o bien con agua pura y sal marina sin refinar.

En la práctica observaremos que los clientes, comúnmente, necesitan menos de un litro por día a concentraciones mucho más bajas de las recomendadas por Mariano Arnal; Se debe en la mayoría de caso por el consumo excesivo de sal refinada. Recomendaremos la supresión total de esta su dieta. Testaremos de nuevo pasado 21 dias mínimo.

 

Maria Josefa Obiol Saiz.

Kinesióloga y colaboradora de Kinepharma.

 

La importancia de la oligoterapia en kinesiología

Los oligoelementos son aquellos elementos que se encuentran en los seres vivos en concentraciones inferiores a 1 mg/Kg de peso corporal, otras características serían:

  • Su importancia biológica es tan alta que el organismo no puede realizar sus ciclos vitales en ausencia de ellos.
  • Un oligoelemento necesario no puede ser reemplazado por otro.
  • Tienen una influencia directa sobre el metabolismo.

Fue Jaques Ménétrier, padre de la oligoterapia, cuando en 1942, utilizó los datos recopilados hasta la fecha, dándoles un enfoque terapéutico y creando así el tratamiento para innumerables enfermedades.

Hoy en día esta terapia se utiliza fundamentalmente en cuatro tipos de tratamiento:

  • Pediatría.
  • Geriatría.
  •  Estética.
  • Medicina deportiva.

Además posee la consideración de medicamento en países tan importantes como Brasil o Francia entre otros.

Los oligoelementos esenciales son: Flúor, Cobalto, Cromo, Cobre, Hierro, Yodo, Manganeso, Son esenciales porque además de estar presentes en todos los tejidos sanos de todos los organismos vivos, tienen una concentración tisular relativamente constante, su carencia conduce a diversas alteraciones estructurales y fisiológicas y por tanto su aportación previene o cura afecciones provocadas por su carencia. No obstante en las terapias se utilizan otros que aún no siendo esenciales son de gran utilidad terapéutica como el potasio (K), el azufre (S), el lítio (Li), el Bismuto (Bi) etc.

Su papel principal biológico se debe a su capacidad de actuar como cofactor de enzimas. De esta forma desarrollan su función catalítica, modular reacciones químicas. Las enzimas para poder funcionar y llevar a cabo su misión necesitan una parte no proteica por ello o se unen a una sustancia orgánica, como una vitamina y se denomina coenzima, o bien se une a una molécula no organiza, en este caso un oligoelemento y se denomina cofactor.

Es muy importante saber que hay enzimas que necesitan varios elementos como cofactores y estaríamos hablando de asociaciones de oligoelementos. Entre las más comunes encontramos Manganeso-Cobalto (Mn-Co), Cobre- Oro-Plata (Cu-Au-Ag), Manganeso-Cobre (Mn-Cu), Níquel-Cobalto (Ni-Co), Zinc-Cu (ZN-Cu) etc.

Esta preparaciones se realizan en gluconatos que facilitan su absorción y en concentraciones muy diversas en función del oligoelemento, pero siempre muy bajas.

Es conocido su uso en las distintas diátesis, ya vistas en nuestro artículo del 14 de agosto de 2013 “Diátesis en kinesiología”.

También en geriatría su uso es muy frecuente en especial el selenio (Se) por su papel antioxidante y antienvejecimiento y el complejo cobre-oro-plata (Cu-Au-Ag) por su gran acción activadora de las funciones del organismo y en especial del sistema inmune (síndrome de desadaptación).

O en pediatría para activar los sistemas endocrinos que afectan al eje hipófisis-suprarrenal o hipófisis-genital (Diátesis 5) con  oligoelementos como el Zinc-Cobre (Zn-Cu), o el Zinc-Níquel-Cobre (Zn-Ni-Co), para regularizar estados de hipofunción pancreática.

Test

Para testar la carencia de oligoelementos podemos hacer con la ampolla de falta de oligoelementos y minerales que contiene cuprum a la 200 CH y cobaltum a la 200 CH respectivamente, y que podemos encontrar en un kit de testaje básico. En el mercado las principales marcas son Labcatal, Biótica etc.

Ángel Salazar Magaña (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma


Diátesis en kinesiología

Hablamos de diátesis al referirnos a una predisposición particular de una persona a padecer con frecuencia ciertas manifestaciones de enfermedad. También podemos definirlo como “un estado morboso de transición entre la salud y la verdadera enfermedad”. Es por tanto una etapa intermedia entre los trastornos funcionales (que no llevan consigo lesiones en los órganos) y las lesiones orgánicas.

La afección en este momento, es por lo general, reversible pero su sintomatología suele ser tal, habitualmente, que no puede encuadrarse en ninguna clasificación más ortodoxa.

En este punto es donde la intuición del terapeuta es fundamental, ya que éste debe profundizar en los trastornos vividos, la herencia y otros factores. No hay enfermedades con fronteras a estos trastornos funcionales múltiples. En estos casos se suele trabajar con oligoelementos, con el objetivo de regular y reforzar las defensas para ayudar a recobrar el equilibrio perdido.

Su acción es marcada sobre todo en los trastornos crónicos, entendiendo este estado como aquel que se instaura después de varios años sin tomar las medidas adecuadas. Por ello no podemos pensar en una rápida recuperación de días o semanas y además de oligoelementos necesitaremos otros elementos.

Determinación de una diátesis

Es fundamental saber:

  • Historia clínica: Síntomas funcionales y lesiones, comportamiento físico-psíquico e intelectual y evolución patológica.
  • Exploración (anamnesis): completa y pruebas complementarias. En la práctica es raro encontrar individuos pertenecientes a una diátesis solo. Existe generalmente conexión entre dos diátesis, aunque predomine una de las dos. También se puede evolucionar de una diátesis a otra. Por ello hay que marcar la cronología exacta de los síntomas, relacionando las circunstancias que se daban cuando se manifestaron, para así establecer la relación y evolución de las diátesis en el paciente. Esto nos permitirá establecer la terapia adecuada, antes de que evolucione la enfermedad a un estado crónico.
  • Datos base. Entre otros datos se toman los siguientes:

-Alergias.
-Afecciones no alérgicas.
-Adenopatías (urticaria, edema de quinke etc).
-Problemas en la piel.
-Tipo de artritis/artrosis o dolores musculares/articulares.
-Problemas internos.
-Tipo de astenia: descanso, sueño, fatiga.
-Biotipo: pícnico, atlético, leptosómico.
-Tipo de mano: metal, madera, fuego, agua, tierra.
-Comportamiento preponderante: psíquico, físico, intelectual.

Clasificación de la diátesis.

Se clasifican según su PH y su potencial de óxido-reducción. También en jóvenes (1 y 2) y viejas (3 y 4). Las primeras presentan signos de vitalidad y capacidad de autodefensa orgánica y psicológica y las segundas presentan desgastes de los sistemas de defensa y de las estructuras del organismo. Un kit de testaje básico , nos ayudará a ir viendo trastornos y aspectos del paciente, como PH que nos facilite determinar su clasificación.

Diátesis 1. Acida-reducida, artrítica-alérgica o hiperreactiva, joven, oligoelemento el Manganeso, Madera (hígado, vesícula biliar), sistema hepato-biliar. Sus síntomas son:

  • Alteraciones alérgicas no infecciosas.
  • Alteraciones cardio-vasculares.
  • Alteraciones genitales femeninas.
  • Alteraciones digestivas.
  • Alteraciones tiroideas: hipertiroidismo.
  • Alteraciones reumáticas. Artritis dolorosas.
  • Alteraciones neurálgicas difusas.
  • Comportamiento físico predominante: Astenia matinal que mejora hasta el atardecer.
  • Comportamiento intelectual predominante. Memoria y concentración selectiva.
  • Comportamiento psicológico predominante: Optimismo, hiperactivo, irritable, emotivo.
  • Oligoelementos complementarios: fosforo, iodo, azufre.
  • Evoluciona por empeoramiento a diátesis 3.

Diátesis 2. Acida-oxidativa, artroinfecciosa-hiposténica-hiperreactiva, joven, oligoelemento el Manganeso-Cobre, Metal (pulmón, intestino grueso), sistema pulmo-intestinal. Sus síntomas son:

  • Patología crónica pulmonar.
  • Alteraciones urinarias.
  • Alteraciones piel.
  • Alteraciones genitales femeninas.
  • Alteraciones digestivas.
  • Alteraciones tiroideas: hipotiroidismo, frío.
  • Alteraciones linfáticas, inflamaciones.
  • Alteraciones óseas.
  • Comportamiento físico predominante: La astenia llega progresivamente durante el día.
  • Comportamiento intelectual predominante. Dificultad para concentración, peor por la tarde.
  • Comportamiento psicológico predominante: Tranquilos, equilibrados, tristes, autocontrol.
  • Oligoelementos complementarios: azufre, cobre, flúor.
  • Evoluciona por empeoramiento a diátesis 4.

Diátesis 3. Alcalina-reducida, distónica-neuroartrítica, vieja, oligoelemento el Manganeso-Cobalto, Fuego (intestino, arterial), sistema intestino-arterial. Sus síntomas son:

  • Alteraciones cardiocirculatorias.
  • Crisis de reumatismo.
  • Alteraciones de la piel.
  • Alteraciones genitales.
  • Alteraciones digestivas.
  • Comportamiento físico predominante: Astenia todo el día, peor antes de las comidas.
  • Comportamiento intelectual predominante. Agotado tras concentración, pérdidas de memoria.
  • Comportamiento psicológico predominante: Torpeza física y psíquica en ansiedad.
  • Oligoelementos complementarios: fosforo, cobalto, magnesio, potasio, azufre y litio.
  • Evoluciona por empeoramiento a diátesis 1.

Diátesis 4. Alcalina-oxidad, anérgica, vieja, oligoelemento el Cobre-Oro-Plata, Agua (riñón, vejiga), sistema renal. Sus síntomas son:

  • Infecciones agudas severas y recidivantes.
  • Alteraciones óseas.
  • Alteraciones de la piel.
  • Alteraciones digestivas: hemorrágicas, crohn.
  • Accesos febriles inexplicables o periódicos.
  • Déficit del sistema inmune: leucemias, cáncer.
  • Comportamiento físico predominante: Disminución de vitalidad, astenia global y profunda.
  • Comportamiento intelectual predominante: No coordina ideas, no recuerda lo leído, indiferencia.
  • Comportamiento psicológico predominante: Pesimismo constante, desinterés, depresión.
  • Oligoelementos complementarios: litio.
  • Evoluciona por empeoramiento a diátesis 1.

Diátesis 5. No es una diátesis en sí. Se llama síndrome de desadaptación en mutación. Sistema bazo-estómago-páncreas. Puede hallarse asociada a cualquiera de las otras y acelerar su evolución a alteraciones crónicas lesivas.

Se caracteriza por alteraciones funcionales endocrinas e hipofisiarias, que pueden estar asociadas a:

  • Carácter cíclico o periódico asociado al estrés y a los ritmos biológicos endocrinos.
  • Alteraciones hipotálamo-pancreáticas ó suprarrenales o genitales.

Por tanto habría dos tipos:

Síndrome  Hipofiso-suprarrenal o genital, Yin, utilizaríamos como oligoelemento el Zin.Cobre.

  • Presenta astenias cíclicas indefinidas.
  • Niños con retraso intelectual y físico.
  • Disfunciones genito-sexuales de causa tóxica.

Síndrome Hipotálamo-hipófisis-pancreático, Yang, utilizaríamos como oligoelemento el Zinc-Niquel-Cobalto.

  • Presenta astenias cíclicas definidas con la ingesta alimentaria.
  • Niños con obesidad y enuresis diurna y nocturna.
  • Obesidad crónica con hiperglucemia.
  • Diabetes y predisposición diabética.

Ambas presentan:

  • Alteraciones digestivas.
  • Comportamiento intelectual predominante: Sensación de cabeza vacía, imposible concentrarse.
  • Comportamiento psicológico predominante: Astenia con episodios depresivos y de excitación.

En próximos artículos veremos como tratar desde el punto de vista kinesiológico  las diferentes diátesis,

Ángel Salazar (angelsalamag@gmail.com).

Kinepharma.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal