Browsing articles from "febrero, 2013"

Los focos más comunes

Los focos más comunes suelen estar en la cara, sería el caso de sinusitis, de ostitis o de otitis. De los dientes la muela del juicio es uno de los peores junto con una caries o una infección de la pulpa dental que la mayoría de las veces se produce por la comunicación con la dentina cariada a través de los túbulos dentinarios. También son muy comunes los focos en el vientre: vesícula biliar, apendicitis, salmonelosis o prostatitis.

Nos centraremos en la cara, tenemos por tanto los siguientes zonas y focos:

El oido:

Se testa con la ampolla de otitis nosode, suele ser un foco muy persistente y frecuente. Para su tratamiento podemos emplear:

  • Velas Hopi para el oido interno, que son unos tubos hueos de unos 20 cms de largo compuestos de cera de abeja pura, hipérico, salvia, extractos de miel, manzanilla y lino de cultivo ecológico. estas se introducen unos pocos milímetros por el orificio de la oreja y se encienden en su extremo superior ejerciendo una acción de aspiración lo que produce una descarga de presión en el oido, limpiándolo de cera y restos de piel.
  • Tratamiento del punto linfático L11, dos dedos por encima de la clavícula.
  • Manoplas muy calientes encima de cada oido, que cambiaremos al irse enfriando. Esto se hace durante 20 mn y después pondremos unas gotas de aceite de oliva dentro del oido.

Sinusitis crónica  (como foco):

Se testa con la ampolla se sinusitis nosode. Suele tener implicada una alergia a la leche. Es muy frecuente que se den en personas que no quieren tener a nadie cerca emocionalmente, por temor. Para su tratamiento podemos emplear:

  • Vapores de agua con esencias (de pino o lavanda) o sal.
  • Lavado interno con hydrastis (también llamado sello de oro, especial en candidiasis en los tejidos internos de la nariz) o clorofila.
  • Otro remedio tradicional para combatir la sinusitis es la inhalación del vapor de agua con sal por cinco minutos cada hora. Se puede usar también sólo agua marina por vía nasal para descongestionar la sinusitis.
  • Compresas de sal caliente sobre la frente.
  • Reforzar esto con alimentos ricos en vitamina A y azufre como las zanahorias frescas y los ajos ya que reforzarán las mucosas.
  • Hay otro remedio casero que consiste en elaborar una cataplasma de verbena, que tiene un gran poder descongestionante, sobre todo casos  de repetición frecuente de sinusitis.  Los ingredientes son 2 cucharadas de verbena seca, un chorrito de aceite de oliva y 2 claras de huevo.
  • Puntos Neurolinfáticos de la cabeza y sinus.

Las amígdalas:

Se testa con la ampolla de angina nosode. También se puede testar de forma local, dando un pellizco y tirando suave para comprobar si da AR. Su reacción emocional suele ser el miedo y en adultos puede estar relacionado con problemas de relación con la familia. Para su tratamiento podemos emplear:

  • Floresde Bach en especial Star of Bethlehem.
  • Hacer gargaras con hydrastis o salvia.
  • Tratamiento local con láser.
  • Terapia endonasal.
  • Terapia neutral de Huneke: inyección de procaina.

La boca:

Entre otras causas: Periodontosis, gingivitis, etc. Se testa con la ampolla de ostitis nosode. Cuando es un diente el que está mal hay que conocer la relación que hay del diente con los órganos, con el resto del cuerpo ya que puede ser el órgano el que cause problemas al diente y no a la inversa, no siempre es el diente el que causa el problema (1). Para encontrar que diente esta mal hay que golpear suavemente el diente y testarlo. Si solo da AR en una dirección es que está fijado en su raiz y no es un foco, ya que este daría AR en todas las direcciones. Para su tratamiento podemos emplear:

  • Fricciones circulares en toda la encía con esencia de eucalipto o clavo.
  • Enjuages con te de hydrastis.
  • Acupuntura en la boca.
  • Symbioflor 1, que es un inmunomodulador para las infecciones en las vías respiratorias altas y boca (ayuda a la flora bucal, si falta flora).

Estas ampollas para kinesiología y su testaje se encuentran en un kit de testaje de nosodes, es muy importante la localización de ellos a partir de la ampolla de foco y luego pasar a la ampolla concreta para ese tipo de foco ya citado, lo que nos permitirá su identificación exacta. También se podría ir directamente, si se aprecia con claridad, a la ampolla específica que nos señalará un foco en diente, en sinus, oido, vesícula, prostata, etc.

Este artículo complementa al anterior del Blog Kinepharma de fecha 30 de Enero: «Como tratar los Focos».

(1) En la década del 50, el Dr. Reinhóld Voll descubrió que a cada diente le corresponde un determinado órgano, lo que significa que cada diente responde energéticamente al mismo, por tanto, la presencia de lesiones en un diente u órgano, indicará la existencia de alteraciones en la parte relacionada que le corresponde.

Angel Salazar

Kinepharma.

Inflamación y cáncer

En 1863  el Doctor alemán Rudolf Virchow, considerado padre de la patología actual, observó que muchos pacientes desarrollaban cánceres justo donde antes habían sufrido un golpe o donde habían tenido un pequeño trauma, provocado por el roce o por una herramienta.  Su investigación al microscopio le indicaba que esos cánceres contenían también muchos glóbulos blancos.

Esto le llevó a plantar la hipótesis de que el cáncer fuera quizás el intento fallido del organismo de reparar una herida. Esta idea no la tomó nadie en serio en esos años. Pero en 1986 el profesor Harold Dvorak profesor de patología de Harvard, retomo aquella hipótesis en su artículo “Tumores: heridas que no curan” (Tumors: wounds that do not heal). En ese artículo este profesor demostró que los mecanismos que interviene en los procesos inflamatorios y en los cánceres son asombrosamente muy parecidos. También demostró que uno o más de cada seis cánceres están relacionados directamente con una inflamación crónica.

Hoy en día sabemos que esto es así y que por ejemplo el cáncer de colon están asociados a procesos inflamatorios intestinales o  el de cuello de útero con la inflamación que produce la infección por el virus del papiloma y así muchos otros ejemplos, pero además sabemos que la célula cancerosa necesita generar inflamación para mantener su crecimiento y esto ocurre mediante la fabricación por parte de estas células, de sustancias altamente inflamatorias que se generan también durante el proceso normal de reparación de heridas como son las citoquininas, las prostaglandinas y los leucotrienios. Estas sustancias actúan como “fertilizantes” en la extensión de los cánceres.

Vemos que al utilizar mecanismos naturales en la célula en cierta medida se engaña al sistema inmunitario, entrándose en un círculo vicioso, por tanto cuanto mayor es el cáncer mayor es la inflamación que causa, esto está hoy en día perfectamente comprobado.

Como medimos la inflamación

Si seguimos esta pista que nos da la inflamación, podríamos medir el riesgo de padecer cáncer, esto aunque hoy en día no se hace así en la mayoría de los hospitales, si se lleva a cabo en algunos como en el hospital de Glasgow en Escocia, en donde llevan desde los años 90 midiendo los factores inflamatorios para calcular este riesgo y es una medida relativamente sencilla ya que comprueban los niveles de PCR (Proteina C-reactiva) y Albumina. Niveles por encima de 10mg/l en PCR aumentan el riesgo de cáncer, al igual que niveles de albúmina por debajo de 35 g/l.

Por tanto si tenemos esto en cuenta y sabiendo que en un testaje de inflamaciones, se dispone de la ampolla de PCR podremos incorporarla al testaje de esta patología, lo que nos dará un refuerzo adicional a nuestro diagnóstico.

No obstante, sabemos que el factor NF-kappaB presente en nuestro kit de testaje de inflamaciones se considera es un factor único proinflamatorio secretado por las células tumorales, es decir es una sustancia fundamental sin la cual los cánceres se volverían mucho más frágiles. Quizás sea por ello por lo que la mayor parte de los agentes anticancerígenos actúan inhibiendo ese factor que actualmente se reconoce como la sustancia más proinflamatoria que existe.

Por tanto creemos que no solo en diagnóstico sino en prevención debemos usar estas ampollas ya que estaremos midiendo el riesgo de padecer esta enfermedad, no nos hará falta comprobar con la ampolla de microcáncer o macrocáncer que ya es demasiado tarde, podremos prevenir este proceso antes de que ocurra, vigilando el proceso inflamatorio. Esto complementa lo visto  ya en nuestro artículo de 28 de diciembre de 2012: “Los tres aspectos fundamentales a testar en cáncer”, en donde se instaba a confirmar el diagnóstico de cáncer testando el proceso inflamatorio, el PH y la oxigenación celular.

La buena noticia es que hay muchos métodos naturales de bloquear la acción inflamatoria de esta sustancia clave:

  • Dieta sana, con productos antiinflamatorios
  • Control del estrés
  • Deporte moderado
  • Oxigenación
  • Alcalinización del organismo.

Todo en pos de ejercer una labor disuasoria y preventiva de este problema tan extendido y del cual, como siempre se ha dicho es mejor prevenir que curar, pero en este caso más aún por su gravedad.

Este artículo se basa en gran medida en el libro “Anti Cáncer” del Dr. David Servan-Schreiber

Ángel Salazar

Kinepharma.

Las prioridades: Lesión primaria y lesión prioritaria

La principal prioridad del cuerpo es mantener la vida, seguir existiendo por ello cuando una parte del cuerpo, órgano ó glándula tiene un problema o deficiencia, va a tomar la energía necesaria de otra parte del cuerpo que pueda en ese momento prescindir de ella. De esta forma solucionará el problema o al menos lo compensará evitando daños mayores para todo el organismo.

Cuando esto ocurre los síntomas pueden aparecer en otros órganos o partes del cuerpo, que no son los focos del problema, pero que si son los cedentes de energía.

Si tenemos un paciente que viene a la consulta varias veces con el mismo problema, hay una gran posibilidad de que no estemos tratando su lesión primaria y probablemente lo que está ocurriendo es que nos hemos centrado en una o varias compensaciones y en las partes del cuerpo que ceden energía.

Todo paciente suele tener un conjunto de compensaciones y hay una gran probabilidad de que los síntomas que tiene correspondan sólo a una única compensación. Por ello nosotros como terapeutas debemos distinguir entre foco y zona secundaria, para detectar cual es el origen del problema, sacando a flote la lesión primaria. Si no lo conseguimos haremos como la medicina alopática que se centra en los síntomas y no en el origen del problema, por lo que habrá muchas probabilidades de que no solucionemos el problema de nuestro paciente.

Esta técnica de las prioridades nos va a decir cuál es el tratamiento prioritario, como hay que tratarlo en ese momento y lo testaremos con el mudra de prioridad, que consiste en tocar con la yema del dedo medio la unión de las dos falanges del pulgar; si al aplicar este mudra cambia la fortaleza del musculo o varía el AR, es que es una prioridad.

Aunque una persona tenga varios problemas, síntomas o molestias al mismo tiempo, el cuerpo siempre tendrá alguno que quiera que le trate primero.

Testaje del medicamento prioritario

Para ver que producto es más eficaz y prioritario, podremos emplear la ampolla de MEDICAMENTO EFICAZ, que es la ampolla de Ferrum metalicum a la 12 DH, que lo usaremos indistintamente con el mudra de prioridad. Esta ampolla se puede encontrar en la web de kinepharma.

Muy pocas veces el organismo nos va a autorizar a tratar la causa origen del problema, ya que se podría desencadenar una serie de reacciones para las que el cuerpo no tendría capacidad de resolución tan inmediata, necesitará más tiempo, por lo que siempre habrá de tratar las lesiones prioritarias; es decir aquellas que siendo secundarias, el organismo las considera primordiales para su recuperación y nos irán poco a poco acercando a la primera.

Cuando hayamos dado en la tecla como ya muchos de vosotros sabréis, se producirá un despertar de las zonas aisladas o con problemas cronificados, una señal de esto será lo que en homeopatía se define como agravamiento homeopático, no hace falta que se emplee homeopatía solo, ocurre con cualquier tipo de medicación o tratamiento: fitoterapia, medicamentos ortomoleculares, oligoelementos etc.

El paciente entrará en un estado de incomodidad y cansancio al reactivarse los órganos y los circuitos biológicos que se habían parado. Es un lento despertar de las zonas que no trabajaban correctamente en pos de una recuperación. Es como decirles a estos órganos que deben despertar y empezar a trabajar de nuevo y claro a quien no le cuesta empezar a trabajar después de unas largas vacaciones.

En estos casos, sabemos que muchos enfermos por no estar bien informados dejan el tratamiento por temor a empeorar, por ello debemos informar a nuestro paciente de esta circunstancia y de que el motivo de que ocurra es que se va por el buen camino.

Ángel Salazar

Kinepharma.

El desarreglo hormonal en el hombre

Como bien sabemos las hormonas transmiten mensajes de unas partes del cuerpo a otras, de la célula al cerebro, de este a las glándulas y de estas a las células. Este es un proceso que se repite en cada instante de nuestras vidas. Es un mecanismo muy complejo de cientos de interacciones en las que las hormonas realizan innumerables funciones, trabajando en equipo.

Cuando sentimos una bajada importante de energía o bien tenemos un molesto sentimiento de de cansancio hay en paralelo un motivo hormonal que está íntimamente relacionado con estos procesos, aunque cada problema sea único y diferente en cada persona.

El cuadro de mandos principal de nuestro “ordenador endocrino” está protagonizado por las tres hormonas sexuales: estrógenos, progesterona y testosterona y otras tres: insulina, cortisol y hormona tiroidea. Estas son las principales hormonas claves que funcionan coordinadamente y cualquier mal funcionamiento en una de ellas interferirá en el resto.

Cuando esto ocurre alguna parte de nuestro cuerpo recibirá un exceso o una carencia de la información necesaria provocando un problema.

Problemas hormonales en hombres

Normalmente con la edad el hombre sufre una disminución natural de la testosterona, paralelamente a este proceso natural en occidente se ha venido observando un decrecimiento mayor provocado por otras causas. Hay que tener en cuenta que esta hormona se considera que es la que da la fortaleza al hombre, le da fuerza, le aporta capacidad sexual ayuda a mantener la masa muscular, la consistencia ósea contra su pérdida. Bajos niveles de testosterona se asocian a depresión, ataques de corazón, diabetes, alzhéimer y cáncer de próstata.

¿Qué está ocurriendo? Para empezar el estilo de vida de muchos hombres y mujeres está afectando a su equilibrio hormonal fundamentalmente por tres factores:

  • Mala alimentación.
  • Estrés.
  • Hábitos no saludables de vida.

En el instituto de investigación de New England en Boston, se ha estudiado largamente el descenso de la testosterona en hombres para saber qué factores lo provocan. Estos son algunos de sus descubrimientos:

  • Un amplio perímetro abdominal, es el principal problema para bajos niveles de testosterona y para problemas sexuales, en especial de erección y lívido, osteoporosis, problemas de sueño, depresión, bajo metabolismo y disminución de las condiciones físicas generales de la persona. Según estos estudios los hombres con mejor salud y sin los síntomas comentados tienen niveles de testosterona elevados.
  • Un peso elevado, también aumenta la bajada de la testosterona. Según los estudios realizados durante más de 17 años en más de 1.600 hombres en Estados Unidos, un incremento de IMC en hombre de 4 ó 5 puntos es comparable a un envejecimiento de 10 años en cuanto a niveles de testosterona.
  • La disfunción eréctil en hombre puede ser resuelta con pérdida de peso, en vez de medicación, acorde a un estudio hecho con más de 400 hombres. Fumar y malas condiciones físicas también incrementa este problema.

Estrés

Como dijimos al principio las hormonas trabajan coordinadamente, y un estrés crónico debido a las circunstancias personales y lo digo por experiencia propia implica niveles altos de cortisol, sobre todo si hay una mala alimentación. Esto lleva a una cadena de reacciones que acaban dando lugar a niveles muy bajos en testosterona y reduciendo la virilidad a niveles menores de lo normal.

El cuerpo humano usa los mismos “ladrillos” para fabricar cortisol y testosterona; en un estado saludable ambas hormonas están en equilibrio. En situaciones de estrés esos ladrillos se emplean en su mayor parte para fabricar cortisol con lo que la producción de testosterona cae.

También niveles altos de cortisol llevan a incrementar la grasa abdominal, que contiene una enzima llamada aromatasa, que induce a la testosterona a convertirse en estrógeno, reduciendo de nuevo el nivel de testosterona. Niveles muy altos de estrógenos a su vez conducen a un nuevo incremento de peso y a realimentar el proceso ya descrito, provocando nueva ganancia de peso, aumento de los pechos, problemas sexuales y otros síntomas.

Estos son sólo algunas de las reacciones que se producen a nivel hormonal, pero ya dijimos que al haber miles de interacciones solo podemos hablar de las principales, aunque se adivinan muchas más.

Volvemos entonces a los hábitos ya descritos en otras ocasiones:

  • Evitemos la vida sedentaria, hagamos ejercicio con moderación.
  • Mejoremos nuestros hábitos alimentarios, evitemos los azúcares y las harinas refinadas, no abusemos de las grasas animales saturadas, evitemos los excitantes como la cafeína, incrementemos por el contrario nuestro consumo de alimentos sanos y ecológicos incluidos carnes y pescados azules y las frutas y verduras en especial las cocinadas poco o las crudas. Reducir nuestro peso es fundamental para evitar desarreglos hormonales. Recordemos por anteriores artículos que describíamos como picos altos de azúcar en sangre incrementaban la producción de cortisol.
  • Intentemos cambiar nuestro modelo de vida, debemos entender que no hay nada que merezca más la pena que tener salud y por ello nuestra filosofía de vida debe imponernos un control de nuestro estrés, dedicando más tiempo al ocio y a la naturaleza, sobre todo a actividades al aire libre que nos oxigenen y nos relajen. No cambiemos tiempo por dinero, el tiempo es escaso, casi siempre más que el dinero.

Testaje

Usaremos un Kit de sistema endocrino y/o de hormonas sexuales, pero anteriormente habremos identificado el desarreglo hormonal con la ampolla de desequilibrio hormonal, que es la ampolla de Molybdenum a la 200 DH.

Normalmente en el hombre la causa está en un desequilibrio en la testosterona, por exceso de cortisol y/o estrógenos. Podemos ver si hay exceso de estas hormonas con el kit de endocrino, aunque como ya dijimos puede haber otras muchas causas de desequilibrio.

Ángel Salazar.
Kinepharma.

  • Español