Browsing articles from "noviembre, 2019"
Nov 24, 2019

El papel del Reiki en la cura de enfermedades

El reiki en la cura de enfermedades

El Reiki es una de las terapias holísticas más conocidas y practicadas. Hoy día, esta disciplina es muy conocida en el mundo occidental por sus óptimos resultados. Por este motivo, queremos ahondar un poco más acerca de los beneficios del Reiki como método para curar enfermedades.


El Reiki y las energías

A lo largo de la vida de una persona se pueden llegar a producir lo que se conoce como bloqueos de energía interna. Es decir, que nuestra energía vital se encuentre en unos niveles tan bajos como para enfermar a alguna parte de nuestro cuerpo. Una de las formas de restablecer dicha energía es por medio del Reiki.

El Reiki es una terapia japonesa a través de la cual se produce una transferencia de energía que ayuda a mejorar tanto el estado físico como mental del paciente. La imposición de manos por parte del terapeuta es el canal que permite reconducir las energías a través de los chakras y reequilibrar el organismo.


Usos del Reiki en el tratamiento de enfermedades

El Reiki se suele llevar a cabo como un tratamiento complementario y no como tratamiento único ante cualquier tipo de enfermedad. Sus beneficios pueden percibirse en diferentes planos:

  • A corto plazo el Reiki es capaz de aliviar los primeros síntomas de una dolencia. La relajación y la tranquilidad que produce la imposición de manos reduce los niveles de estrés en los pacientes. El primer paso para poder curar una enfermedad.
  • A medio plazo el Reiki puede sanar los síntomas más dolorosos producidos por la dolencia en cuestión. Dolor de cabeza, presión alta, agresividad, mareos, insomnio, etc.
  • A largo plazo el Reiki trabaja sobre la principal causa de la enfermedad sanando al paciente, especialmente, desde el aspecto más espiritual. Por ejemplo, en pacientes que sufren depresión o un síndrome de estrés postraumático, esta terapia les ayuda a liberar los miedos acumulados y canalizar su energía hacia la sanación.

el reiki, los chakras

Para qué se utiliza el Reiki

El Reiki es principalmente utilizado para el tratamiento de todo tipo de enfermedades. La creencia de que sanando el espíritu se puede sanar el cuerpo ha hecho del Reiki una terapia realmente popular. Sus principales aplicaciones son el tratamiento de:

Migrañas.
Depresiones.
Ansiedad.
Alivio del dolor en enfermedades crónicas como el reuma.
Dolores menstruales.
Embarazo y post parto.
Insomnio.
Estreñimiento.
Problemas estomacales.
La fatiga crónica.
Trastornos alimentarios como la bulimia o la anorexia, etc.

A través de la kinesiología podemos testar los diferentes chakras y así enfocar nuestra energía a través del reiki en aquellos que se encuentren bloqueados o con menor flujo de energía. Para ayudarte puedes utilizar el kit de chakras

 

 

 

Nov 10, 2019

Relación entre trombosis y anticonceptivos

Relación entre trombosis y anticonceptivos

El uso habitual de anticonceptivos hormonales está directamente relacionado con la aparición de trombosis venosas o embolia pulmonar en mujeres. Aunque el porcentaje de afectadas es bastante bajo, cabe recordar este hecho, ya que el riesgo puede llegar a ser incluso mortal. Especialmente, para aquellas personas con antecedentes de  ETV (Trombosis venosa o Enfermedad Tromboembolica Venosa) en su familia.

 Tipos de anticonceptivos hormonales

El riesgo de sufrir una trombosis venosa o una embolia pulmonar depende también del tipo de anticonceptivo que se esté tomando. En nuestro país, una mujer de cada 100.000 puede llegar a perder la vida por  una EP (Embolia Pulmonar). Lo dramático de esta situación es que suelen ser mujeres jóvenes y sanas que tienen cierta predisposición congénita hacia la aparición de una ETV o EP y no lo saben.

¿Todos los anticonceptivos orales son iguales? La respuesta a esta pregunta es absolutamente negativa. No todos los anticonceptivos son iguales. De hecho, las píldoras combinadas compuestas por progestágenos son mucho más peligrosas que aquellos anticonceptivos hormonales que contienen, por ejemplo, levonorgestrel.

En cuanto al formato del anticonceptivo no existe gran diferencia entre ellos. Tanto las pastillas, como los parches o los anillos vaginales tienen un riesgo similar frente a la posible aparición de una trombosis venosa o una embolia pulmonar en la mujer.

Por este motivo, antes de tomar ningún anticonceptivo hormonal es importante realizarse unas pruebas médicas que descarten a la persona como perfil de riesgo. Y, por supuesto, nunca tomar esta clase de medicamentos sin antes consultar con el ginecólogo.

Relación entre trombosis y anticonceptivos

 

Cómo es el perfil de las mujeres con riesgo de ETV o EP

Identificar a las mujeres que pueden desarrollar esta clase de enfermedad ante el consumo de anticonceptivos es fundamental para prevenir riesgos innecesarios. Los trastornos congénitos más habituales que se relacionan con estos trastornos circulatorios son:

  • Alteraciones genéticas, tales como, la mutación del gen de la protrombina 20210 o la presencia del Factor V.
  • Déficits de proteína C o S y de antitrombina.
  • El síndrome de antifosfolípido, también conocido como el Síndrome de Hughes que consiste en un cuadro de hipercoagulabilidad causado por anticuerpos.

En definitiva, si una mujer con estas características desea tomar anticonceptivos orales es fundamental que valore antes otras opciones que no pongan en riesgo ni su salud ni mucho menos su propia vida.

Finalmente, para reducir los casos de ETV o EP producidos por el consumo de anticonceptivos hormonales los médicos han de informar a sus pacientes sobre cómo reconocer sus síntomas (hinchazón y rojez de las extremidades inferiores o superiores, dolor en el pecho, tos con pérdidas de sangre, etc.) Aunque la trombosis venosa se sitúe en la tercera causa de muerte cardiovascular por detrás del infarto agudo de miocardio o el ictus, es importante informar a los pacientes sobre su prevención y tratamiento.

Para poder valorar cualquier problema a nivel circulatorio, podemos ayudarnos del test de enfermedades del sistema circulatorio.

 

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal