Browsing articles from "febrero, 2019"
Feb 15, 2019

Dos cepas de bacterias reducen los síntomas de alergia al equilibrar la función inmune

cepas bacterianas, microbioma

Una reacción alérgica ocurre cuando el sistema inmunológico reacciona de forma exagerada a algo en el medio ambiente que es inofensivo para la mayoría de las personas.

Cuando el cuerpo percibe una amenaza de un alérgeno como el polvo o el polen, se pone en acción defensiva. Los efectos se perciben en síntomas como; ojos llorosos y una secreción nasal diseñada para eliminar el alérgeno del cuerpo.

Estos síntomas de alergia son los últimos en un largo efecto dominó de reacciones que involucran a las células del sistema inmunológico del cuerpo.

La mayoría de las personas recurren a medicamentos farmacéuticos para eliminar los síntomas. El problema es que los antihistamínicos, los esteroides y los descongestivos solo brindan un alivio temporal. La mejor solución es evitar que el cuerpo reaccione exageradamente a amenazas inofensivas como el polen o el polvo.

Para que eso suceda, debemos restablecer el equilibrio inmunitario, y eso implica volver a capacitar a las células del sistema inmune, en concreto a las células Th2. Las células Th2 también se conocen como células T helper tipo 2. 

Estas células desempeñan un papel relevante en la ejecución de una respuesta inmunitaria protectora para los invasores externos, como los alérgenos. En el sistema inmunitario innato, los glóbulos blancos especializados llamados células presentadoras de antígenos primero identifican la sustancia dañina y montan un ataque inicial. Luego informan al sistema inmunitario adaptativo de la amenaza específica para que pueda enviar las tropas apropiadas para el trabajo.

Cuando la amenaza se produce fuera de las células, se activa un tipo de célula T auxiliar llamada Th2 que se encarga de neutralizar a los invasores. Pero cuando Th2 se vuelve hiperactivo,  provoca la reacción exagerada responsable de las alergias.

Las 
células Th2 activadas estimulan dos tipos de células inmunes: los eosinófilos y las células B.

Los eosinófilos son glóbulos blancos que liberan una variedad de productos químicos tóxicos destinados a destruir los organismos invasores. En el caso de las alergias, estas potentes «balas» se disparan por error y ejercen sus fuerzas destructivas en los tejidos del huésped y promueven la inflamación.

Las células B liberan anticuerpos especializados llamados IgE, que luego se unen a los mastocitos y basófilos, que están empaquetados con gránulos que contienen moléculas de señalización tales como histamina, leucotrienos y otros mediadores de la inflamación. Estos químicos circulan libremente en el cuerpo, provocando síntomas de alergia.

Por tanto, el predominio exagerado de Th2 es en última instancia el culpable de los síntomas de alergia. Sin embargo, la mayoría de los tratamientos disponibles solo actúan cuando  las células Th2 se han descontrolado.  Por ejemplo:

  • Los antihistamínicos bloquean la actividad de la histamina, pero solo después de que las moléculas de histamina tóxicas se hayan liberado de los mastocitos.
  • Los esteroides pueden suprimir la inflamación inducida por los eosinófilos activados, pero solo después de haber sido estimulados por la actividad Th2, y  de que los mediadores químicos de la inflamación se hayan liberado.
  • Y los descongestionantes actúan reduciendo la secreción nasal y los ojos llorosos, pero solo después de que la histamina haya surtido efecto.

    alergias

 Investigaciones científicas sobre las células TH2 del sistema inmune

Científicos de Japón y Estados Unidos han descubierto dos compuestos que ayudan a restablecer el equilibrio de las células Th2  y reducen las respuestas alérgicas del sistema inmunológico.

Estos dos ingredientes son; el fermentado de levadura y el Lactobacillus acidophilus L-92. 

Ambos, reducen los síntomas, al disminuir la respuesta alérgica al polen y otros alérgenos, sin recurrir a medicamentos antiinflamatorios, antihistamínicos o descongestivos.

Cuando los pacientes alérgicos recibieron el tratamiento con fermentado de levadura y Lactobacillus acidophilus L-92  los resultados de tres estudios diferentes revelaron:

  • 43%menos de días con congestión nasal,
  • 24% dereducción en las fosas nasales inflamadas, y
  • 31% dereducción en los síntomas oculares.

Estos estudios científicos, vuelven a demostrar la gran importancia de  las bacterias intestinales en el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Para muchas personas que padecen alergias estacionales, esta reacción exagerada del sistema inmunitario comienza en el aparato digestivo.

Para testar alergias puedes hacer uso de varias ampollas, como la de alergia común que es Histaminum D30 y D60, o la ampolla de Histidina. Pero también podemos utilizar un kit de Test de alergias o un kit de alergias a pólenes si el problema surge en primavera.

También podéis leer el artículo “Testaje en kinesiología de alergias si os interesa conocer una forma concreta de realizar el test.

 

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal