Oct 27, 2017

5 Alternativas a los medicamentos tradicionales para aliviar el dolor de artritis

artritis, articulación

Para aliviar el dolor y aumentar la movilidad en los casos de artritis, la medicina  natural contempla, entre otros, los siguientes nutrientes:

Cúrcuma / Curcumina
La cúrcuma (Curcuma longa) es una especia característica de la cocina india, y la curcumina es el ingrediente activo responsable del aroma de la cúrcuma y del color naranja amarillento. Sin embargo, la curcumina es más que un simple pigmento. También es un remedio medicinal potente. La cúrcuma es un fuerte antioxidante y eliminador de radicales libres, pero sus propiedades antiinflamatorias lo hacen particularmente efectivo para aliviar el dolor de la artritis. Tomado por vía oral, la cúrcuma puede detener el dolor de la artritis en todo el cuerpo. Aplicado tópicamente, se puede usar para tratar articulaciones específicas.

Capsaicina
La capsaicina, componente que aporta el picante a los ¨pimientos picantes¨. Aplicar capsaicina de forma tópica es una terapia clínicamente probada y segura para aliviar el dolor de la artritis. La capsaicina se une a los receptores nerviosos e inicialmente causa una sensación de hormigueo ardiente, que es seguida por un efecto analgésico o bloqueo del dolor. Puedes hacer la crema de capsaicina tu mismo. Simplemente mezcla una parte de polvo de cayena por cinco partes de vaselina calentada y aplique el ungüento a sus articulaciones doloridas.

Bromelina
Enzima extraída de la planta de la piña, la bromelina ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la inflamación. De hecho, el uso de 250 mg de bromelina dos veces al día entre comidas incluso ha sido efectivo en el tratamiento de la artritis reumatoide. En un estudio, más del 70% de los pacientes que tomaron bromelina experimentaron menos inflamación y dolor en las articulaciones y más movilidad. Cuando se usa como ayuda digestiva, se debe tomar después de las comidas, pero cuando se usa para la inflamación y el dolor, es mejor tomarlo entre las comidas.

Niacinamida
A lo largo de la década de 1930, el Dr. William Kaufman documentó cientos de casos de pacientes severamente inmovilizados con artritis que se volvieron móviles y autosuficientes después de la terapia a largo plazo con niacinamida. Aunque la niacinamida (una forma de vitamina B3) no se considera un compuesto antiinflamatorio o analgésico, aparentemente su capacidad para desencadenar la reparación de las superficies de las articulaciones reduce drásticamente el dolor y la inflamación.

Glucosamina condroitina
El sulfato de glucosamina funciona al construir las proteínas que componen el cartílago sano. La rigidez y el dolor en las articulaciones son signos de que estas proteínas esenciales se están descomponiendo y, en consecuencia, el cartílago se está erosionando. Para ayudar a prevenir esta erosión, el sulfato de condroitina proporciona un suministro constante de los nutrientes necesarios para reparar las proteínas dañadas y crear nuevas.

 

 

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal