Sep 30, 2016

¿Cuentas con los niveles adecuados de calcio?

alimentos con calcio

La mayoría de nosotros asociamos el calcio con huesos fuertes. Sin embargo, hay muchos otros aspectos que desconocemos sobre los efectos del calcio en nuestro organismo y sobre aquellos otros minerales necesarios para la adecuada absorción del mismo. Por ejemplo, el magnesio es imprescindible para tener huesos fuertes y sanos ya que sin este el calcio no podría ser metabolizado.

Aproximadamente el 95% del calcio que ingerimos está destinado a la mineralización de los huesos y dientes. El 1% restante se invierte en otras funciones, como por ejemplo; coagular la sangre o regular las contracciones y relajaciones del corazón así como de los demás músculos del cuerpo. También sirve para liberar la energía de los alimentos que ingerimos y ayuda al cuerpo a utilizar el hierro disponible.

Los huesos a pesar de ser una estructura sólida, no permanece inalterable y estática sino que la estructura del hueso  va cambiando y remodelándose constantemente con el tiempo.

Todo el calcio que  absorbe nuestro cuerpo, ya sea a través de la dieta o de suplementos alimenticios, se almacena o deposita en el hueso, de tal manera que se va formando hueso nuevo y el hueso antiguo es reabsorbido y excretado. Cada vez que nuestro organismo necesite normalizar su cantidad de calcio, será extraído del hueso.

Tal como la mayoría de nosotros sabemos, nuestro cuerpo alcanza su madurez esquelética a los 30 años aproximadamente. Llegados a este punto, la cantidad de calcio que se deposita en los huesos es igual a la cantidad que reabsorbemos.

Por tanto, a partir de los 30 conviene proveerse del calcio necesario para que cuando nuestro organismo  reabsorber el mineral  del hueso, este no se debilite y pierda más densidad de la debida.

Si desde nuestra infancia proveemos a nuestros huesos de calcio y otros nutrientes relevantes para el sistema esquelético como lo son, la vitamina D, la vitamina K o el Magnesio, estamos estimulando la formación de hueso nuevo que nos protegerá de la osteoporosis al llegar a cierta edad.

La osteoporosis provoca  que los huesos se vuelvan porosos, haciendo la estructura ósea mucho más frágil y sensible a fracturas.

osteoporosis, calcio

En el caso de las mujeres,  durante la menopausia y postmenopausia, debido a la disminución  de estrógenos se acelera la pérdida de masa ósea. La ingestión de alimentos o  suplementos nutricionales que contengan calcio y Vitamina D, nos ayudará a prevenir estos efectos.

Así pues, si nos preocupamos, mientras aún estamos a tiempo, de estar bien nutridos y de hacer ejercicio regular, podremos cumplir años sin notar tanto los efectos de la edad.

A parte de su vinculación con la salud ósea, el calcio también ayuda a disminuir el síndrome premenstrual. Se ha podido comprobar en diversas investigaciones los beneficios de este mineral en el alivio de sus síntomas (dolores, cólicos, estado de ánimo).

Esto se debe a que las hormonas ováricas afectan al metabolismo del calcio y los estrógenos afectan  a su absorción intestinal, pudiendo darse una “hipocalcemia”. Esta deficiencia de calcio puede ser revertida tomando suplementos.

Solemos asociar el calcio con los productos lácteos, sin embargo, también lo podemos encontrar en las almendras, las semillas de sésamo, las semillas de mostaza, el marisco, las habas, las tortas de maíz, los orejones, las algas marinas y muchos otros alimentos.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano