10 alimentos para bajar la tensión arterial

La tensión arterial alta o hipertensión es un factor de riesgo que puede derivar en complicaciones más allá de una cardiopatía. Esta afección puede dañar silenciosamente el organismo antes de que se manifiesten sus síntomas. Una dieta sana y equilibrada es imprescindible como prevención y tratamiento de la tensión alta.

Qué es la presión arterial alta

La hipertensión aumenta progresivamente la presión de la sangre que fluye por las arterias. Esto hace que las células del revestimiento interno de las arterias se dañen haciéndolas más estrechas y menos flexibles. El resultado es que, con el paso del tiempo, el constante paso de la sangre por las arterias debilitadas puede agrandar una sección de la pared y formar lo que se conoce como aneurisma que, de romperse, podría causar una hemorragia interna grave.

Algunos factores de riesgo relacionados con la tensión arterial alta no se pueden controlar como, por ejemplo, los antecedentes familiares, la edad mayor de 60 años o el género. Pero otros sí se pueden vigilar para una mayor prevención. Entre ellos está una buena alimentación.

Alimentos para bajar la hipertensión

Para prevenir y tratar la tensión arterial alta es necesario dejar de lado el exceso de azúcar, la sal, la cafeína, el alcohol y el tabaco. También hay que eliminar de la dieta los alimentos procesados, así como los alimentos grasos como los embutidos, las conservas y los quesos curados. Como contrapunto hay que incluir en la alimentación:

  • Alimentos hidratantes y diuréticos.
  • Alimentos vasodilatadores.
  • Alimentos antioxidantes.
  • Alimentos ricos en calcio y magnesio.
  • Grasas insaturadas.
  • Alimentos con fibra.
  • Probióticos.
  • Hierbas y especias.

A continuación, te mostramos la lista de alimentos que no deberían faltar en tu compra desde ahora:

  1. Ajo: de efecto dilatador de los vasos sanguíneos y las arterias y con acción depurativa para la sangre.
  2. Cebolla: es vasodilatador y antioxidante. Favorece la circulación sanguínea y protege a las arterias de su envejecimiento.
  3. Apio: disminuye la presión arterial y facilita un mayor flujo sanguíneo.
  4. Plátano: regula la eliminación de agua y enriquece al organismo con vitamina A, C y ácido fólico.
  5. Alcachofa: es un gran alimento depurativo por su riqueza en fibra, agua y potasio. Depura la sangre de impurezas y regula la formación de colesterol.
  6. Kiwi: antioxidante por excelencia y gran fuente de vitamina C y A. Protege las arterias otorgándoles elasticidad.
  7. Aceite de oliva en crudo: el ácido oleico es muy beneficios para la acción cardiovascular. Su alto contenido en vitamina E protege los tejidos de las arterias y las dilata permitiendo un fluido con menos presión.
  8. Semillas: el lino, la chía, las nueces o el cáñamo son alimentos ricos en omega 3 y fitoesteroles antioxidantes. Mantienen la elasticidad de los vasos sanguíneos evitando el colapso cardiovascular.
  9. Bayas del bosque: moras, arándanos, frambuesas, uvas, fresas, cerezas… Su riqueza antioxidante protege las arterias y mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular.
  10. Legumbres: lentejas, garbanzos, guisantes, habas… Son ricas en fibra, vitaminas, minerales y proteínas de alta calidad. Su consumo regular mejora la calidad de los vasos sanguíneos y los hace resistentes a la presión arterial.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal