Ago 19, 2016

Qué ocurre cuando nuestro sistema inmune enloquece: trastorno autoinmune

autoinmune

Podríamos decir, que el sistema inmunológico es el “ejercito” que defiende y protege nuestro cuerpo de los invasores, durante las 24 horas del día.

En las enfermedades auto inmunológicas, nuestro ejército de repente se vuelve contra nosotros mismos. Es decir, el equipo que forma nuestro sistema de defensas, en un determinado momento podría, por decirlo de alguna manera “enloquecer”  y en vez mantenernos saludables, defendiendo a cada instante a nuestro cuerpo de la invasión constante de microbios, bacterias, virus, hongos, toxinas y todos los agentes patógenos que penetran a nuestro organismo (a través de la piel, la respiración y alimentos o bebidas), inicia un proceso autodestructivo que origina condiciones y dolencias que afectan gravemente a nuestro cuerpo y que surgen como consecuencia de un autoataque.

Cualquier enfermedad autoinmune se caracteriza por el hecho de que el cuerpo comienza a atacarse a sí mismo como consecuencia de una predisposición genética que se activa por la acción  de algún virus determinado, una bacteria, un medicamento, o, quizás, el estrés excesivo.

Cuando un micro-organismo invade el cuerpo, el sistema inmunológico inmediatamente responde a su presencia, ya sea un virus, una bacteria, etc., y produce los anticuerpos y linfocitos sensibilizados (glóbulos blancos específicos) que reconocerán al agente invasor y lo destruirán. Este es el proceso inmunológico normal.

Sin embargo, cuando existe un trastorno auto inmunológico, el sistema inmunológico actúa erráticamente. Entonces, esta reacción inmunológica inexplicablemente se produce en contra de las células y tejidos del propio cuerpo, provocando una variedad de desajustes y, por consiguiente, enfermedades.

Los procesos que causan las enfermedades que son debidas a los trastornos auto inmunológicos reciben el nombre de reacciones de hipersensibilidad, y existe una gran variedad de ellas.

Merece la pena mencionar, que estas reacciones de hipersensibilidad también se producen en el caso de las alergias, sólo que en estos casos, la respuesta inmunológica del organismo es a sustancias o elementos externos al cuerpo, mientras que en los trastornos auto inmunológicos la respuesta es a elementos del interior del cuerpo.

sistema inmunológico

A pesar de esta importante diferenciación, las personas que sufren de alergias son algo más susceptibles a desarrollar los trastornos autoinmunes. Y, es que, cuando desarrollamos una reacción alérgica, la misma es causada por una respuesta equivocada del sistema de defensa, que actúa de forma exagerada para destruir el agente extraño que considera que debe neutralizar para mantenernos saludables.
Así pues, para evitar males mayores, es conveniente, llevar siempre un buen tratamiento y revisar el estado de nuestras alergias y, por supuesto, la evitación, a ser posible, de los agentes causantes de la misma.

Pero, ¿qué causa un trastorno autoinmune?

Lo normal, es que nuestros linfocitos sean reprimidos por el organismo para incapacitar su ataque cuando no hay elementos externos que requieran ser eliminados. Sin embargo, cuando hay un problema de autoinmunidad se produce algún tipo de interrupción en los sistemas de control por parte del organismo, permitiendo que los linfocitos dejen de estar reprimidos y reaccionen cuando no deben.

También, puede ocurrir que se produzca algún tipo de alteración en algún tejido del cuerpo humano, de manera que sus células no son reconocidas como elementos internos y, por tanto, son atacadas.

El mecanismo que causa estos trastornos en el sistema inmune, aún es materia de incesante investigación, aunque sí se sabe que tanto virus, como bacterias, e inclusive, los medicamentos que la persona pueda estar tomando, desempeñan un papel importante en la activación del proceso auto inmunológico en aquellas personas con cierta predisposición genética a que se presente dicha condición.

 

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano