9 nutrientes para tratar la depresión

la depresión

Durante el tratamiento de la depresión es muy importante proporcionarle a nuestro organismo ciertos nutrientes que desempeñan funciones relevantes que repercuten directa o indirectamente en nuestro estado de ánimo.

El Omega-3 ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y la acumulación de placa en la sangre. Al reducir el colesterol malo, también estas ayudando a tu cuerpo a luchar contra el estrés y aliviar la ansiedad, la tensión y por supuesto, a prevenir enfermedades del corazón.

Ácido Fólico: (requerido para la producción de energía) se considera uno de los principales alimentos del cerebro. Si el cerebro funciona correctamente, ayudamos a prevenir la ansiedad y la fatiga. El ácido fólico funciona mejor cuando se combina con vitamina C, vitamina B6 y vitamina B12. Muchas investigaciones han indicado que una deficiencia de ácido fólico puede conducir a la depresión, insomnio, olvido, hiper-irritabilidad, apatía, fatiga y ansiedad.

El GABA (ácido gamma-aminobutírico); es un aminoácido que ayuda a reducir la ansiedad, permite que la persona se sienta más relajada, permite la toma de decisiones de manera racional, promueve un sueño reparador y mejora la recuperación tras el entrenamiento. Algunos estudios han demostrado que tiene efectos similares a los de las benzodiacepinas.

SAM-e, abreviatura de S-adenosil-metionina, se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar este síndrome. Parece funcionar más rápido que la hierba de San Juan en terapia nutricional para la depresión. Los resultados se pueden empezar a ver en tan sólo dos semanas, pero para la mejoría notable se debe tomar durante al menos un mes.

Selenio; es un importante antioxidante que protege los neurotransmisores. La deficiencia en selenio ha demostrado tener un impacto negativo en el estado de ánimo. Lo contienen la alfalfa, semillas de hinojo, ginseng, mantequilla, ajo, hígado, nueces de Brasil, mariscos y otros peces, semillas de girasol, milenrama, germen de trigo y levadura de cerveza.

selenio, nueces de brasil

La vitamina B1(tiamina) ha demostrado tener efectos positivos sobre el sistema nervioso y el bienestar mental. Se encuentra en guisantes, soja, pan fortificado, cereales, pasta, pescado, cerdo, granos enteros y frijoles secos. La ingesta prolongada de grandes cantidades de alcohol agota el suministro de vitamina B1 de su cuerpo.

Se sabe que la falta de vitamina B6 causa ansiedad y depresión. La formación de ciertas sustancias químicas del cerebro requiere esta vitamina. Son ricos en vitamina B6, las carnes (particularmente las carnes de órganos como el hígado), los granos enteros y el germen de trigo.

La vitamina B12 es necesaria para la energía, la función cerebral y un sistema nervioso saludable. Por esa razón, es una parte importante de la terapia nutricional para la depresión.

Zinc: este mineral esencial, se ha encontrado que tiene efectos positivos sobre el sistema nervioso y ayuda a producir un efecto calmante. Lo contienen las ostras, carne, aves de corral, nueces, frijoles y productos lácteos.

 

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal