Ago 5, 2016

El shiatsu, un beneficioso complemento terapéutico

shiatsu

El nombre Shiatsu, está formado por dos sílabas, shi, que quiere decir “dedos” y atsu, que quiere decir “presión”, las cuales nos dan ya la idea sobre la que se fundamenta este tipo de masaje; tratar de aliviar y curar enfermedades con la presión de los dedos.

Pero el Shiatsu no solo utiliza los dedos, sino también las manos, codos y pies, dependiendo de la fuerza que se quiera realizar y de la parte del cuerpo que se desee tratar.

Los puntos en los que se ejerce la presión, denominados Tsubos, se encuentran situados a lo largo de canales o meridianos, y su influencia alcanza a múltiples aparatos, órganos y sistemas del organismo, más allá de los músculos y las articulaciones, zonas propias del masaje clásico.

El masaje shiatsu se empezó a desarrollar en Japón entre los años 1900 y 1910, partiendo de unos métodos  tradicionales chinos llamados do-in y anma. El primero de estos métodos curativos, el do-in, está directamente inspirado en el yoga indio, y el segundo anma, se parece mucho al método que se identifica con el masaje clásico.

Al combinarse estos dos métodos curativos, cuyos beneficiosos resultados se remontan a muchos siglos, dieron lugar al shiatsu, creando así una nueva forma de aplicación de los antiguos métodos de la medicina oriental.

masaje shiatsu

El shiatsu  ha adquirido gran popularidad en occidente, a la vez que el método científico y los conocimientos sobre anatomía y fisiología propios de la medicina occidental han influido en gran medida sobre su práctica.

En el interior de nuestro cuerpo hay un lugar determinado donde reside la energía esencial, a la que los japoneses llaman hara y que se supone situado a unos 4 cm por debajo del ombligo.

Y es un hecho comprobado que todos los estados patológicos mejoran si se estimula la circulación de la sangre, y del líquido linfático, reacción que, precisamente, se ve promovida por el masaje shiatsu.

Si realmente existiera un secreto para el bienestar, esta sería la serenidad y el bienestar que aporta un masaje de este tipo por mediación del contacto físico hecho con manos amables, con lo que ayuda a sentirse más felices y sanos tanto a niños como a adultos.

El shiatsu ejerce tres efectos sobre el Chi:

-Elimina los bloqueos de su flujo.

-Mejora la falta o el exceso de Chi.

-Mejora los desequilibrios de su flujo.

Las manipulaciones de los puntos en los que se han detectado desequilibrios o bloqueos puede producir inicialmente dolores o molestias, por lo que las personas que vayan a someterse a este tipo de masajes es bueno que sean advertidas convenientemente. Sin embargo, no es preciso asustarse, el dolor es local y pasajero, mientras que los efectos beneficiosos son generales y duraderos.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano