Feb 4, 2016

La importancia de las vitaminas en la prevención y mejora de patologías

vitaminas en los alimentos

Las vitaminas a diferencia de los fármacos químicos, funcionan conjuntamente con el organismo para el correcto desarrollo de todas las funciones vitales.

En un estado óptimo de salud, nuestro cuerpo necesita dosis muy pequeñas de vitaminas para cubrir sus necesidades básicas, sin embargo, existen causas por las que una persona puede tener  alguna carencia vitamínica.

Nuestro cuerpo, no puede fabricar casi ninguna de ellas, con lo cual debemos obtenerlas en mayor medida  a través de nuestra dieta.

El supuesto de déficit vitamínico más común proviene de una alimentación inadecuada o pobre en nutrientes, sin embargo, también se pueden detectar carencias debido a  complicaciones en el aparato digestivo que derivan en problemas de absorción de dichos nutrientes.
Podemos diferenciar claramente dos grupos de vitaminas, en función de sus características:

Vitaminas hidrosolubles, es decir,  solubles en agua.
Estas son eliminadas por la orina y debemos consumirlas a diario si queremos cubrir el porcentaje necesario para el buen funcionamiento orgánico.
Serían vitaminas hidrosolubles la vitamina C y las vitaminas del complejo B.

Vitaminas Liposolubles, es decir, solubles en grasa.
Estas permanecen almacenadas en nuestro interior mucho más tiempo, con lo cual, es más difícil que el cuerpo tenga déficits.
Son vitaminas liposolubles, la vitamina A, D, E y K.

déficit vitaminas

Pero, las vitaminas no sólo ayudan al funcionamiento de la mayoría de acciones bioquímicas del organismo, manteniendo en estado óptimo nuestra salud, sino que con el tiempo se están demostrando sus grandes cualidades para revertir y curar muchas enfermedades.

Por ejemplo, la eficacia probada en investigaciones científicas, de la vitamina E en pacientes con problemas cardiacos, reduciendo el porcentaje de ataques cardiacos en un 70% respecto al grupo placebo.

 Las vitaminas pueden ser la solución a muchos tipos de problemas,  revertiendo o ralentizando el desarrollo de muchas enfermedades, sin embargo, no cabe decir, que de incluir en nuestra dieta diaria, alimentos que nos proporcionen una buena fuente de vitaminas y minerales, repercutirá  favorablemente en nuestro futuro.

Si nos acostumbramos a llevar una dieta rica en frutas y verduras, comprobaremos que con los años tendremos menor tendencia a enfermarnos en comparación con los demás. Por ejemplo, patologías tan habituales, como las relacionadas con un nivel de colesterol  elevado, presión sanguínea alta o dolores de huesos y de articulaciones en general.

El proceso de envejecimiento se da en mayor o menor medida en función del estado de nuestras células. Teniendo en cuenta que estas se mantienen enérgicas y vivaces gracias, en gran parte a los efectos positivos de las vitaminas, podemos lograr que nuestros órganos y sistemas estén regulados por células sanas y no dañadas, consiguiendo de esta manera, un corazón que bombea con más fuerza, un páncreas poco sufrido o una piel más cuidada y flexible.

La kinesiología es un buen sistema para determinar si nuestro cuerpo tiene carencias vitamínicas. Para ello, puedes realizar el test de vitaminas con el kit de testigos de todas ellas y recomendar el tratamiento con suplementos vitamínicos, si fuera necesario.

Analía Iglesias (analia@sibuscas.com)

Kinepharma

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano