Deshidratación

El agua es el elemento base regulador o nutritivo funcional de todas las reacciones biológicas en la naturaleza, por lo tanto esencial para una adecuada nutrición y para el correcto funcionamiento de las relaciones metabólicas.

El agua es más importante para la vida que el alimento sólido. Una persona puede vivir varias semanas sin comer, pero solo unos días sin agua. Es este un componente esencial de la sangre, linfa, secreciones corporales (líquido extracelular) y células del cuerpo (líquido intracelular). Más de la mitad del peso del adulto (60% en el hombre y 54% en la mujer) se debe a este compuesto. El medio extracelular, aloja un tercio de la totalidad del agua del cuerpo, incluyendo el líquido plasmático y el que ocupa los espacios intersticiales; el medio intracelular, a su vez contiene los 2/3 restantes. La correcta comunicación entre células se realiza si hay una hidratación adecuada, si esto no ocurre tiene lugar la enfermedad.

El agua es el medio universal por lo cual todos los órganos requieren este líquido para su funcionamiento. Interviene en la digestión, absorción, circulación y excreción; es esencial en la regulación de la temperatura del cuerpo, y desempeña un importante cometido en todas las funciones mecánicas, sirviendo como lubrificante en las articulaciones y permitiendo el movimiento de las vísceras en la cavidad abdominal. Los productos de desecho o toxinas de los tejidos son transportados en soluciones acuosas a la sangre, cuyo contenido en agua asciende al 80%, para ser excretados luego por la orina, compuesta por ahora en más de sus nueve décimas partes.

El agua juega un papel importantísimo en los jugos digestivos que son segregados por las glándulas, en el transporte de los enzimas al tracto digestivo, en el transporte de los nutrientes digeridos hacia la sangre y la linfa. En El torrente sanguíneo, circulan permanentemente más de 4 l de agua. El riñón necesita grandes cantidad de agua para transportar las toxinas o materiales de desecho disueltos.

A nivel del aparato respiratorio, el agua fluidifica las mucosidades, en el aparato urinario favorece una correcta diuresis, en el aparato digestivo mantiene las heces pastosas y por lo tanto favorece una correcta defecación, y a nivel cutáneo ayuda en procesos depurativos a este nivel (granos, eczemas, urticaria, etc) al canalizar la eliminación de sustancias tóxicas por los emuntorios corporales.

El cuerpo pierde agua por cuatro vías:

  • Por la piel en forma de la transpiración
  • Por los pulmones como vapor de agua en el aire espirado
  • Por los riñones en la orina y
  • Por los intestinos a través de las heces. Diariamente se pide entre 1,8  y 2,8 l de agua, dependiendo de la constitución del clima y de la actividad de la persona.

Por ello diariamente conviene ingerir al menos de 4 a 6 vasos de agua entre 1 y 1,5 l de agua para la buena marcha de las funciones orgánicas, mucha agua adicional se absorbe a través de la alimentación, por medio de la fruta verdura y en los alimentos que ingerimos. Por ello es recomendable consumir alimentos de elevado contenido acuoso, ricos en agua fisiológica, que deberían formar parte de nuestra dieta diaria en una proporción importante, entre ellos la verdura fresca la fruta fresca, las legumbres y las semillas.

Una vez ingerida, el agua es pronto absorbida través del tracto digestivo, para llegar a la sangre y a la linfa, si bien queda un remanente suficiente con los residuos alimentarios en el colon para facilitar su adecuada evacuación.

Test

Para ver si hay deshidratación, tiraremos con suavidad de los cabellos del paciente, si da AR (Arm Reflex) indica una falta de agua. Si esto ocurre también dará problemas el test de índices fotónicos, ya que este se basa en la comunicación correcta de las células. Si hay deshidratación este test nos puede indicar que los productos no son correctos, cuando el problema es que hay falta de agua en el paciente. Por ello debe ser el primer test que realicemos.

También nos indicará la falta de agua, si al hacer la rueda muscular hay varios músculos que tiemblan al testarlos. Es muy importante compensar esta deshidratación con agua de calidad sin contaminar, nunca del grifo y preferentemente agua pura.

Angel Salazar Magaña (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano