Enfermedades inflamatorias

Todos hemos oído hablar de enfermedades inflamatorias como la Artritis reumática o como la Fiebre reumática y muchas otras. Por ejemplo la Artritis, que no es lo mismo que la Artrosis en donde se tiene mayor dolor al final del día, manifiesta dolor por la mañana al igual que todos los procesos inflamatorios. Todos los dolores que suelen estar presentes en la cama incluso antes de levantarse son probablemente de origen metabólico. Cuando alguien dice “Me duele tanto que tengo que levantarme de la cama”, o que tienen dolores por la noche, eso es raramente un problema estructural.

Hay muchas otras enfermedades en las que se puede pensar en un proceso inflamatorio:
• Todas las terminadas en “itis” , colitis, laringitis, peritonitis..
• Todas las enfermedades neurológicas, como la Esclerosis múltiple, Parkinson, Alzheimer,
• Arterioesclerosis.
• Todas las enfermedades intestinales como la colitis ulcerosa, enfermedad de Chron
• También asma, diabetes tipo II, enfermedades de la piel como acné
• Enfermedades inflamatorias hepáticas .

Aparte de las enfermedades citadas sabemos que los cánceres tienen previamente un proceso inflamatorio y que este proceso agrava más y facilita este tipo de enfermedades.
Hay algunos síntomas adelantados o precoces que indican una enfermedad de este tipo:
• Exceso de cerumen en los oídos hace sospechar de la posibilidad de una enfermedad inflamatoria en ciernes.
• También rinitis crónica (moquedad) o rinitis matutina
• Personas que tiene la piel seca sobre todo la cara, por encima de las cejas y alrededor de la nariz.
• Personas con los ojos muy rojos frecuentemente con conjuntivitis
• Personas con tendencia a retener líquidos en los tejidos, pequeños edemas.

Es como una señal de aviso, como una lucecita roja que nos hace pensar que detrás podría haber una enfermedad inflamatoria. Es como si al haber un cúmulo de factores la sobrecarga continua del organismo estuviera “rebosando el vaso”. Por ello si aplicamos en un momento inicial un buen drenaje, junto con un cambio de hábitos se consigue parar este proceso.

El proceso en si

Lo primero que se ve en un tejido con inflamación es que hay un aumento en la liberación de histaminas, quininas y Prostaglandinas, y estas sustancias van a traer una serie de consecuencias como una mayor vasodilatación, un aumento de la permeabilidad de la membrana celular para permitir que actúen mejor nuestras defensas y un transporte de células blancas (fagocitos, granulocitos neutrófilos). Va a haber un enrojecimiento y el edema va a permitir que las células lleguen.
El sentido de la inflamación en estado de equilibrio, ya que es un proceso de autodefensa y necesario es el de eliminar toxinas, aunque muchas veces no somos conscientes de ello, es eliminar toxinas para luchar contra bacterias, hongos y otros microorganismos, parásitos etc disolver las células dañadas para transportarlas y por último regenerar el tejido.
Como los órganos y tejidos se renuevan se produce continuamente este proceso, lo importante es que no se descontrole, cuando ocurre esto entramos en un proceso inflamatorio que a su vez puede acabar en una enfermedad inflamatoria. Una vez que aparece la inflamación aparecen los mediadores (Eicosanoides, Radicales libre y Citoquinas) que van a revertir otra vez en un aumento de la inflamación. Hay que testarlo usando un testaje de inflamaciones.

Componentes en una terapia antiinflamatoria

Hablamos de tres tipo según a que nivel actue:
Sobre los triggers (desencadenantes): Los principales son las toxinas, las alergias, la disglicemia y el estrés oxidativo. Son los que ocasionan la inflamación en su origen, tienen un puesto más importante que los mediadores de la inflamación. Podemos impedir que provoquen su fatal acción y evitar todo este problema, de esa forma ya no será necesario en muchos casos tratar a los mediadores de la inflamación. Los problemas intestinales van a producir muchos tóxicos sobre todo si hay problemas en la permeabilidad de su membrana, vemos que en realidad muchas cosas están interrelacionadas y no se puede hacer como la medicina tradicional, que lo hace solo desde el punto de vista de los síntomas, hay que ver el origen y de forma multidisciplinar, holística.

Hablamos por tanto de hacer drenaje, drenar, tóxicos, metales pesados, infecciones con todo lo que producen en el organismo etc., de hecho la mayoría de kinesiólogos lo primero que hacen en un proceso infeccioso o inflamatorio es drenar. Limpian para luego tratar.

Pero también hablamos de dieta evitar todo aquello que genera inflamación como grasas saturadas, azúcares, productos refinados, excitantes etc. Evitando la disglicemia que además de problemas de diabetes pueden provocar arterioesclerosis e inflamación permanente en todos los tejidos del organismo. Fomentando la alimentación sana tal y como recomendaba la Doctora Catherine Kousmine o más recientemente Jean Seignalet en su libro la tercera medicina. Aumentaremos la toma de ácidos grasos esenciales, sobre todo tipo omega 3, para reforzar la membrana del intestino y evitar el paso de tóxicos al flujo sanguíneo y linfático, también los prebióticos y probióticos que abundarán en esa misma dirección e impidiendo un intestino permeable. Por último prescindamos de los productos a los que seamos alérgicos, incluso “un poco alérgicos” ya que las histaminas, interleuquinas generados van a acelerar la inflamación.

Sobre los mediadores: Estos son:
Los inhibidores de la síntesis de Prostaglandinas 2 ya que estas son las responsables de la inflamación, mediante fundamentalmente los omegas 3. Por ello siempre debe haber un equilibrio entre omega 6 y 3 siempre al menos 3 ó 4 veces a favor de los omega 3. Por ejemplo usando aceite de lino y pescado.
Inmunomoduladores: Inhibidores de la cicloxigenasa (COX) y la Lipoxigenasa (LOX), Como el cúrcuma la EPA el Jengibre, la Quercitina, la Boswelia, el Ajo o la Cebolla. Trabajan de forma similar a los corticoides pero sin sus efectos indeseados. O los que estimulan la regulación del sistema inmune como la uña de gato, el hongo Maitake y Shitake la Vit E, el Zinc, el Cromo la Glutatión, el Astrágalo, la Bromelaina etc.
Moduladores hormonales: Fundamentalmente fitoterapia como: Black Cohos, Saw Palmeto, Cúrcuma, Wid Yam, Regaliz, Dong Quai, Lady´s manttle etc.
Enzimas: Actuan sobre las sustancias inmuno-complejas eliminandolas: Fundamentalmente la Papaina y la Bromelaina deben tomarse entre comidas ”disuelven “ los procesos inflamatorios ya que pueden eliminar las sustancias que dan más problemas en las Artritis reumática. Lo que hacen por tanto es eliminar los productos de la inflamación y los transporta fuera. También disuelven edemas, e inhiben la trombosis, es decir ponen todo en movimiento y lo hacen circular.

Hay que tener cuidado en los casos de pacientes que toman anticoagulantes, tipo heparina u otros, o personas que estén ante una operación, ya que hacen la sangre más fluida. Después de una operación no podremos usar enzimas hasta que no pasen dos o tres semanas.
Recomendamos siempre además de todos los productos y consejos drenar al paciente ya que aceleraremos la eliminación de sustancias de desecho lo que favorecerá enormemente el proceso de recuperación.

Angel Salazar
Kinepharma.

3 Comments

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español