La microinmunoterapia, la medicina del futuro

Un sistema inmune fortalecido es la clave para disfrutar de una vida saludable. Su función es la de mantenernos alejados de las enfermedades por medio de su lucha contra las bacterias, los virus, las células tumorales, etc. Por este motivo, los investigadores centran cada vez más sus estudios en los tratamientos orientados específicamente al apoyo del sistema inmunológico. Hoy vamos a hablar de microinmunoterapia. Una terapia inmunomoduladora que se utiliza para reajustar la respuesta inmunitaria.

Qué es la microinmunoterapia

La microinmunoterapia no es algo nuevo. De hecho, fue propuesta por el médico belga Maurice Jeaner hace ya 55 años. En la actualidad, ya se sabe que casi todas las enfermedades tienen una implicación directa o indirecta del sistema inmunológico. La microinmunoterapia es un tratamiento de inmunomodulación que usa los mismos mensajeros que el sistema inmune para transmitir información y regular la respuesta inmunitaria. O lo que es lo mismo. Su misión es establecer una correcta comunicación entre las células del sistema inmune para ayudarlas a recuperar su capacidad de combatir frente a agentes agresores o limitar su reacción cuando ésta es desproporcionada.

En definitiva, la microinmunoterapia usa sustancias inmunitarias en dosis bajas, con el objetivo de respetar el funcionamiento de la inmunidad natural de cada persona. De esta manera, se logra equilibrar un sistema inmune alterado de forma eficaz. ¿Cómo? favoreciendo la capacidad de autorregulación del sistema inmunológico.

Microinmunoterapia: diagnóstico y administración

La microinmunoterapia es compatible con otros tratamientos. El diagnóstico de un paciente se suele obtener a través de serologías y otras pruebas que nos muestran su personal inmunidad frente a los posibles patógenos. Del mismo modo, también se tienen en cuenta otros aspectos, tales como: la herencia genética, su estado emocional y nutricional, el entorno en el que vive, su estilo de vida, etc.

Hay que dejar claro que la microinmunoterapia no fuerza al sistema inmune. Lo que hace es brindarle la información que necesita para recuperar su equilibrio y, por lo tanto, promover la curación del paciente. Es decir, los medicamentos de microinmunoterapia están diseñados para comunicarse con el sistema inmune, imitando y reforzando sus procesos. La administración de los mismos se puede realizar mediante:

  1. Toma secuencial: siguiendo una secuencia lógica que respete el funcionamiento de la respuesta inmune. Por esta razón, la composición de cada cápsula es diferente, son de diferentes colores y van numeradas del 1 al 10, formando secuencias de 5 o de 10 cápsulas.
  2. Toma sublingual: las cápsulas de microinmunoterapia no se toman enteras por vía oral. Su contenido se deposita bajo la lengua para que los pequeños glóbulos que las conforman penetren rápidamente, transmitiendo así su información.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal