Cómo reforzar el sistema inmune

Con el paso de los años, la función del sistema inmune se reduce de manera considerable. Para revertir este proceso natural, pero degenerativo es necesario aportar al organismo una serie de nutrientes que nos puedan garantizar una respuesta inmune efectiva. ¿Cómo podemos reforzar el sistema inmunológico? Estos son algunos consejos.

Vitaminas y nutrientes para un sistema inmune reforzado

Para vivir una vida larga y saludable necesitamos de un sistema inmune fuerte. Para ello, la alimentación es clave. Estos son algunos nutrientes y vitaminas que te pueden ayudar a conseguirlo.

Vitamina C

La correcta actividad de muchas células inmunitarias está directamente relacionada con el consumo de vitamina C. Por ejemplo, los fagocitos. Es decir, las células encargadas de destruir las bacterias y otros organismos dañinos para el cuerpo. La deficiencia de vitamina C no solo nos debilita frente a agentes malignos, sino que nos hace más propensos a padecer infecciones virales del tracto respiratorio.

Quercetina

Varios estudios han determinado que la quercetina reduce el riesgo de padecer resfriados comunes o infecciones del tracto respiratorio superior. De igual modo, se ha demostrado que este flavonoide vegetal es realmente eficaz contra las infecciones bacterianas, reduciendo su respuesta inflamatoria y fortaleciendo las defensas del huésped contra la bacteria. La quercetina no puede ser fácilmente absorbida por el cuerpo, por lo que los investigadores la integran en un fitosoma que sirve como portador.

Vitamina D

Esta vitamina interfiere la capacidad de los virus para reproducirse, ayuda a reparar los revestimientos celulares del cuerpo e impulsa la producción de proteínas protectoras contra infecciones. Un déficit de vitamina D no solo nos desprotege contra los resfriados, sino también frente a enfermedades crónicas como, por ejemplo, las patologías cardiovasculares, el deterioro cognitivo y el cáncer.

Zinc

Este mineral esencial es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema inmune. Participa en la división y crecimiento de las células, en el metabolismo de los carbohidratos, así como en la cicatrización de las heridas. En este sentido, se ha demostrado que su ingesta oral en ancianos estimula la respuesta al estrés de los glóbulos blancos.

Lactobacillus rhamnosus CRL1505

Esta cepa probiótica refuerza el sistema inmune al incrementar los niveles de IgA secretora, la cual actúa como el sistema de seguridad integrado en las membranas mucosas de la nariz y el tracto respiratorio superior. En consecuencia, se reduce el riesgo de padecer amigdalitis, faringitis, gripe, neumonía y resfriado común.

El fermentado de S. cerevisiae

La levadura de cerveza, como comúnmente se conoce al fermentado de S. cerevisiae, ayuda a promover la respuesta inmunitaria del cuerpo, especialmente, frente a las alergias. Esto es debido a que apoya la actividad de las células Nk, la producción de IgA secretora, brindando una respuesta defensiva frente a los alérgenos externos y contra los resfriados.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal