Suplementos nutricionales para el hipotiroidismo

El hipotiroidismo o tiroide hipoactiva es un trastorno en el que la función tiroidea no produce las hormonas suficientes para realizar la actividad metabólica de las células. Esto se traduce, tanto en problemas físicos, como emocionales. Para ayudar a la salud de la glándula tiroides existen una serie de suplementos nutricionales que es importante conocer.

Qué es el hipotiroidismo y cómo afecta a la salud

Cuando la tasa de conversión de oxígeno y calorías en energía no es la correcta, se produce un desequilibrio en la tasa metabólica de las personas (hipotiroidismo). En el momento en que la tiroides no genera suficiente cantidad de hormonas T3 y T4, el metabolismo se ralentiza causando efectos perjudiciales para el organismo, tales como:

  • Fatiga.
  • Estreñimiento.
  • Aumento de peso sin motivo aparente.
  • Debilidad.
  • Calambres musculares.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Colesterol alto.
  • Sensibilidad al frío.
  • Caída del cabello.
  • Piel seca.
  • Depresión.

En el caso de que el hipotiroidismo no se trate a tiempo las complicaciones podrían ser incluso mayores, llegando a aparecer enfermedades cardiovasculares, bocio y demencia.

Suplementos nutricionales para el hipotiroidismo

A parte de un tratamiento médico adecuado, existen algunos nutrientes que favorecen la salud de la tiroides. En este sentido, la suplementación puede ayudar a que la glándula tiroidea cumpla con su función. ¿Cuáles son los nutrientes que mejoran el hipotiroidismo?

  1. Yodo: este nutriente es fundamental para la síntesis de la hormona tiroidea. Se ha demostrado que niveles escasos de yodo están relacionados con la aparición de bocio e hipotiroidismo. Algunas sales de mesa y algas son ricas en este nutriente.
  2. Selenio: este micronutriente es esencial para garantizar la función de la tiroides, así como para reforzar el sistema inmune. El selenio se puede encontrar en los cereales, las nueces de Brasil y algunos pescados.
  3. Vitamina A: la deficiencia de vitamina A se relaciona con la disfunción tiroidea. Se encuentra en alimentos como el hígado, los huevos, el aceite de pescado y las verduras.
  4. Zinc: estamos ante uno de los minerales esenciales cuyo papel es imprescindible para la producción de hormonas tiroideas. Es importante tomar complemento de cobre al tiempo que se consume un suplemento de zinc para evitar que se interfieran.
  5. Hierro: este mineral es importante para el crecimiento y desarrollo del cuerpo. Su déficit no solo provoca anemia, sino que además causa problemas relacionados con la tiroides. El hierro se puede encontrar en alimentos como los mariscos, las nueces, las carnes magras y las verduras.

Otros suplementos nutricionales que ayudan a la salud de la tiroides y que no podemos dejar de mencionar son: las vitaminas E, D y B12, el extracto de Guggul, el extracto de Ginseng Coreano y el extracto de Cúrcuma.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal