Influencia de la microbioma nasal en la gravedad de los resfriados

Los investigadores han determinado que la composición microbiana de bacterias que viven dentro de la cavidad nasal, influye decisivamente en el tipo y la gravedad de los síntomas del resfriado que desarrolla.

Por ejemplo, una investigación mostró que las personas cuya cavidad nasal tiene mayoría de bacterias estafilococos, tenían síntomas nasales más graves que las personas al resto, muestra una nueva investigación. Eso es a pesar de que sus resfriados son causados ​​exactamente por la misma cepa de virus.

Los investigadores encontraron que existían seis tipos de microbiomas, según las bacterias que predominaban en esta parte del cuerpo en los voluntarios, por ello se dividieron a los participantes en seis patrones diferentes de microbiomas nasales. Los diferentes patrones se asociaron con diferencias en la gravedad de los síntomas. También se encontró que las composiciones se correlacionaban con la carga viral y la cantidad de virus del resfriado dentro del cuerpo.

El descubrimiento sorprendió incluso a los más experimentados investigadores en catarros que participaban en la investigación. «La primera sorpresa fue que se pueden identificar estas diferentes tipologías en los que la gente encaja, y luego el hecho de que las mismas parecen tener importancia en cómo se responde al virus. También en el grado de severidad de la enfermedad». Tal y como dijo el investigador Ronald B. Turner, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia. «Tubo efectos sobre la carga de virus y la cantidad de virus que se eliminó en las secreciones nasales. Por lo tanto, el microbioma de fondo, el patrón bacteriano de fondo en la nariz, influyó en la forma en que cada voluntario reaccionó al virus y en la severidad del proceso».

El papel de los microorganismos en la cavidad nasal

Los microorganismos que viven en la nariz no causan el resfriado. Éste en sí, evidentemente, es causado por el virus del resfriado. Los investigadores aún no pueden decir si son los microorganismos de la nariz, los realmente responsables de las diferencias en la gravedad de los síntomas, o si esto es debido a que exista alguna característica subyacente del huésped que lo haga propenso a tener estafilococos en la nariz y también lo haga más proclive a enfermarse. Esto es también muy probable, pero sería necesario realizar más investigaciones para determinarlo.

Lo que sí es seguro informamos es que se da esta asociación y esta correlación ya comentada, por lo que es muy posible que el hecho de que una mayor proporción de estafilococos en la nariz produzca más síntomas, pero que la causa última sea otra.

Por ejemplo, sus genes pueden ser responsables tanto de la composición de su microbioma nasal como de su reacción al virus del resfriado. O puede ser mucho más complicado que eso. «No sé si hay características ambientales que también lo influyen, ya sea que esté expuesto a la contaminación o sea alérgico o si alguna cantidad de cosas podría afectarlo», dijo Turner. «Pero sospecho que existe alguna interacción entre el huésped, el medio ambiente y el patógeno que determina con qué microbioma se acaba».

Los investigadores ensayaron con 152 microbiomas nasales de los participantes del estudio antes y después de transmitirles el virus del resfriado, descartando la posibilidad de que el virus o la enfermedad resultante estuviera alterando la composición del microbioma de manera significativa.

¿Podrían los probióticos acortar el resfriado?

Turner y sus colegas estaban interesados ​​en ver si administrar probióticos (bacterias beneficiosas) a las personas podría mejorar los síntomas del resfriado o afectar la composición de sus microbiomas nasales. ¿La respuesta?: No.

Para ello los investigadores dieron a los participantes del estudio un probiótico para beber. No solo no afectó a los microbiomas en sus cavidades nasales, tampoco tuvo un gran efecto en los microbiomas en sus estómagos. «Podemos detectar el probiótico en el intestino con mucha frecuencia. No en todo el mundo, pero con mucha frecuencia», dijo Turner. «Realmente no influyó significativamente en el patrón microbiómico del intestino”.

Es posible que la administración de un probiótico directamente en la nariz y a través de un aerosol, tenga más efecto. Pero Turner, que ha estado investigando los resfriados durante décadas, se muestra escéptico a que pudiera afectar significativamente.

Al final del estudio dejó en el aire una posible línea de investigación “Una de las cosas que sería interesante preguntar, y este sería un estudio completamente diferente, es, ¿qué pasa si le dan antibióticos? ¿Se puede cambiar la flora nasal dándoles antibióticos? ¿Y eso es bueno o es un ¿Algo malo? Esas son todas incógnitas. «

Los investigadores han publicado sus hallazgos en Scientific Reports.

Nasal microbiota clusters associate with inflammatory response, viral load, and symptom severity in experimental rhinovirus challenge. Scientific Reports, 2018; 8 (1) DOI: 10.1038/s41598-018-29793-w

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal