May 20, 2019

Restos arqueológicos demuestran la ausencia de cáncer en las culturas antiguas

ausencia de cáncer en las culturas antiguas

Muchos investigadores y arqueólogos se han encontrado con una misma evidencia. El 99% de los restos de fósiles y momias no presentan indicios de cáncer alguno en los tejidos analizados. Este hecho nos lleva a hacernos una pregunta: ¿Por qué el cáncer no estaba presente en las culturas antiguas? Todo parece indicar que la Revolución Industrial marcó un antes y un después en el inicio de esta enfermedad letal.

Causas del cáncer como enfermedad moderna

El médico, profesor y paleopatólogo, Michael Zimmerman y su colega, Rosalie David han sido los investigadores responsables de confirmar la evidencia de cáncer en las sociedades preindustriales. Sus estudios han concluido que el cáncer es una enfermedad moderna, con tan solo un 1% de presencia en todos sus fósiles y momias analizadas con alta tecnología digital.

Su conclusión no es otra que un importante aumento de los cánceres después de la Primera Revolución Industrial. Estas son las premisas que sustentan su teoría:

  • La contaminación, la radiación, los químicos y los metales pesados son elementos letales que no existían en las culturas antiguas.
  • El consumo de alimentos procesados es otra costumbre introducida por la modernización de las industrias. Antes de la Revolución Industrial no existían más alimentos que los que la naturaleza ponía a disposición del ser humano.
  • La falta de ejercicio también es consecuencia de una sociedad modernizada. La presencia de vehículos a motor ha reducido considerablemente la vida activa de la población.
  • Asimismo, los campos electromagnéticos, así como la radiación son responsables del aumento del riesgo de padecer cáncer. La exposición prolongada a señales wifi, microondas, teléfonos móviles, portátiles, etc. son causantes de la alteración de la función hormonal del cuerpo, así como de inflamaciones, alteraciones celulares, coagulación sanguínea, daños en el ADN, etc.

culturas antiguas y cáncer

  • Finalmente, la modernización de las industrias nos ha llevado a un alejamiento de la naturaleza. Las culturas antiguas estaban estrechamente ligadas a su entorno natural. Caminar descalzos o pasear desnudos tiene importantes beneficios para la salud. De hecho, se recomienda un mayor contacto con la naturaleza para mitigar los daños de la radiación y campos electromagnéticos. Por otro lado, las civilizaciones antiguas pasaban más horas expuestos a la luz solar. Esto les aseguraba buenas cantidades de vitamina D3. Y es que se ha llegado a relacionar los bajos niveles de esta vitamina con una mayor incidencia de cáncer en nuestra sociedad.

El concepto de medicina moderna apuesta por una vuelta a la forma de vida de nuestros antepasados para equilibrar la presencia de nuevas tecnologías con la salud.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal