Jul 22, 2016

El poder curativo de la cromoterapia

cromoterapia

La cromoterapia es una excelente terapia complementaria  para estimular la energía vital y la capacidad auto curativa del organismo. Aunque carece de utilidad diagnóstica, sus efectos terapéuticos son beneficiosos para avanzar en el proceso de sanación.

Es una terapia en la que participa la parte mental del individuo, estimulando o atemperando su organismo o estado mental. Si observamos a los animales, tendremos algunos ejemplos contundentes de los poderes del color.

Los investigadores han podido comprobar que el color azul, en determinados casos, facilita y acelera el crecimiento de los renacuajos. Las huevas de pez se desarrollan y abren antes de tiempo, según el color del recipiente que las contienen.

Otros tipos de animales, como las ratas o cobayas, animales de sangre caliente como el ser humano, la acción de los colores es inversa a la de los citados seres acuáticos, es decir, el rojo acelera su crecimiento, mientras que el azul y el verde lo retardan.

Como norma general, se ha podido observar, que en la mayoría de seres mamíferos, los colores de la luz actúan sobre los tejidos; la luz roja anaranjada estimula la hipófisis. Mientras que el metabolismo del calcio es sensible a otros colores determinados. La luz roja vuelve hipermétropes a nuestros ojos, mientras que la luz violeta los vuelve miopes.

Para ahuyentar a las moscas y a los mosquitos parece resultar efectivo pintar la pared de color azul.

En definitiva, todo el mundo que nos rodea es color. Nuestro comportamiento y nuestras emociones están siempre relacionados con los colores: el azul del mar, que nos calma y relaja, el rojo de los semáforos que nos excita o angustia.

El color actúa directamente sobre la mente humana, despertando una variada gama de emociones en función de si son colores cálidos o fríos, fuertes o suaves.

el poder curativo de los colores

De cada uno de los colores recibimos una influencia determinada sobre nuestras emociones, así pues:

El rojo estimula el espíritu y favorece el esfuerzo intelectual o físico durante un tiempo limitado. Durante mucho rato puede causar fatiga.

El naranja nos aporta optimismo y bienestar, ayudando a mejorar y a superarse a personas que se encuentren en estado depresivo o creando buen ambiente laboral si decoramos la estancia con ese color.

El amarillo estimula el sistema nervioso y el aparato locomotor, abre nuestra mente y facilita el aprendizaje. Es un color indicado para estimular a las personas introvertidas.

El verde es el color ideal para calmar los nervios, ayuda a reducir la tensión sanguínea y a purificar la sangre. En todos los casos, el color verde ayuda a la regeneración tanto física como mental.

El azul, si es de un tono suave, nos ayuda a conseguir un estado perfecto de meditación, a la vez que despierta nuestra intuición.  Todo se comprende y asimila mejor (ideas o situaciones) con un ambiente en el que predomine el azul.

El violeta, destaca por su poder sedante y calmante sobre el corazón, favorece la eliminación de toxinas y estimula la fabricación de leucocitos (células de defensa). Se le considera un estimulante de los valores espirituales del individuo, mejorando su autoestima y dignidad.

El color blanco es considerado como la suma de todos los colores y siempre resulta útil para el tratamiento de cualquier trastorno.

La cromoterapia es una opción más, dentro del amplio abanico de tratamientos que podemos testar en nuestro test kinesiológico, ya sea, colocando toda la gama de colores sobre el ombligo  o bien, utilizando el kit del test de terapias y  ver el tratamiento más adecuado para el paciente, desde acupuntura, fitoterapia, homeopatía, cromoterapia, gemoterapia, entre otras.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano