Aspectos a tener en cuenta en el test de alimentos

Cuando realizamos un test de alimentos tenemos primero que distinguir entre lo que es una alergia alimentaria y una intolerancia. La alergia afecta al sistema inmunitario por tanto hay una producción de factores inmunológicos y de histamina.

Muchos de los alimentos que consumimos contienen proteínas que en principio son ajenas al organismo. Estas proteínas se asimilan una vez descompuestas en sus elementos constituyentes los aminoácidos, y son reestructurados con arreglo a un patrón muy individualizado que viene determinado por la genética de cada individuo. Entonces se transforman en proteínas propias del organismo, de esta manera los alimentos quedan incorporados al mismo.

Las proteínas que durante el proceso de digestión no se descomponen total o parcialmente en el estómago siguen siendo «extrañas» por así decirlo y pronto caen en el ámbito del sistema inmunológico del intestino, que está altamente desarrollado y con la ayuda de los leucocitos especiales de la sangre los linfocitos T supresores, las convierte en tolerables, o sean compatibles con nuestra propias proteínas.

Por el contrario si a causa de algún fallo congénito o adquirido del sistema defensivo de los organismo, las proteínas son ajenas y no reconocidas, pasan entonces actuar como auténticos antígenos, provocando reacciones inflamatorias con liberación de sustancias vasoactivas, es decir reacciones alérgicas. Su manifestación patológica se produce en el conducto digestivo consiste fundamentalmente en una gran permeabilidad y una insuficiencia funcional de la mucosa intestinal.

Por el contrario la intolerancia es la capacidad de consumir cantidades normales de un alimento por razones no relacionadas con el sistema inmunológico. Se produce una reacción mucho más tardía ingesta del alimento (unos días), y de comerse una mayor cantidad de alimento. La Intolerancia lactosa por ejemplo entra en esa categoría. El producto al que se es intolerante, supone un peligro a largo plazo porque es un producto que está afectando al sistema digestivo y a nuestro sistema fisiológico, pero no hace el mismo daño que un productor al que somos alérgicos.

Cuando realizamos el testaje es asimismo conveniente partir de un AR (Arm Reflex) provocado por las ampollas, o del punto corporal que las define, tanto de intolerancia como de alergia. El sentido de ello es que si partimos de un AR escondido por ejemplo y la ampolla del producto en concreto del alimento corrige ese AR puede ser porque el cuerpo necesita ese producto, no porque le haga daño.

Otras veces lo que ocurre es que lo que creemos que es una intolerancia alimentaria, es debida a la mala combinación de los alimentos que consumimos; el doctor Herbert Shelton de la escuela de salud de San Antonio (Texas) público en 1951 el libro “La combinación de los alimentos” en donde describía las reglas fundamentales en la combinación adecuada de los mismos, plenamente vigente en la actualidad.  Serían incorrectas las siguientes combinaciones:

  • Combinación de ácidos con almidones por ejemplo limones, piñas, pomelos con patatas.
    Combinación de proteínas con almidones, por ejemplo una pasta con una carne
    Combinación de proteínas con proteínas diferentes, por ejemplo una carne de vaca con una carne de cerdo.
  • Combinación de ácidos con proteínas por ejemplo tomates con carne.
  • Combinaciones de grasas con proteínas, por ejemplo mantequilla toda clase de aceites salsas con aceite con nueces, quesos, huevos y carne.
  • Combinación de azúcares con proteínas, por ejemplo salsas dulces o mermeladas con carnes.
    Combinación de azúcares con almidones por ejemplo azúcares con pasta.
  • Combinar melones y sandías con otros alimentos.

Debemos por tanto conocer qué tipo de alimentos está tomando nuestro paciente, pero además que combinación hace de los mismos, mucha gente ha descubierto que realmente el melón no les hacía daño, lo que ocurría era que lo combinaban con otros productos. Las sandías y los melones deben ser consumidos en comidas separadas, esto hará que desaparezcan todos los problemas digestivos: gases, eructos, acidez, etc.

Podemos comprobar estas combinaciones incompatibles, utilizando las ampollas de un test de alimentos y combinando varias de productos a las que no sean intolerantes los pacientes y que contengan los principales grupos: proteínas, hidratos de carbono, azucares y grasas.

Ángel Salazar Magaña (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano