Un problema con el cortisol

Hace unos días recibimos a una persona que presentaba claros síntomas de estrés, cansancio, el llamado burn-out.  Presentaba astenia y nerviosismo a la vez, taquicardia y temblores en manos, con un aumento de la tensión arterial y otra serie de síntomas como dolores musculares, sobre todo en la espalda, dolor de cabeza insomnio e inapetencia sexual, además tenía bastante apetencia por comer y en especial dulces y presentaba ya importante sobrepeso. Esto le afectaba influyendo en su vida normal, social y familiar por lo que había optado por un elevado grado de aislamiento y apatía general.

Nos comentaba que experimentaba un fuerte sentimiento de impotencia, ya que desde el momento de levantarse ya se sentía cansado. El trabajo se le hacía interminable y  tenía la sensación de que sus obligaciones nunca tenían fin, había perdido su capacidad de disfrutar. A pesar de tener tiempo suficiente, se siente siempre estresado.  A diferencia de lo que ocurría hace años, el trabajo ya no le producía gratificación alguna.

Testaje

Por ello iniciamos un testaje con un kit de sistema endocrino y lo primero que observamos era un desarreglo hormonal, con la ampolla de desequilibrio hormonal, al ver una por una se concreto en:  exceso de cortisol, deficiencia de testosterona y serotonina.

  • El cortisol que es una hormona esteroidea se genera en situaciones de estrés y nos prepara para la acción, por lo que implica una elevación de los niveles de glucosa en sangre y por tanto la activación de la insulina, cuando esta situación es constante lleva a un desarreglo e ineficiencia en la producción de esta hormona, pudiendo ser la puerta para la enfermedad diabética.
  • La testosterona depende directamente del cortisol cuando hay exceso de este hay una disminución directa de aquella. Además niveles altos de cortisol producen grasa en el cuerpo y la enzima aromatasa que contiene esta, hace que la testosterona pase a estrógeno, y a su vez en niveles altos de esta hormona se eliminan los efectos de la testosterona, contribuyendo a mayores ganancias de peso, lo que se convierte en un círculo negativo.
  • Se sabe además que la serotonina, dopamina y las endorfinas, disminuyen y se desequilibra su producción, lo que produce «antojos» por comer carbohidratos, dulces u otros alimentos de alto índice glucémico, como el azúcar, chocolate etc y que influyen negativamente sobre este ciclo al producir picos y bajadas de glucosa en sangre.

Por tanto el cuadro era un claro desarreglo hormonal que a la vez estaba incrementado por malos hábitos de vida.

La causa principal del cansancio era que el ciclo de cortisol estaba cambiado, ya que normalmente durante las mañanas los niveles de esta hormona son elevados y van decreciendo a lo largo del día, hasta un mínimo antes de dormir, lo que nos ayuda a descansar mejor.

Lo que ocurría con esta persona era lo contrario. Al haber una alteración en la producción de esta hormona como consecuencia de la mala alimentación y del estrés, se presentaban niveles bajos de cortisol a primera hora del día, o sea falta de energía a primeras horas de la mañana,  niveles que además seguían cayendo hasta la mediamañana llegando a un un mínimo, (esto supone en la persona que lo padece tener la sensación de que el día de trabajo nunca termina). Y por último después de la media tarde, empezaba a subir esos niveles hasta un máximo antes de ir a dormir. Lo que hacía que en vez de estar preparado para descansar, estuviera excitado y no pudiera descansar. Esto lo que ocasiona es que al día siguiente estuviera agotado; y así empezará el ciclo de nuevo.

Hay que tener en cuenta además que esta sobreproducción de cortisol causa una alteración en las hormonas sexuales como hemos apuntado, a groso modo, bajada de la testosterona en hombres y de progesterona en mujeres, con lo que ello lleva consigo.

Tratamiento

En general, después de testar habra que intentar explicarle al paciente el cambio en los hábitos de vida que debe llevar a cabo y además veremos la posibilidad de apoyarlo con una serie de productos que nos saldrán del testaje que llevemos acabo.

En el caso del paciente que tratamos, después de usar una serie de drenadores para limpiar de toxinas su organismo, sobre todo a nievel de higado y riñón, le prescribimos Vitamina C, 5HTP, Vitamina E, Zinc y omega 3. Además deberá llevar una dieta sin azucares refinados ni demasiados hidratos de carbono, ni excitantes como café, alcohol con mayor consumo de vegetales y fruta y también deberá realizar ejercicio físico moderado y ejercicios de autorelajación, como el yoga o la meditación. Esto último deberá realizarlo a diario, en una primera etapa.

  • Ejercicio físico: Es muy importante sin llevarlo a la extenuación y aunque pueda ligeramente elevar los niveles de cortisol, por lo que no debe realizarse proximo a la hora de dormir, genera endorfinas y aumentan los neurotransmisores que causan relajación y buenas sensaciones como la dopamina y la serotonina.
  • Dieta: Disminuir el consumo de azúcares refinados y carbohidratos de alto índice glucémico ya que ya que el aumento de cortisol en el cuerpo neutraliza la acción de la insulina, la cual descompone el azúcar en la sangre. Eso significa que cuando el azúcar en la sangre es alto y está bajo mucho estrés, el cuerpo tiene dificultades para procesar y eliminar el azúcar provocando acumulación de grasa y nuevos incrementos en la producción de cortisol.
  • Consumir alimentos con alto nivel de triptófano: como los huevos, leche, cereales integrales, aminoácido que estimula la producción de serotonina.
  • Evitar: el consumo de bebidas excitantes café, colas y alcohol. También debemos eliminar los edulcorantes artificiales, sobre todo el aspartamo que estimula en exceso el funcionamiento de las glándulas suprarrenales.
  • Descansar bien: es muy importante dormir lo máximo posible por la noche para que nuestro organismo ponga en marcha el mecanismo renovación y recuperación celular, que a su vez reconducirá el ciclo normal del cortisol.
  • Evitar el estrés: practicar con regularidad meditación o yoga, ejercicios de relajación, técnicas de respiración para contrarrestar la tensión y generar bienestar.

Suplementos

  • Fosfatidilserina  y L- glutamina tiene propiedades supresoras del cortisol.
  • Rhodiola mejoran el flujo a los precursores de la serotonina.
  • 5HTP cuyo precursor es el triptófano, aumenta los niveles de serotonina en sangre, disminuyendo la producción de cortisol.
  • Vitamina C, por sus propiedades antioxidantes atenúa transitoriamente los incrementos del cortisol.
  • Vitamina A minimiza los niveles de la hormona del estrés.
  • Zinc Ayuda en la fatiga adrenal por el exceso de producción de cortisol.
  • Té verde contienen L-teanina mejora la producción de ondas alfa del cerebro aumentando neurotransmisores como la serotonina y endorfinas.
  • Ginseng actúa sobre el cerebro y las glándulas suprarrenales disminuyendo la producción de  las hormonas del estrés.
  • Regaliz ayuda al buen funcionamiento de las glándulas suprarrenales.

Ángel Salazar (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma

 

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español