Fitoterapia para el hígado y vesícula biliar

La fitoterapia es la ciencia que estudia el uso de las plantas y sus derivados vegetales para la prevención y tratamiento de las enfermedades. En este sentido, la cantidad de plantas medicinales con una acción beneficiosa para el hígado y la vesícula biliar es bastante considerable. En la actualidad, existen multitud de pacientes con dolencias hepáticas que incluso se someten a intervenciones quirúrgicas, a fin de librarse de las complicaciones de su enfermedad.

Plantas medicinales para la vesícula y el hígado

El número de pacientes operados de la vesícula sigue siendo bastante elevado. Esto en algunos casos implica una serie de problemas postoperatorios como es, por ejemplo, el “síndrome postcolecistectomía” que, incluso puede llegar a requerir una nueva intervención quirúrgica. El tratamiento por medio de fitoterapia supone importantes avances en este sentido. Se trata de un recurso no agresivo que alivia de manera considerable el dolor, así como la inflamación.

Las plantas medicinales utilizadas en este caso por la fitoterapia poseen diferentes acciones:

  • Acción colerética (aumento de la secreción de bilis por el hígado).
  • Acción colagoga (aumento de la evacuación de la bilis por estímulo de la contracción de la vesícula biliar).
  • Acción espasmolítica o antiespasmódica.
  • Acción carminativa que impide la formación o favorece la expulsión de gases intestinales.
  • Acción tonificante.
  • Acción laxante (es frecuente que las dolencias relacionadas con la vesícula biliar vayan acompañadas de estreñimiento).

Las plantas más utilizadas son:

  • Cardo mariano: es la planta medicinal más usada en el tratamiento de la hepatitis tanto aguda como crónica. En este sentido, también se ha probado la acción directa del cardo mariano sobre la membrana de las células que forman el hígado. Esto supone una mejora de los trastornos a nivel de estómago e intestino.
  • Ajenjo: las propiedades medicinales de esta planta son conocidas desde hace mucho tiempo. Se ha demostrado que el consumo de ajenjo desinflama la vesícula biliar y aumenta la secreción de jugos biliares. El ajenjo también aporta importantes beneficios para el hígado; ayuda en la eliminación de toxinas para la desintoxicación y mejor funcionamiento de este órgano. Por último, señalar que esta planta también es muy útil para calmar los cólicos biliares o hepáticos.
  • Celidonia: estamos ante una planta que, por lo general, ayuda a calmar los síntomas de la indigestión. Del mismo modo, limpia el hígado y la vesícula, además de ejercer una importante acción espasmódica de las vías biliares.

Otras plantas medicinales utilizadas para el tratamiento y la prevención de los problemas hepáticos son la alcachofa, la milenrama, el rábano, el diente de léon, la menta, el boldo y el espliego, entre otros.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal