Ene 10, 2020

Qué es y para qué sirve la moxibustión

Moxibustion

Dentro de las terapias tradicionales orientales cabe destacar la moxibustión o lo que es lo mismo, el calor sanador. Se trata de un procedimiento de la medicina tradicional China que por medio del equilibrio de energías consigue paliar los síntomas de muchas enfermedades. Veamos cómo funciona.

En qué consiste la moxibustión

La moxibustión es una terapia nacida antes del periodo Neolítico. Sin embargo, este método tal y como lo conocemos en la actualidad se desarrolló en occidente a lo largo de los siglos XVII y XVIII.

La palabra que da nombre a esta terapia significa “cauterizar”. Es decir, quemar sobre una superficie con un material que ha sido previamente calentado. Este método terapéutico consiste en aplicar un calor que activa los receptores térmicos de la piel. De esta manera, estos estímulos compiten con los sistemas de modulación de dolor, combatiéndolo.

 Los puntos en los que se aplica el calor suelen coincidir con aquellas zonas usadas para la acupuntura. Así, se logra sanar determinadas enfermedades por medio del equilibrio de las funciones fisiológicas de cada persona.

La moxibustión aplica la teoría de los canales. Un concepto según el cual el cuerpo funciona como un sistema de redes donde fluye la energía junto con el flujo sanguíneo, interconectando cada parte del organismo.

Los factores externos e internos como las emociones o las energías que se desequilibran son los causantes de carencias o fallos en este sistema. En consecuencia, se produce un desajuste energético causante de numerosas enfermedades y dolencias.

Moxibustion

Usos de la moxibustión

El ámbito clínico de la moxibustión es bastante amplio e incluye tanto problemas ginecológicos, dermatológicos, enfermedades crónicas, problemas pediátricos, etc. Sobre todo esta terapia tiene especial efecto sobre el tratamiento y manejo del dolor. El calor leve penetra en el cuerpo del paciente generando una agradable sensación que le ayuda a minimizar cualquier tipo de molestia.

La moxibustión se utiliza principalmente para:

  • Problemas digestivos.
  • Contra resfriados, gripes y tos.
  • Dolores menstruales.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Lesiones deportivas.
  • Cansancio y fatiga crónica.
  • Falta de concentración y memoria.
  • Dolores articulares, rigidez lumbar, artritis y artrosis.
  • Disfunción sexual.
  • Estrés y problemas de ansiedad.
  • Para fortalecer el sistema inmunológico permitiendo una mayor producción de glóbulos blancos y hemoglobina.
  • Síntomas de la menopausia.
  • Mala circulación y otros problemas sanguíneos.
  • Alteraciones del metabolismo, etc.

La moxibustión se suele aplicar en combinación con la acupuntura, ya que ambas terapias son complementarias y compatibles. Esto implica que el poder sanador de ambas se combina para unos mejores resultados.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español
  • Francés
  • Italiano
  • Portugués, Portugal