Tratamiento sindrome premestrual en kinesiología

Como es sabido la menstruación o ciclo menstrual es resultado  de una serie de cambios hormonales que comienza en el hipotálamo o glándula pituitaria y terminan con los cambios hormonales que afectan a los ovarios y a la producción de óvulos.

El ciclo comienza cuando el hipotálamo libera la hormona GnRH (hormona liberadora de gonadotropinas), lo que hará que las gonadotropinas en la hipófisis estimule la producción de nuevas hormonas como la FSH (Folículo estimulante) y LH (Luteinizante), responsables ambas del ciclo menstrual.

La primera es decir la FSH se encargará de estimular la producción de óvulos y de estradiol (E2), en la primera mitad del ciclo y la LH conjuntamente con la FSH ayudará a madurar los folículos, dando lugar a su incremento y a la ovulación, siendo por tanto muy importante en la secreción de progesterona en la segunda mitad del ciclo menstrual, al estimular  el desarrollo del cuerpo lúteo con el fin de preparar el endometrio para aceptar y nutrir al futuro embrión. Si esto no ocurre los niveles de estrógenos y progesterona disminuyen dando lugar a la menstruación. Se ha visto que determinados cambios en el nivel emocional, o simplemente por las características propias de la persona tanto biológicas como alimentarias y de estilo de vida pueden afectar enormemente en los desarreglos hormonales que se produce en la mujer antes de la menstruación.

Causas del Síndrome Premenstrual (SPM)

Este síndrome se asocia fundamentalmente a la producción excesiva de estrógenos y la deficiencia de progesterona antes de la menstruación. El indicador clave será la relación estrógenos/progesterona.

En estudios realizados con cientos de mujeres, se comprobó una evidente alteración Hipófiso-ovárica, que lógicamente afectaba a la relación de estrógenos y progesterona. Se daban una serie de características en mujeres con SPM:

  • Los estrógenos plasmáticos aumentaban mientras que los de progesterona disminuían entre 5 y 10 días antes de la menstruación.
  • Había un gran porcentaje alto de pacientes con niveles altos de prolactina aunque no en todas, esto mismo ocurría con los niveles de aldosterona.
  • Así mismo los niveles de hormona foliculoestimulante (FSH) aumentaban los 6 a 9 días antes de la menstruación.

Este exceso de estrógenos va a producir también un desequilibrio en los neurotransmisores de ahí el cambio de carácter de muchas mujeres antes del ciclo mensual, con deficiencias de neurotransmisores adrenérgicos, serotonina y endorfinas que a su vez retroalimentarán este síndrome. Además los estrógenos afectan  al estado de ánimo al bloquear la actividad de la vitamina B6, inhibiendo la síntesis hepática de serotonina y reduciendo la capacidad del organismo para mantener los niveles normales de glucosa en sangre.

Síntomas del SPM

Los fundamentales son:

  • Afecta al estado de ánimo (irritabilidad y depresión)
  • Falta de deseo sexual
  • Cefaleas
  • Edemas
  • Dolor en la mamas
  • Fatiga
  • Distensión abdominal
  • Problemas gastrointestinales (diarrea o estreñimiento)

A largo plazo niveles altos de estrógenos se relacionan con:

  • Desequilibrio de la glucosa
  • Fibromas
  • Mamas fibroquisticas
  • Cancer de pecho
  • Cáncer de utero y ovarios
  • Ovario poliquístico
  • Vaginitis
  • Mestruaciones abundantes

Testaje y tratamiento

Para su testaje podremos utilizar un test de hormonas sexuales, o un test de sistema endocrino en donde además de los niveles de estrógenos y progesterona, podremos determinar el nivel de neurotransmisores. También podremos comprobar con la ampolla de desequilibrio hormonal femenino la existencia del problema.

Lo primero es llevar una dieta depurativa para permitir que los receptores hormonales trabajen correctamente, si tenemos toxicidad estaremos dificultando el trabajo normal del organismo a nivel endocrino, por ello la alimentación deberá contener abundante futa y verdura fresca. Evitaremos los azúcares y los productos con altos índices glucémicos. El exceso de proteína animal, alimentos procesados y las harinas refinadas deberán ser evitados o reducidos al máximo. Aumentando el consumo de agua. Si es necesario deberemos utilizar drenadores.

 Una vez realizado esta dieta podremos ayudarnos de un tratamiento que nos permita reducir el nivel de estrógenos y que nos regule sus niveles en relación a la progesterona. Esto se hará con fitoterapia y oligoelementos. Recomiendo la fitoterapia y utilizar un test de fitoterapia o plantas medicinales para mujer, ya que hay innumerables plantas indicadas para este tipo de desarreglos, entre ellas: Black Cohosh, Sauzgatillo, Dong Quai, Regaliz, Salvia o Wild Yam entre otras.

Angel Salazar (angelsalamag@gmail.com)

Kinepharma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Español