Jul 21, 2017
Analia Iglesias

Tratamiento natural de las cataratas sin cirugía

cataratas, vista

Aunque la cirugía es la forma más habitual de tratamiento para la eliminación de cataratas, algunas investigaciones llevadas a cabo en Rusia podrían reemplazar la necesidad de procedimientos invasivos.

El Dr. Mark Babizhayev y sus colaboradores del Helmholtz Eye Institute de Moscú han estado realizando estudios sobre los efectos del compuesto natural N-acetilcarnosina (N-AC no debe confundirse con N-acetilcisteína) desde aproximadamente 1991.

El Dr. Babizhayev ha logrado demostrar que aplicando una solución líquida al 1%  de N-acetilcarnosina directamente en el ojo se puede prevenir la formación de cataratas. También, ha conseguido excelentes resultados en la reducción y eliminación de  las cataratas relacionadas con la edad. Estos resultados se han logrado sin cirugía ni fármacos.

A medida que las células del ojo envejecen se someten a la oxidación y a un proceso llamado glicación, en el que los azúcares se combinan con las proteínas. Se ha demostrado que mediante unas gotas oculares de N-acetilcarnosina se logra prevenir y revertir la reticulación de las proteínas de la lente que conduce a la opacificación y altera la visión.

Se han observado efectos mensurables utilizando las gotas después de sólo un mes de tratamiento, y no ha habido efectos secundarios.
Algunos pacientes ocasionalmente notan una “borrosidad” temporal en su visión durante una hora o dos después del uso. Pero, este efecto parece darse por el proceso de desintegración de la catarata. La investigación sugiere que la inversión de la catarata comienza en la periferia y va reduciéndose hacia adentro.

cataratas, N-acetilcarnosina
Durante el proceso, que parece tomar alrededor de seis meses, la visión se vuelve más clara paulatinamente.
A lo largo de este período de seis meses de tratamiento, más del 41%  de los ojos tratados con las gotas de N-acetilcarnosina mostraron mejoría en la transmisión de luz a través de la lente, el 88,9% mostró una mejoría significativa en la sensibilidad al deslumbramiento y el 90%  mejoró significativamente su agudeza visual.
En ningún caso se dio un empeoramiento del estado. Los ensayos se han extendido por periodos de hasta dos años, en los que, únicamente,  se han observado efectos positivos.
Según los resultados de la investigación, se recomendaría  la aplicación de una a dos gotas de N-AC en cada ojo, dos veces al día.
El efecto máximo sobre la agudeza visual se suele dar entre los tres y cinco meses de tratamiento.
La eficacia del tratamiento dependerá del tiempo que se hayan mantenido las cataratas. Aquellos que tuvieron cataratas durante menos de 7 años experimentaron resultados más rápidos y mejores.
Las personas que mantuvieron las cataratas durante un periodo de 7 a 15 años obtuvieron buenos resultados. Mientras que aquellos  que mantuvieron las cataratas durante más de 15 años mostraron mejoría, aunque en menor grado que los dos grupos anteriores.

 

Analía Iglesias

analia@sibuscas.com

Jul 14, 2017
Analia Iglesias

Qué es la glicina y qué usos terapéuticos ha demostrado tener

glicina, aminoácidos

La glicina es uno de los aminoácidos más comunes y el más simple en su estructura. Sin embargo, es un componente requerido en tantas funciones del cuerpo que su deficiencia puede conllevar numerosos problemas.

La glicina se clasifica como un aminoácido no esencial (lo que significa que se produce abundantemente en nuestros suministros de alimentos normales y nuestros cuerpos pueden sintetizarla cuando sea necesario), debido a esto, se ha prestado muy poca atención a su potencial total en el uso terapéutico.

La mayor parte de la investigación básica sobre la glicina se realizó a principios de 1900, y fue entonces cuando muchos médicos estaban empezando a informar de la amplia variedad de problemas de salud que podrían ser mejorados o eliminados por el aumento de los niveles de glicina. Desafortunadamente, el hecho de que el cuerpo tenga la capacidad de sintetizar glicina no significa necesariamente que siempre se mantengan los niveles adecuados en los tejidos.

Con el constante ataque de productos químicos en el agua, alimentos y medio ambiente así como el estrés, nuestra capacidad para sintetizar la glicina en cantidades adecuadas puede ser insuficiente, sobre todo, si falta materia prima para sintetizarla.

El cuerpo necesita un suministro de proteína de alta calidad para sintetizar glicina adicional. La proteína inadecuada de la dieta es común en los ancianos, no sólo por el tipo de dieta que puedan llevar, sino también por la disminución de la capacidad para producir las enzimas digestivas y el ácido clorhídrico necesario para la digestión apropiada de dicha proteína.

El embarazo también puede ser un factor. Durante el embarazo, el feto requiere de dos a diez veces la cantidad normal de glicina.  Las deficiencias de glicina  pueden afectar tanto a la madre como al crecimiento del niño.

glicina, embarazo

También se ha podido demostrar que la glicina calma el sistema nervioso central y se ha utilizado para ayudar a controlar la epilepsia y disminuir los síntomas de esquizofrenia.

Cuando sufrimos una lesión,  aumentar los niveles de glicina puede avanzar la curación. La glicina es necesaria para la síntesis de los bloques de construcción de nucleótidos del cuerpo – ADN y ARN.

La glicina también tiene un papel  importante en la síntesis del compuesto desintoxicante glutatión, un tripéptido compuesto de tres aminoácidos (glicina, ácido glutámico y cisteína).

También, es necesaria para la síntesis de hemoglobina portadora de oxígeno, sales biliares digestivas y glucosa.

Además, se encarga directamente, de  la desintoxicación de ciertos compuestos como el ácido benzoico. Este ácido es ampliamente utilizado en toda la industria alimentaria como antimicrobiano y como conservante. El ácido benzoico se puede encontrar en elementos tan comunes como pasta de dientes, enjuagues bucales, cosméticos, desodorantes y numerosos alimentos.

Para conocer tus niveles de glicina o el uso terapéutico de la misma, puedes utilizar el kit del test de aminoácidos.

Analía Iglesias

analia@sibuscas.com

Jul 7, 2017
Analia Iglesias

La calabaza, ¿qué ganas añadiéndola a tu dieta?

La calabaza, beneficios

La calabaza es una fuente muy rica en carotenoides,  potentes antioxidantes que le otorgan a la calabaza su condición de superalimento.

 Los carotenoides tienen la capacidad de evitar el riesgo de varios tipos de cáncer y enfermedades del corazón, junto con, las cataratas y la degeneración macular del ojo.

Estos antioxidantes neutralizan los radicales libres, manteniendo a raya a las células cancerígenas y la piel libre de arrugas.

Pero existen razones de peso para añadir la calabaza a la cesta de tu compra, por ejemplo:

  • Su alto contenido en fibra contribuye a la pérdida de peso y al buen tránsito intestinal.
  • Las semillas de la calabaza son  ricas en fitoesteroles, que contribuyen a reducir el colesterol LDL o colesterol “malo”.
  • Contiene beta-carotenos, antioxidante, también con un papel relevante en la prevención del cáncer.
  • Las semillas de calabaza son ricas en el aminoácido triptófano, importante en la producción de serotonina y GABA, para regular nuestro estado de ánimo.

Las semillas de calabaza

Las semillas de calabaza podrían ser especialmente saludables para los hombres. Investigaciones realizadas demuestran que el aceite de semilla de calabaza bloquea el crecimiento de la próstata.  Un cuarto de taza de las semillas también contiene alrededor de 2,75 mg de zinc (alrededor de 17 por ciento de la ingesta diaria recomendada para adultos), que contribuye a la salud sexual masculina. En un estudio de la Universidad Estatal de Wayne, los hombres que reducían su ingesta de zinc en la dieta, tenían niveles significativamente más bajos de testosterona después de 20 semanas.

Una taza de calabaza cocida recarga de combustible nuestro organismo, con unos 564 miligramos de potasio. El potasio extra ayuda a restaurar el equilibrio de electrolitos del cuerpo después de un entrenamiento pesado y mantiene los músculos en estado óptimo.

Con 7.384 mg por 100 g, es una de las hortalizas de la familia Cucurbitácea con niveles más altos de vitamina-A, proporcionando aproximadamente 246% de RDA. La vitamina A es un poderoso antioxidante natural y es requerido por el cuerpo para mantener la integridad de la piel y de la mucosa. También es una vitamina esencial para la vista.

Además, es una fuente sólida de vitamina C. Una taza de calabaza cocida contiene más de 11 miligramos, o casi el 20 por ciento de los 60 miligramos/día que la IOM recomienda a las mujeres. En los hombres alrededor de 75 miligramos.

La Calabaza es una buena fuente de vitaminas del complejo B, como los folatos, niacina, vitamina B-6 (piridoxina), tiamina y el ácido pantoténico.

Por tanto, tanto la calabaza como sus semillas, son fuentes concentradas de proteínas (aminoácidos), minerales y vitaminas beneficiosas para la salud. ¿Aún no la has incluido en tu menú? ¡A qué estás esperando!

Analía Iglesias

analia@sibuscas.com

 

Jun 30, 2017
Analia Iglesias

Las bacterias intestinales influyen en nuestras preferencias alimentarias

las bacterias intestinales

En los últimos años, se están haciendo nuevos descubrimientos acerca de la importancia de establecer y mantener la flora intestinal adecuada. Se va descubriendo cómo un desequilibrio puede ser una causa subyacente de todo, desde el cáncer y las enfermedades del corazón al estado de ánimo y ansiedad.

Nuestros cuerpos están cubiertos de estos microorganismos. El número de bacterias que viven justo dentro del cuerpo humano supera las células humanas de 10 a 1 . Y ahora parece que estas bacterias pueden en realidad manipular nuestras decisiones acerca de lo que comemos y bebemos.

Tenemos una comunidad muy diversa de microorganismos en el intestino. Todos ellos tienen un objetivo principal: la supervivencia (de ellos, no necesariamente la nuestra). Las diferentes especies prefieren diferentes nutrientes. A algunas les gusta el azúcar, otras prefieren la grasa y otras los vegetales.

Ahora, los investigadores han demostrado que las bacterias del intestino manipulan nuestro comportamiento y nuestro estado de ánimo, alterando químicamente las señales nerviosas que el cerebro utiliza para monitorear la actividad en el intestino.

Al liberar ciertas sustancias químicas, pueden cambiar los receptores gustativos, inducir a la ansiedad y hacernos preferir un alimento sobre otro.

Los investigadores están comenzando a ver cómo estas bacterias pueden liberar toxinas para hacernos sentir mal cuando consumimos algo no a su gusto, y luego  “recompensarnos” mediante la producción de sustancias químicas que nos hacen sentir bien cuando tomamos las decisiones “correctas”.

preferencias alimentarias

Si son las bacterias beneficiosas, no hay problema. Sin embargo, si son las bacterias malas las que tienen el control del intestino, la batalla entre las especies por la comida puede generar algunos cambios indeseables en nuestro organismo.
Sus intereses en su alimentación no siempre están alineados con nuestro plan de dieta, y a menudo lo notamos en la forma de sentir y actuar. Podemos experimentar trastornos del estado de ánimo y ansiedad o  perder nuestra capacidad para controlar las fluctuaciones de azúcar en sangre.
Al influir en nuestros deseos y estados de ánimo por tal de satisfacer sus propias necesidades, las bacterias intestinales son una causa subyacente de la obesidad y de las enfermedades del corazón, dos de las enfermedades más comunes que afectan a nuestra sociedad.

Las bacterias intestinales viven en su propio micro-ambiente dentro de nuestro tracto digestivo y tienen comunicación directa con nuestros sistemas inmunológico, nervioso y endocrino. Con el tiempo, rápidamente averiguan exactamente qué señales químicas les proporcionará la mayor cantidad de alimentos que necesitan para sobrevivir y prosperar.

Con la ayuda del Kit de testaje básico podemos comprobar si nos falta o nos sobra algún tipo de bacterias intestinales.

 

 

Analía Iglesias

analia@sibuscas.com

Jun 21, 2017
Analia Iglesias

Relación entre el Sistema Nervioso Entérico y el tracto intestinal

 

Relación entre sistema nervioso entérico y tracto intestinal

El sistema nervioso entérico (SNE) es aquel que controla y regula nuestro tracto intestinal. La existencia del SNE es la razón por la cual el intestino es conocido como el  “segundo cerebro”. Ahora sabemos que el SNE tiene la capacidad de trabajar de forma autónoma o en conjunto con el cerebro.

El SNE  detecta las amenazas ambientales de igual forma que nuestros ojos, la nariz, la piel, etc. Una gran parte de la información procedente del medio ambiente externo proviene de nuestro intestino, y aunque la información afecta a nuestro bienestar general, no siempre somos conscientes de ello.

El nervio vago, es uno de los actores principales en la conexión del SNE con el cerebro y el intestino. Es el nervio craneal más largo y tiene la distribución más amplia de cualquiera de los del cuerpo. Este nervio conecta el tracto intestinal con el cerebro, y el 90%  de todas las señales que pasan a lo largo de este nervio viajan desde el intestino al cerebro y no desde el cerebro hacia abajo como se pensaba anteriormente.

Nuestro segundo cerebro también produce numerosas hormonas y cerca de 40 diferentes neurotransmisores que se encuentran también en nuestro cerebro.

neurotransmisores

De hecho, el 95% de toda la serotonina del cuerpo encontrada en un momento dado se encuentra en el sistema nervioso entérico.

 Investigaciones realizadas demuestran cómo las señales nerviosas enviadas del intestino al cerebro, que pasan a lo largo del nervio vago, afectan a nuestro estado de ánimo. Este hecho sugiere que la estimulación del nervio vago puede ser un tratamiento efectivo para la depresión.

También se ha podido demostrar que el consumo de alimentos grasos envía un fuerte mensaje desde el intestino al cerebro que rechaza la emoción de tristeza. El origen de esto, suele tener como detonante el estrés percibido.

El estrés hace que el intestino aumente la producción de la hormona llamada grelina. La grelina envía mensajes al cerebro, a través del nervio vago, dando la orden de que se libere más dopamina, una sustancia que reduce la depresión y la ansiedad. Sin embargo, la grelina también nos hace tener más apetito. El estrés inicia una cadena de acontecimientos que conduce a un aumento del hambre y un ansia por los alimentos grasos.
Todo esto ayuda a explicar por qué los alimentos ricos en grasas nos hacen sentir bien cuando nos sentimos deprimidos o estresados. Como por ejemplo, suplir nuestra tristeza con una gran porción de helado.

Para asegurarte de que existe una buena conexión entre el Sistema Nervioso Entérico y el cerebro es importante conocer el estado de nuestro nervio vago, para ello, dispones del test de los nervios principales.

Analía Iglesias

analia@sibuscas.com

 

9 nutrientes para tratar la depresión

la depresión

Durante el tratamiento de la depresión es muy importante proporcionarle a nuestro organismo ciertos nutrientes que desempeñan funciones relevantes que repercuten directa o indirectamente en nuestro estado de ánimo.

El Omega-3 ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y la acumulación de placa en la sangre. Al reducir el colesterol malo, también estas ayudando a tu cuerpo a luchar contra el estrés y aliviar la ansiedad, la tensión y por supuesto, a prevenir enfermedades del corazón.

Ácido Fólico: (requerido para la producción de energía) se considera uno de los principales alimentos del cerebro. Si el cerebro funciona correctamente, ayudamos a prevenir la ansiedad y la fatiga. El ácido fólico funciona mejor cuando se combina con vitamina C, vitamina B6 y vitamina B12. Muchas investigaciones han indicado que una deficiencia de ácido fólico puede conducir a la depresión, insomnio, olvido, hiper-irritabilidad, apatía, fatiga y ansiedad.

El GABA (ácido gamma-aminobutírico); es un aminoácido que ayuda a reducir la ansiedad, permite que la persona se sienta más relajada, permite la toma de decisiones de manera racional, promueve un sueño reparador y mejora la recuperación tras el entrenamiento. Algunos estudios han demostrado que tiene efectos similares a los de las benzodiacepinas.

SAM-e, abreviatura de S-adenosil-metionina, se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar este síndrome. Parece funcionar más rápido que la hierba de San Juan en terapia nutricional para la depresión. Los resultados se pueden empezar a ver en tan sólo dos semanas, pero para la mejoría notable se debe tomar durante al menos un mes.

Selenio; es un importante antioxidante que protege los neurotransmisores. La deficiencia en selenio ha demostrado tener un impacto negativo en el estado de ánimo. Lo contienen la alfalfa, semillas de hinojo, ginseng, mantequilla, ajo, hígado, nueces de Brasil, mariscos y otros peces, semillas de girasol, milenrama, germen de trigo y levadura de cerveza.

selenio, nueces de brasil

La vitamina B1(tiamina) ha demostrado tener efectos positivos sobre el sistema nervioso y el bienestar mental. Se encuentra en guisantes, soja, pan fortificado, cereales, pasta, pescado, cerdo, granos enteros y frijoles secos. La ingesta prolongada de grandes cantidades de alcohol agota el suministro de vitamina B1 de su cuerpo.

Se sabe que la falta de vitamina B6 causa ansiedad y depresión. La formación de ciertas sustancias químicas del cerebro requiere esta vitamina. Son ricos en vitamina B6, las carnes (particularmente las carnes de órganos como el hígado), los granos enteros y el germen de trigo.

La vitamina B12 es necesaria para la energía, la función cerebral y un sistema nervioso saludable. Por esa razón, es una parte importante de la terapia nutricional para la depresión.

Zinc: este mineral esencial, se ha encontrado que tiene efectos positivos sobre el sistema nervioso y ayuda a producir un efecto calmante. Lo contienen las ostras, carne, aves de corral, nueces, frijoles y productos lácteos.

 

Jun 2, 2017
Analia Iglesias

La doble cara de la histamina

histamina

La histamina es una sustancia química natural que actúa en el cuerpo y que es indispensable en el funcionamiento eficiente de los diversos sistemas que forman nuestro organismo.

Es un neurotransmisor (producto químico que transmite mensajes entre las células del sistema nervioso) implicado en:

  • La regulación del ácido del estómago (gástrico)
  • La permeabilidad de los vasos sanguíneos
  • La contracción muscular
  • La función cerebral.

Las concentraciones más altas de histamina se encuentran en la piel, pulmón y estómago, con cantidades más pequeñas en el cerebro y el corazón.

La histamina es también esencial en la defensa del cuerpo contra la invasión de agentes potencialmente causantes de enfermedades, tales como bacterias, virus y otros cuerpos extraños.

La histamina se hace y se almacena dentro de las células blancas de la sangre (leucocitos), tales como los mastocitos en los tejidos y basófilos que circulan en la sangre. Cuando el sistema inmune se activa en respuesta a materiales extraños que entran en el cuerpo, la histamina es liberada para dar lugar al proceso llamado inflamación.

células, sistema inmune

En la inflamación, ya sea cuando se produce en la defensa del cuerpo ante una lesión o infección, o como resultado de una reacción alérgica, los linfocitos, citoquinas y anticuerpos (sistema inmunitario) envían señales a los leucocitos para que liberen histamina. Sin embargo, esta no es la única fuente de histamina del cuerpo.

Por ejemplo, en nuestro intestino grueso hay un gran número de microorganismos que son capaces de producir histamina. Desde aquí, la histamina se puede transportar a través de la pared intestinal a diferentes lugares del organismo.

Sin embargo, diversas condiciones fisiológicas anormales pueden conducir a una intolerancia a la histamina, en particular un defecto en el proceso de descomposición de histamina (llamado catabolismo).
En condiciones fisiológicas normales el exceso de histamina se degrada por dos sistemas de enzimas: histamina transferasa N-metil (HMT), y en el intestino por la diamina de la enzima de la mucosa oxidasa (DAO). De los dos sistemas, es la deficiencia en el sistema de la enzima DAO la que ha recibido mayor atención como la causa probable de “intolerancia a la histamina”.

En condiciones normales, cuando los niveles de histamina aumentan más de lo necesario, estas enzimas degradan rápidamente el exceso. Sin embargo, cuando la velocidad de descomposición de la histamina es insuficiente para hacer frente a este exceso, el nivel total de histamina en el cuerpo se eleva, dando lugar a una gran variedad de síntomas, más o menos graves en función de cada individuo.

Para diagnosticar un exceso de histamina en el organismo puedes realizar el test básico ampliado y con el test de alergias puedes detectar una carencia de la enzima DAO y de otros nutrientes que regulan el nivel de histamina.

 

Analía Iglesias
analia@sibuscas.com

May 26, 2017
Analia Iglesias

La tiroides y el Triple Recalentador

La tiroides y el Triple Recalentador.

La tiroides es una glándula en forma de mariposa situada en la parte delantera del cuello. Aunque su tamaño es muy pequeño en comparación con el resto de órganos del cuerpo, las hormonas producidas por la glándula tiroides afectan a casi todas las células del organismo.

Hay ocho meridianos de acupuntura que están conectados directa o indirectamente con la glándula tiroides alrededor del cuello. Estos son los de Riñón, Hígado, Vesícula biliar, Vejiga, Estómago, Bazo, Intestino delgado y concretamente, el meridiano Triple Recalentador.

Esto indica que un trastorno en cualquiera de estos meridianos del resto del cuerpo también puede afectar a la función de la glándula tiroides.

Por tanto, en la prevención de cualquier disfunción de esta importante glándula conviene extender nuestro campo de diagnóstico y tratamiento a más de un meridiano.

Sin embargo, la glándula tiroides está regida por el meridiano Triple Recalentador, también conocido como Sanjiao.

meridiano Triple Recalentador

El Triple Recalentador es un meridiano yang que pertenece al elemento Fuego y se empareja con el Meridiano Maestro Corazón que es Yin. Su momento de máxima actividad se da entre las 21:00 y 23:00 horas y 12 horas después se encontrará en su momento menos activo.

 No hace referencia a un órgano o estructura física en si misma sino que su actividad se refiere a un conjunto de funciones del organismo.

Concretamente, su nombre hace referencia a los tres segmentos del cuerpo que este meridiano coordina por tal de mantener la homeostasis.

Estos tres segmentos, se les conoce como ‘calentadores’ y están situados en el tórax, abdomen, y pelvis.

En su recorrido que va desde la parte externa del dedo anular (1TR) en el dorso de la mano hasta el extremo externo de la ceja (23TR), se encuentran estos tres calentadores que podemos diferenciar según las funciones que regulan:

Calentador Superior; participa en el transporte de la energía y sangre necesarias por tal de nutrir todo el cuerpo. Los órganos que coordina se encuentran en la zona del tórax y está vinculado con el meridiano de Pulmón y  Corazón.

Calentador Medio; colabora en la digestión y absorción de los alimentos. Los órganos que coordina se encuentran en la zona del abdomen.  Este calentador está relacionado con los meridianos de Estómago y Bazo.

Calentador Inferior; proporciona el flujo de energía necesario para la regulación del metabolismo del agua, su almacenamiento  y excreción en forma de orina. Los órganos que coordina se encuentran en la zona de la pelvis. El calentador inferior está relacionado con los meridianos de Riñón y Vejiga.

Analía Iglesias
analia@sibuscas.com

 

 

 

 

May 19, 2017
Analia Iglesias

Congestión del hígado: Factores y síntomas

congestión de hígado

La congestión del hígado es causada por la sobrecarga tóxica y se produce cuando este es incapaz de desintoxicar el torrente sanguíneo con eficacia.

Cuando el hígado está congestionado, las toxinas circulan por el torrente sanguíneo y pueden llegar al cerebro, sistema nervioso u otros órganos.

Ante una sobrecarga, el hígado intenta expulsar las toxinas de exceso y estas van a parar  a los riñones, causando congestión adicional.

Los factores más importantes involucrados en el tratamiento de todas las enfermedades del organismo humano son el hígado y la congestión de la vesícula biliar. De hecho, los médicos han encontrado que en todas las enfermedades graves, en particular el cáncer, el hígado estaba en condiciones extremadamente pobres.

¿Qué factores predisponen a la congestión del hígado?

  • Exceso de alcohol, carbohidratos refinados, cafeína, hidrogenados
  • Grasas y aceite.
  • Intoxicación alimentaria.
  • Toxinas ambientales.
  • Estreñimiento crónico.
  • Candidiasis crónica /Disbiosis intestinal

La importancia de la bilis en la congestión del hígado

La bilis se almacena en la vesícula biliar en una forma más concentrada, pero tiene extrema importancia en todas las áreas del cuerpo.

Muchos problemas de espalda pueden ser el resultado directo de un flujo de bilis inadecuado. El líquido sinovial alrededor de todas las articulaciones disminuirá si el flujo biliar es bajo, causando a veces un fuerte dolor articular.
Muchas personas aliviarán el dolor con cortisona creyendo que, por error, es artritis o alguna otra enfermedad inflamatoria. La cura, por supuesto, viene con la limpieza del hígado.

El  estreñimiento también impide la eliminación de toxinas provenientes del hígado, las cuales al no poder ser evacuadas siguen en circulación y mantienen esta sobrecarga hepática.

Sin embargo, también puede quedar congestionado por un exceso de grasa, azúcar, alcohol, productos de harina blanca y productos químicos encontrados en el agua, los alimentos y el aire.

Otra área del cuerpo que puede sufrir de falta de bilis son los senos paranasales. Este lubricante calmante (bilis) mantiene las membranas mucosas húmedas, de lo contrario se resecan y se inflaman.

La mayoría de los tipos de alergia se pueden remontar a la congestión del hígado. El hecho de evitar los alimentos que causan reacción nos permitirá controlar la alergia, sin embargo, no lograremos la curación.

Las alergias y las condiciones del seno tienden a desaparecer después de haber realizado una limpieza hepática.

Además, el cuerpo comienza a sufrir los efectos de una mala asimilación de los nutrientes solubles en grasa, que puede jugar un papel en el desarrollo de eccema, psoriasis, piel seca, caída del cabello, la tendinitis, la ceguera nocturna, acumulaciones de calcio en los tejidos, y a veces agrandamiento de la próstata en los hombres.

También se pueden dar casos de hemorroides debido a la obstrucción de la vena porta que no puede drenar el hígado y provoca su saturación.

Para realizar un test  completo del hígado y diagnosticar posibles dolencias  relacionadas con este órgano puedes utilizar el kit de enfermedades del hígado y vesícula biliar.

Analía Iglesias

 

May 12, 2017
Analia Iglesias

Emociones Positivas y Sistema Endocrino

emociones positivas y sistema endocrino

Emociones positivas y hormonas

Las emociones positivas o negativas son el resultado de reacciones químicas que tienen lugar en nuestro organismo.

Las hormonas son las protagonistas de llevar a la acción el resultado de estas reacciones químicas. Ellas despiertan estímulos que a nivel mental se traducen en emociones negativas, como la ira y la tristeza,  o bien, emociones positivas, como el amor y la felicidad.

Para dominar estos estímulos nos puede ayudar ser conscientes de qué hormonas debemos sintetizar para que nuestra mente tienda a las emociones positivas y sobretodo saber de qué manera podemos aumentar sus niveles en nuestro organismo.

Ante la presencia de estados de depresión crónica es importante saber si nuestros neurotransmisores y hormonas están siendo sintetizados correctamente por nuestro sistema endocrino. Para ello podemos ayudarnos de la kinesiología  realizando un test del sistema endocrino.

Emociones positivas y endorfinas

Las endorfinas son los analgésicos naturales del cuerpo, ya que bloquean el dolor. La mayoría de las personas son conscientes del hecho de que el ejercicio libera endorfinas, pero desconocen la razón que lo origina. Tiempo atrás, en la edad de piedra, las endorfinas ocuparon un papel muy importante en la supervivencia de nuestros antepasados, ya que les permitieron seguir funcionando a pesar del dolor y escapar de los depredadores. Hoy en día, ya no necesitamos escapar de los depredadores, por lo que sólo producimos endorfinas cuando realizamos ejercicios anaeróbicos; estas hormonas nos ayudan a seguir adelante, incluso después de haber agotado nuestras reservas de oxígeno.

Cómo aumentar tus niveles de endorfinas:

  • Hacer ejercicio para hacer frente al dolor crónico.
  • Comer comida picante, ya que la lengua tiene receptores que reaccionan a la especia mediante el envío de mensajes al cerebro similares a las señales de dolor, haciendo que su cerebro desencadene la liberación de endorfinas.

Emociones positivas y serotonina

La serotonina es la hormona clave de la felicidad, ya que regula el estado de ánimo, previene la depresión, irritación y frustración y  hace que uno se sienta más alegre y satisfecho.

Cómo aumentar tus niveles de serotonina:

  • Pasar tiempo al sol, ya que la luz del sol hace que tu cuerpo produzca vitamina D y esta a su vez, provoca la liberación de serotonina.
  • Pensar o visualizar situaciones pasadas o proyectadas en el futuro, que nos hagan sentir felicidad, alegría o bienestar. Nuestro cerebro produce serotonina ante el estímulo que generan estos pensamientos.
    • Consumir alimentos ricos en triptófano, una sustancia que el cuerpo convierte en serotonina.
  • Hacer un entrenamiento de baja intensidad, ya que tu cuerpo produce serotonina cuando se está realizando el ejercicio aeróbico, en contraposición a las endorfinas que produce durante el ejercicio anaeróbico.

emociones positivas y dopamina

Emociones positivas y dopamina

La dopamina es la hormona del placer que se libera cuando uno se esfuerza para lograr un objetivo. La dopamina te motiva a trabajar duro para que puedas lograr la satisfacción de alcanzar esa meta. También mantiene la alerta mental y ayuda a concentrarse.

Cómo aumentar tus niveles de dopamina:
• Establecer metas diarias, mensuales o incluso a largo plazo. Lo importante es que la persona tenga una meta presente a la que enfocar sus esfuerzos.
• Establecer los objetivos del ejercicio, ya que la dopamina aumenta a la par con la serotonina y las endorfinas cuando se hace ejercicio. El establecimiento de objetivos aumentará aún más la producción de dopamina.
• Comer alimentos ricos en proteínas.

Emociones positivas y oxitocina

La oxitocina es la hormona del amor, se libera en grandes cantidades durante las relaciones sexuales y el parto pero también durante otros tipos de contacto físico afectuoso, como los abrazos o las caricias. La oxitocina también aumenta los sentimientos de amor y confianza.

Cómo aumentar tus niveles de oxitocina:
• Mostrar afecto a tus amigos, pareja y familia. Puedes abrazar a tus padres, lanzar un brazo alrededor de un amigo o acurrucarte con tu pareja.

 

 

Páginas:1234567...27»